Preguntas vitales

preguntasLa pregunta me congeló este mediodía. ¿Para qué? Vacilante solo moví la cabeza, o así lo recuerdo. La suave mano en mi hombro cayó pesada y me hundió en cavilaciones que persisten. Una mueca en los labios confirmaron, creo, la resignación de no tener la respuesta preparada.

¿Para qué? El resto de la oración puede variar para darle más o menos dramatismo a la interrogante. Por ejemplo: ¿para qué escribir?, ¿para qué comenzar?, ¿para qué lo intentamos?, ¿para qué seguimos juntos?

Cuando se cerraron los signos de interrogación, la mejor solución que esbocé fue la más simplemente convincente al razonamiento, o a mis emociones. La primera respuesta, en realidad, fue una pregunta multiplicada:

¿para qué, entonces, despertamos?

¿para qué nos levantamos de la cama?

¿para qué traspasamos el umbral de la casa?

¿para qué cantan los cantantes?

¿para qué cantan los pájaros en lo alto de las ramas?

¿para qué juegan los niños a ser súper héroes?

¿para qué juegan las niñas a ser princesas?

¿para que sonreímos?

¿para qué deseamos?

¿para qué las utopías?

¿para qué las fantasías?

¿para qué decimos más y callamos menos?

¿para qué decimos menos y callamos más?

¿para qué vivimos?

Hace dos o tres noches leí en Eduardo Galeano que la vida es una pequeña victoria, que significa ser capaces de la alegría, a pesar de adioses y crímenes.

Retornó la terca pregunta. ¿Para qué? Enterré sin piedad los restos de la duda. Para seguir sonriendo aunque me mire en el espejo, o exaltarme cuando descubra cierto mensaje. Para seguir viviendo. Para vivir. Nomás.

 

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    Why? For what reason? How? The nature of the interrogative is never ending!

  2. José Manuel Ruiz Calleja dice:

    CREO QUE LA RESPUESTA A LA QUE LLEGAS AL FINAL ES MUY CERTERA Y MÁS IMPORTANTE QUE LA PREGUNTA QUE DIO ORIGEN AL ANÁLISIS DE ESTA PROBLEMÁTICA. RECUERDO AHORITA LA ANÉCDOTA QUE CUENTA GALEANO SOBRE LA RESPUESTA QUE DIO BIRRY A UNOS ESTUDIANTES SOBRE ¿PARA QUÉ SIRVEN LAS UTOPÍAS? …PARA CAMINAR… YO AGREGARÍA …EN LA VIDA. SALUDOS HERMANO.

Deja tu comentario