Imágenes del Mundial

Entramos a la última semana de la Copa Mundial Rusia 2018. Un alivio para quienes no gustan (u odian) el fútbol. Para quienes mendigamos buenos partidos, el tiempo se fue con los gritos de gol, muchos encuentros no vistos (en mi caso) y las despedidas a los jugadores más talentosos y los equipos favoritos; de los mencionados antes del torneo, solo queda Francia. A los galos le disputarán la Copa Inglaterra, lejano campeón, y dos equipos de segunda categoría frente a los gigantes derrumbados, que llegaron al final por disciplina, talento y una dosis de suerte.

Cuando faltan solo 4 partidos, se acumulan imágenes icónicas ya, de esas que décadas después quedarán como herencia de Rusia 2018. Cada uno tendrá las suyas, otras son patrimonio colectivo. A mí me falta una que considero improbable, si no es que imposible: un famoso futbolista de la élite, libro en mano, leyendo para distraerse, aprovechando las horas de descanso, enfrascado en la novela o el poema.

No hay, no he visto tal imagen. No supongo que los futbolistas sean analfabetos funcionales; habrá, sin duda, pero es claro que en el contexto de la globalización deportiva más imponente una imagen así no es rentable para la mercadotecnia, como beber una botella energizada, anunciar desodorantes o marcas de zapatos.

Es improbable, o imposible, pero seguiré esperando que aparezca esa imagen o un video en los días que faltan y en las pocas horas que podré dedicarle a la televisión o la prensa deportiva. Sería fantástico que los niños, luego de observar esa imagen, además de querer jugar como tal o cual estrella, en tal o cual equipo, quieran leer el libro de su ídolo.

Deja tu comentario