¿POR QUÉ SE RECHAZA LA REFORMA EDUCATIVA?

Después de una pausa voluntaria en la colaboración para El Comentario, hoy reanudo mi participación semanal. Como antes, me propongo abordar principalmente temas educativos, aunque ellos se entrelazan con lo social y será imposible no penetrar en otros ámbitos, ligados siempre al sistema escolar, o tejidos con una perspectiva pedagógica.

El tema de hoy es la reforma educativa. Tema de temas para quienes laboramos en el mundo de las escuelas, de implicaciones directas o indirectas, insoslayables aun para las universidades. Mi reflexión parte de una pregunta ¿por qué la resistencia a la reforma educativa?

Las reformas educativas no se consuman cuando los congresos parlamentarios aprueban las medidas que, a partir de ese momento, reconfigurarán formalmente un sistema escolar. Tampoco se consagran cuando el supremo tribunal de justicia aprueba la constitucionalidad de las medidas. Son pasos necesarios, imperativos tal vez, pero apostar la victoria de una reforma a la fuerza de los dictados legales exhibe la incomprensión de sus promotores.

Una reforma educativa (supongo que no solo ellas) no puede reducirse a la instauración del marco normativo. Las reformas educativas tienen sentido si y solo si logran penetrar en los salones de clase y vigorizar lo que allí sucede. Cuando tienen éxito, los profesores asumen con pasión y responsabilidad la tarea de enseñar y los estudiantes aprenden significativamente. Las reformas exitosas cambian la vida en las aulas, la mejoran, la enriquecen, transforman las actuaciones de las personas.

Cuando las reformas se imponen por decreto, contra la voluntad o sin el acompañamiento de los maestros, en los salones de clase se anidan sentimientos antagónicos a los indispensables para que ocurran cosas inteligentes y relevantes. El tiempo es implacable; las lecciones de las experiencia, elocuentes.

Las reformas educativas tienen que ser respaldadas, así sea críticamente, por los profesores y directivos. Si van acompañadas por ellos, no se garantiza el éxito, pero su probabilidad es más alta. Una condición vital es que existan los canales de diálogo, comunicación, participación. La cerrazón y el autoritarismo no son el mejor cemento para consolidar cambios. Nunca, y menos en un estado de crispación como el actual.

Adviértase: todas las reformas están condenadas a fenecer. Es su destino: unas morirán cuando cumplan su propósito, se hayan instalado las prácticas o procesos que se pretendían o se obtengan buenos resultados; otras lo harán antes, cuando las condiciones las hagan sucumbir.

Las reformas educativas no son partidos de tenis, que se ganan o se pierden. Su victoria no se puede medir, tampoco, cuando los adversarios son derrotados y puestos de rodillas, o expulsados.

¿Si la actual reforma educativa y sus leyes son claras, por qué tanta resistencia? ¿Por qué la crítica severa de sectores académicos lúcidos en este país? Su contundencia descalifica el argumento de que los disidentes de la reforma son todos una bola de desinformados y mal intencionados. Opiniones tan calificadas, como las de Roberto Rodríguez o Hugo Casanova, de la UNAM, o Manuel Gil Antón, de El Colegio de México, no se pueden desdeñar con aquellos prejuicios.

Es verdad, a muchos de los líderes opositores a la reforma se les observa una notable precariedad argumental, carencia de claridad para la crítica y esbozar salidas. Y eso es alarmante, porque la oposición es inteligente o no ayuda al progreso social.

Mientras unos pretendan imponerse a decretazos, y los otros tomando calles y amenazando con no permitir el ciclo escolar, la educación es rehén de una historia que se prolonga con costos inmensos. En este escenario, el fin del conflicto es tan lejano como impredecible.

Comentarios

  1. J FEDERICO VALDERAS JIMENES dice:

    Excelente artículo muchas felicidades.

    Mi comentario al respecto es que efectivamente no se puede llevar a cabo una reforma educativa si así se quiere considerar porque en verdad no es más que una reforma laboral en la cual los docentes quedaron fuera de toda participación tanto interna como externa, más bien considera que esta oposición a dicha reforma es porque desde los altos niveles políticos no están involucrados en el quehacer docente de nivel básico y medio superior y por ende desconocen las necesidades reales de los educandos y parten de la generalización misma de los diferentes contextos, cuando estos son totalmente diferentes entre una delegación política y otra, por tanto las autoridades no tienen un visión amplia de lo que en verdad se requiere para tener resultados favorables en el ámbito educativo.

  2. GRACIELA ALVAREZ dice:

    Es reanimante el saber que hay gente calificada opinando al respecto sobre la sin razón de jefes y lideres prepotentes que no tienen siquiera un rasgo de interes patriótico y que solo se interesan en lograr los grandes planes, que llevaran al estado a grandes logros económicos al evitar el pago de vacaciones, antiguedad y estímulos que se fueron logrando con tantos años de esfuerzos, es deplorable que intereses mezquinos se impongan a lo que deberia ser una verdadera reforma que lograra elevar al mexicano a destacar en su patria y en el extranjero , y no solo a una reforma discriminatoria y tramada para ir convirtiendo a la población en mano de obra barata, para los capitalistas extranjeros, ya que tanto desempleo masivo de empresas(siderúrgicas, electricidad, etc etc.) y el 60% prometido por el secretario de educación de su gremio tendrán que buscar algún medio para subsistir, pero también se me ocurre pensar si atrás de todo esto no se ocultara el individuo inteligente y con visión de futuro de negociar armamento para los que estén más descontentos o desesperados y que quieran poner un alto a tanto abuso gubernamental pues realmente las reformas por venir están igualmente aberrantes y sin razón. Ojala que los personajes calificados y pensantes comoud. pudieran hacerse oir y poner a pensar a los que hasta ahora se han callado y levantado su mano. para dar paso a un pueblo sojuzgado e inerme ante la arbitrariedad y la falta de justicia.

  3. 1- I think that the educative reform is very important because the educacion in primary and elementary school in Mexico is bad.

    2- The government want the educative approved but the teachers not. I think the educative reform have to be aprobred .

    3- for me is importan aprobed the educative reform because we will have best teachers

    4- this is my commentary

  4. 1E ZEPEDA VAZQUEZ MIGUEL HAZAEL dice:

    1. I agree in some ways but in the issue of privatization of the public school is not to my liking for the Mexican economy currently
    2. For reform to be successful it must engage all citizens in Mexico
    3. This defined the aim to reach and achieve best teachers and best students but after that
    4. I trendran consider students to do their part because they may have the best teachers however the formation of the student will not have any progress

  5. 1E Christopher E. Velázquez C. dice:

    1-For things like this México don’t progresses
    2-The teachers rebels are the more loose
    3-The reforms are for the good of country
    4-The students are the more affected

  6. 1k Francisco David Preciado Mendoza dice:

    1. Education reform is handled by senior officials, to create cheap labor plan.
    2. It is sad to see that the patriotic interest is repayable, other countries do not want to see us, because otherwise if you cry.
    3. Where they remain those seeking to teach intelligent obstacle both
    4. Justice is a matter of the government not to involve the people, where are all those free voices.

  7. 1K Luis Armando Covarrubias Rincon dice:

    1.-The reforms should be proposed as a whole, teachers and political
    2.-Maybe also would be good idea to ask, the needs or educational deficiencies that are they taught these new reforms, students!
    3.-Those affected in these conflicts of interest and convenience, are students and therefore the whole country
    4.-The reforms in the country are takes, but no decisions can be taken only from a one perspective.

Deja tu comentario 1K Luis Armando Covarrubias Rincon