La agenda ineludible para el próximo sexenio

Con las diferencias de modos personales, programas ideológicos y prioridades momentáneas, la agenda de la educación en México está delineada para el futuro inmediato. Repaso las tareas que observo.

Primera. El derecho a la educación debe dejar de ser un adorno discursivo, para convertirse en práctica generalizada. Los millones de ninis y las cifras de analfabetismo, rezago, deserción y expulsión de la escuela son elocuentes: no estudian todos los que debieran, no todos los que estudian terminan y la enseñanza para los afortunados no siempre es de calidad. Cumplir el derecho a la educación es la primera de todas las obligaciones.

Segunda. Lo han dicho de distintas formas los candidatos presidenciales y eso alienta: educar es facultad y obligación del Estado y, en consecuencia, diseñar la política educativa nacional. Entonces, el Estado debe recuperar la rectoría de la política en la escuela básica y en la formación de maestros.

Tercera. Financiar el sistema escolar público en forma suficiente y responsable. Hasta ahora se invierte mal y comparado con los países competidores, se invierte poco. Financiar la educación con otro sentido requiere, como condición preliminar, sanear la administración, o lo invertido irá al océano de la ineficiencia, corrupción y cinismo. Invertir más y mejor es imperativo.

Cuarta. La educación como política de Estado se convirtió en una cantaleta gastada, pero es urgente; las decisiones inexplicables y caprichosas persisten. La educación tiene una vida autónoma que no debe ser maniatada por coyunturas electorales o ambiciones partidistas.

Estos son, a mi juicio, cuatro compromisos que no podrá eludir el próximo presidente de la república, salvo que pretenda postrar al país de aquí a la mitad del siglo XXI.

Escucha la opinión

Comentarios

  1. Vero Huerta dice:

    Efectivamente, la educación es el tema al que todos le apostamos, y evidentemente, urge una reforma en ella,no sólo en que se haga efectivo el derecho a la educación, que en las escuelas, principalmente en las de gobierno, se otorge a los niños calidad en la educación, pues con 4 horas de «clase» deja mucho que desear…

  2. Chan Ramirez Francisco Javier 2 B dice:

    It’s true the near president must roll over to seeing the school education.With the simple one I begin of belonging to the government it must not be left by few educational quality.Qualit school in sectors of scanty resources is what we occupy the students, not only to have school. I wait and in the near cycle of the new president realize a good work.

  3. Ivan Alejandro Vega Flores 2°A dice:

    I agree with you, but I don’t think all those compromises can be… or will be… met with the next president… particularily when it comes to the investment part… it would mean less money for ambitious pockets… and it has come to this… to a point where there isn’t much more faith in change… I really hope I’m wrong about this, but I don’t think that money will stop gushing into the pockets of politicians, to use it for more important things like education… but I expect that, at least, they leave some money to show they’re actually working, and that they actually care…

Deja tu comentario