LEY DE DERECHOS DE LOS NIÑOS… ¡SIN NIÑOS!

La semana pasado se anunció en medios locales que el Congreso del Estado realizará un foro para (dice el editorial de El Comentario) “analizar, debatir y enriquecer el contenido de la Ley de los Derechos y Deberes de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Colima”. Loable, sin duda.

Sigo la nota: “La intención fundamental es homologar las disposiciones constitucionales y armonizarlas con la ley general aprobada por el Congreso de la Unión. El objetivo también es lograr que los menores de edad en la entidad tengan garantizado el pleno ejercicio de sus derechos”. ¡Veremos adelante si es congruente la propuesta con el objetivo!

Para el magnánimo fin están convocados casi todos los que deben participar: los DIF estatal y municipal, la Comisión estatal de derechos humanos, la procuraduría de defensa del menor, el consejo tutelar, distintas secretarías (Educación, Salud, Desarrollo Social, entre otras), y también la “sociedad civil”.

Casi todos, dije bien y reitero. Solo faltaron los más importantes. ¿Adivinaron? Pues sí: niñas, niños y adolescentes. Son los adultos, de nuevo, los que van a actualizar los derechos y deberes, negando el de participar y decidir ellos TAMBIÉN. ¡Fatal comienzo!

Está muy bien que se convoque a todos los convocados, pero con otra dinámica. Tiro la piedra y no escondo la mano: que los diputados, diputadas, secretarios, secretarias, directores, directoras, etcétera, se sienten cómodamente en sus sillas, sin celulares, con los oídos alertas y sus manos en cuadernos y plumas tomando nota de lo que tienen que decirles, decirnos los niños.

¿Sería muy complicado? ¿Por qué no lo hacen así, señores diputados y diputadas? Pero escuchar en serio. No los tristes espectáculos que vemos en el canal del congreso, en donde uno habla y pocos atienden, porque a nadie le interesa escuchar para dialogar y comunicarse. ¡Háganlo en Colima! Conviertan su recinto en un gran y emocionante parlamento de niñas y niños, donde cada uno tenga tiempo para decirnos qué quieren, sienten y opinan.

No, no estoy diciendo nada nuevo. Lo que cuento se ha hecho en otros países. Lo sé de Argentina o Italia. No vamos a inventar nada en el mundo, pero vamos a escucharles y empezar bien, o sea, respetando su derecho y cumpliendo nuestro deber (el deber de ustedes) de escuchar a los ciudadanos, a los niños, a todos.

Alguien objetará: son infantes, no saben lo que les conviene o es bueno para ellos. La UNICEF declara que niños son las personas menores de 18 años. Si la ley que se discutirá en Colima se pliega a esta definición universal, expliquen a partir de qué edad no tienen capacidad de formarse un juicio. Ahondemos. El artículo 12 de la Convención de los Derechos de los niños establece: “Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño (sic)”. El artículo 13 comienza así: “El niño tendrá derecho a la libertad de expresión”.

Entonces, que los niños tengan derecho a expresarse no es un acto de caridad política o proselitismo. Es una obligación universal de los Estados.

¿Qué puede pasar? Que los infantes digan lo que nos les gusta, lo que quieren para Colima, para su familia, para ellos. ¿Por ejemplo? Que no les gusta ver niños pobres pidiendo dinero en las calles, que nos les gusta ver ancianos mendigando, que no les gustan las calles feas, que no hay suficientes parques, que no pueden andar en bicicleta, que ellos quisieran salir a jugar a la calle sin peligros o ir a la escuela caminando pero divertirse más y enfadarse menos.

También puede suceder que les niños pregunten, por ejemplo: ¿por qué hay tantos policías, patrullas y soldados? ¿Por qué los adultos sonríen menos? ¿Por qué tenemos que pasar el tiempo encerrados en la casa? ¿Por qué no pasa más tiempo reunida la familia? ¿Por qué no pueden cambiar el coche por uno más nuevito? ¿Por qué no tienen un coche todas las familias?

Algunos, iracundos y berrinchudos, como son los niños en momentos, podrían reclamarnos: ¡queremos la ciudad entera, no solo unos juegos artificiales en ciertas partes encerradas de algunos parquecitos descuidados! ¡Queremos menos vehículos en las calles y más zonas verdes para jugar!

Para ilustrarme, llamo a Juan Carlos, mi hijo, y le pregunto qué quiere o qué haría para tener una ciudad más linda. Con 5 añitos dice casi literalmente y sin pensarlo mucho: que no tiren basura en las calles, que nos respetemos, que no haya choques en la ciudad, que las personas no quieran robar dinero de otros y que todos sean personas felices.

¡Dignifiquen la política como servicio a la ciudadanía! Ustedes son nuestros representantes. ¿Pueden? ¿Quieren? ¿Es muy difícil cumplir el derecho de ellos y la obligación de ustedes?

¡Escúchenlos! ¡Escúchenlos!

 

 

 

 

 

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    JC,

    Se dice en mi tierra que Dios habla por medio de las voces de niños…Al no escuchar a los niños, dejamos de escuchar a Dios. A silencia a niños, silenciamos a Dios…pero no me sorprenden las acciones de nuestros gobernantes…es de esperarse que sean muy alejados de Dios.

  2. 2D Jesus Alejandro Hernández mancilla dice:

    1.- i thing that maybe it’s a Good change.
    2.- maybe they Need Listening about the kisd say.
    3.- maybe they didn’t Listening about the kids say Because they think that they Don’t know about this.
    4.- all of this is about i think

  3. 2a Victor Raul Pulido Mendez dice:

    1- I think they should take into account the views of children and adolescents.

    2- Children are smarter than many think.

    3-children know that it is good for them.

    4-we have to listen to everyone, including children.

  4. 2A Ostil Adrian Pedraza Dolores dice:

    1.- i think the same that children should be heard, because no one asks your opinion

    2.- If the governments put more attention to what children say, would be different colima

    3.- many think that children are not knowledgeable enough to comment, but is why not give them a chance

    4.- is True, children have immature minds but they know what is good or bad

  5. 2A Edgar Alejandro Avalos Alvarado dice:

    1.- I agree with his view a bad start.
    2.- The participation of children and adolescents should be that amount.
    3.- The fact that the government take decisions on children makes me believe that they are slaves.
    4.- I agree with the idea of his son about the care of the cities.

Deja tu comentario