LA POBREZA EN EL ADN

La pobreza es una marca congénita en México. La gesta de independencia dejó un país destrozado, empobrecido, explotado, como toda la América Latina después de varios siglos de salvaje colonización. Así queda claro en la historia, en obras magistrales como Las venas abiertas de América Latina (Eduardo Galeano).

No hay ninguna novedad en la recapitulación. Cuando se constituyó la nación la gran mayoría de la población mexicana era pobre; las cifras del analfabetismo, abrumadoras. A pesar de sus enormes potencialidades y riquezas, en su desarrollo la población se multiplicó en la pobreza y sigue sobreviviendo en las fronteras de la prosperidad, unos lejos, otros más lejos. Las cifras son inocultables, no hay forma de maquillarlas.

Se dice fácil y corto: presente y pasado pobres. El futuro no pinta de otro color. Sin cambio de rumbo, es decir, de prioridades, seguirá hundiendo en la pobreza a la mitad de su población. Los ejemplos hay que buscarlos en la historia, en la nuestra y en la de otros países de la región. El problema no es de colores partidistas. Es político, cultural, económico y ético.

Los programas asistenciales y las políticas sociales de fuerte impronta electoral, las únicas que conocemos acá, no sirven para curar enfermedades sociales estructurales. Las becas a los estudiantes no resuelven los problemas del desempleo en los padres y madres; las becas a las mujeres no revierten su perenne condición de víctimas de la desigualdad; los seguros médicos populares no salvan de las enfermedades de la miseria, tampoco resuelven los graves problemas de la obesidad y de la desnutrición, en cuyos rankings el país ocupa lugares de privilegio en el mundo. Al mismo tiempo, la educación privada crece y se convierte en jugoso mercado, lo mismo que la salud; las industrias de la comida chatarra y las bebidas gaseosas gozan, esas sí, de una robusta obesa salud. Por citar ejemplos.

Estos problemas de concentración de riqueza y socialización de la pobreza, crecientes ambos, tienen su expresión en la escuela. Inaugurar escuelas públicas en contextos paupérrimos no garantiza que los estudiantes asistan y, cuando asisten, la certeza es que una buena cantidad de ellos no terminará; los que concluyan, con altas probabilidades habrán recibido una educación mediocre, no sólo por profesores mal preparados e irresponsables, sino porque este sistema social en su conjunto difícilmente permite romper condicionamientos.

Otra expresión dramática de aquellos problemas es que las escuelas más pobres, con las pedagogías más insuficientes y en las peores condiciones, están destinadas, en general, a los más pobres. Escuelas pobres para los pobres; escuelas muy pobres (o “no escuelas”) para los muy pobres. No son consignas ideológicas pasadas de moda. El Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial es ilustrativo.

Si a los programas asistenciales para combatir la pobreza, de impronta autoritaria, sumamos las actitudes recientes del subsecretario de Educación Superior minimizando el problema de los rechazados en educación superior, y de Rosario Robles anunciando los ajustes en el Programa Oportunidades, porque descubrieron que tener hijos es negocio entre los indígenas, menos razones tenemos para un mediano optimismo.

Autoritarismo e insensibilidad, incomprensión y obsesión por justificar avances sin el reconocimiento de los problemas son un camino que sólo profundizará las brechas y las desigualdades. El México más profundo, de piel mestiza o indígena, que nació pobre, que persiste pobre, no tiene un horizonte distinto. Pobre México pobre.

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    Juan Carlos

    Gracias por compartir estas reflexiones tan relevantes. Estoy convencido que existen personas en México, como tú, que de sobremanera conocen la problemática educativa-social en nuestro país. He leído propuestas interesantes que me alientan porque proponen acciones concretas que están de acuerdo con lo que aprendí en la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Houston hace más de 35 años. Lástima que México es solamente uno de muchos países en que sus líderes no saben/quieren leer.

  2. Guillermo dice:

    Las palabras que pone con gran coherencia, aún, se quedan cortas ante la realidad que impera en los nuestros, nuestros conciudadanos. Los mecanismos usados son meros atenuantes a promesas electorales incumplidas, siempre incumplidas, porque no obedecen al fondo de la necesidad real de nuestro país.Es evidente que pretenden seguir viendo a la población de manera peyorativa, para ejemplo el chascarrillo que se escuchó hoy, que lo que se aprende en la escuela no sirve en la vida real, y viniendo de quien lo dijo: ¡Cuidado! Por eso la gestión en cualquier materia en nuestro país carece de autoridad y brinda nulos resultados para revertir lo que bien expresa, como la enfermedad de nuestra sociedad.

  3. 2B MIGUEL MEDINA TEJEDA dice:

    I’m agree with this article, for the beginning this country has been controled by the spanish conqueest.
    I think that the government doesn’t wanna see for the others needs of the population. I think that they only have to take the money for they.
    In fact the government bring public education but this is not good.
    The government have to improve their public education, if they do this, probably the country go better.
    This is an interesting article, i like the topic, keep writting about this.

  4. 2B Juan Manuel Alcaraz Aguirre dice:

    first, I like how you describe this reality in our Mexico.
    I think that a Mexican big problem is monopoly, we are full of this virus, also we have bigger international companies in our territory that I think is bad, because they end with small mexican company. I like to talk of Germany because they don’t have these monopolies like Wal-mart. they have their companies and thus they conserve their money in their country.

  5. 2A Edna Isabel Martinez Gomez dice:

    The poorest schools, with the most inadequate pedagogies and in the worst conditions should be improved for poor people.
    The government should improve public education for all.
    I think that scholarships do not solve the problem of students but a little help with school costs.

  6. 2°J Jorge Salvador Ciprian dice:

    Unfortunately it is true the potenciabilidades multiplied in poverty.

    The future does not look like a different color, but we can go slowly starting to improve oneself.

    Scholarships to students not solve unemployment problems in parents.

    Private education grows and becomes profitable market.

  7. 2B Celso Alejandro Maldonado Mendoza dice:

    Only mexico can arrange to have top spots in obesity and malnutrition at the same time. While that is happening with mexico is not our fault nor do nothing to remedy it.
    We were sitting watching mediocre spectators who we are.
    Would that the Government does nothing to improve education? Easy a uneducated people is more easy to control.

  8. 1K Leonel Arroyo Elizarraraz dice:

    Poverty in Mexico is that there is no employment; I think that we don’t want to exploit our resources this country is very rich in all kinds of resources.
    Most of the jobs are poorly paid.
    Having a career is something rich, since education is expensive and there is little help.
    Have a career you greater possibility to overcome you, but it is just that a possibility.

Deja tu comentario