IGNORANCIA SOBRE EL BACHILLERATO

A partir de una nota escrita por Rubén Álvarez, publicada el 21 de noviembre en el portal de “Educación Futura” (educacionfutura.org), manufacturo esta colaboración. La nota reseña la opinión de tres expertos en la mesa “Las políticas para la educación media superior: objetivos y retos”, dentro del XII Congreso Nacional de Investigación Educativa organizado por el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE) en Guanajuato. Los expertos son, en orden de aparición: Sylvia Ortega Salazar, directora general del Colegio de Bachilleres; Juan Fidel Zorrilla y Lorenza Villa Lever, investigadores de la UNAM.

La nota no la reseño ni me detengo en detalles. Es clara y confío en el buen juicio del redactor; los interesados pueden consultarla en el portal. A mí me interesa comentar dos asuntos de manera breve: el primero es la conformación de la llamada “conversación educativa”. No es una crítica a los ponentes (con Zorrilla tengo una añeja amistad), o a los responsables del programa académico en el COMIE, de quienes solo tengo estupenda opinión. Lo mío es el lamento de que en un país con tanta diversidad y tantas expresiones ricas en muchas entidades y en las universidades públicas estatales, nada más esté representado el mundo académico del DF. Tampoco hay nada contra los defeños; es un lamento, enfatizo, de que las universidades estatales no aporten un experto (por lo menos) que pueda decir algo distinto desde otro lugar, en un país heterogéneo e inequitativo.

El segundo comentario alude a lo dicho (de acuerdo con la nota, reitero) por la directora general del Colegio de Bachilleres (CB), Sylvia Ortega, antes rectora de la Universidad Pedagógica Nacional y de la Universidad Autónoma Metropolitana. En casi todo lo dicho por ella estoy de acuerdo; algunas opiniones son de sentido común pedagógico. Discrepo en un punto resaltado en la nota: “No sabemos casi nada de las prácticas en media superior”, habría dicho. Aquí va mi opinión.

Evidentemente, de nada sabemos todo, de todo sabemos poco, o menos de lo posible y deseable. Una verdad de Perogrullo. Pero decir que no sabemos casi nada es un juicio que a fuerza de repetirse y repetirse genera efectos nocivos. Es parte de la historia de clichés en la educación media superior, que en buena medida fue creada desde las instancias gubernamentales, a quienes por décadas se les olvidaron varios millones de estudiantes, y luego acusaban al aire de lo mal que egresaban o de las deficientes escuelas. A ver, ¿quiénes no saben nada?, ¿de qué no sabemos casi nada?, ¿leyeron lo producido sobre los bachilleratos, lo conocen por lo menos?

Un funcionario, un director, un investigador, quien quiera enterarse de la situación en los bachilleratos tiene un camino relativamente fácil: lee lo que hay (habrá de todo, bueno y malo) sobre el tema como resultado de investigaciones o ensayos o, si lo desea y tiene condiciones, se mete a las escuelas con un proyecto, trabaja con los maestros, les pregunta, conversa con ellos, los observa, analiza, reflexiona, redacta su informe, lo discute con los profesores observados y dialogantes. De eso Juan Fidel Zorrilla sabe como pocos porque lo hizo en el CCH y en varias universidades (en Colima, entre ellas) y colegios de bachilleres, pero que la directora del CB lo diga (habiendo ocupado la rectoría de la UPN), me parece un signo de preocupación. Tiene razón Zorrilla: en una reforma educativa el aula y la escuela son innegociables. Pero de eso saben muy poquito, normalmente, quienes redactan y aprueban reformas sin consultar a los responsables de aplicarla.

Pobre educación media superior. Además de desconocida para quienes la dirigen, sigue siendo el receptáculo de dogmas repetidos desde hace algunas décadas. ¿En verdad hace falta descubrir el hilo negro para transformarla?

Twitter@soyyanez

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    Bien dicho JC! Fundamentalmente es cuestión de voluntades. La voluntad de adentrarse en el tema y tener la voluntad decidida por parte de los diferentes actores de mejorar las condiciones en que se dan los servicios educativos. Personas tratan de “reinventar” la educación y pasan sus reformas educativos para satisfacer la demanda de los ciudadanos sin en realidad hacer poco sustantivo. Dádivas como laptops para niños de 5 y 6 grada de nada sirve más que promover políticas educativas caducos o sin sentido.

  2. jorge salvador ciprian figueroa 1J dice:

    Very good review.

    Good post.

    Is worrying.

    We know little.

  3. Juan Fidel Zorrilla dice:

    La educación mexicana requiere como bien lo señala Juan Carlos Yáñez de la convergencia de voluntad política; utilizacion de la información existente; integración de la experiencia de las instituciones, de los planteles, de los académicos así como de la consideración de la diversidad y pluralidad del país. Considero que hoy en día existen condiciones mejores, que las que se obtuvieron en el pasado, para que esto se logre. Pero la convergencia no es suficiente ya que se precisa también concretarla en programas que justamente apoyen iniciativas en planteles individuales para que desde ahí se lleven a cabo. Quizás inicialmente pudiese abrirse la participación a algunos cientos de planteles, lo que sería un buen comienzo. Saludos.

  4. Como directora de un proyecto de preparatoria particular observo que algunos profesores se pierden en el camino y no es sino en la discusión de su práctica y temario, cuando se ponen de acuerdo… ya que los temarios y libros que sugiere la secretaria de Colima son en algunos aspectos atrasados en mi punto de vista. Otra cosa es que casi no hay supervición del trabajo en general,,, efectivamente POBRES ALUMNOS injusticias se cometen no solo en la política y en el derecho hay huecos también en la educación. Obviamente no necesitamos quien nos empuje a hacer lo que debemos, los que con ética nos orientamos en la labor educativa y administrativa. Hago (hablo por mi) lo que me toca hacer y me pregunto si es lo más correcto… No sabría decir si ésta minoría de alumnos tengan las mismas oportunidades que tendrían los egresados de las universidades que reciben financiamiento del gobierno (nosotros no recibimos nada ni soñar)ésta minoría es la clase trabajadora también necesitan supervisión.

  5. 2b jose luis venegas villalvazo dice:

    I think we young we should be interested in our high school education because we are the future .our ignorance leads us to give a decline in high school.besides you have to update and propose new ways of teaching of any class.the youngs in high school education should respect each other so that there is discrimination in the schools of education in high schools.today there is a little improvement generated in high school education but with further improvements in the high schools of the University of Colima is a university will have quality

  6. 1K Leonel Arroyo Elizarraraz dice:

    Poverty is very important factor, as well as the violent school environment, and even more the irrelevance that youth perceive in curriculum.
    The situation prevailing in the country that discourages young people, poverty, lack of employment and better opportunities.

Deja tu comentario