Segunda página

La muerte de decenas de jóvenes noruegos y de la cantante Amy Winehouse ocuparon, ocupan, los espacios de los noticieros impresos, digitales y televisivos. Decirlo es lugar común. Las imágenes y artículos, por abundantes, no dejan de ser estremecedoras. Me conmovieron, sobre todo las víctimas del desquiciado ultraderechista, cuyas declaraciones son también desquiciantes.

Difícil no sentir dramas de esa magnitud, si uno tiene un corazón humano. Y una escala para ponderar no creo que exista y, si existe, no tiene sentido. Disculpen lo que voy a decir enseguida, pero así lo siento: a mí me impactó más la noticia de la muerte de un aficionado al fútbol que murió en Colima por la golpiza que le propinaron en la final. Partido que, simplemente anecdótico, ganó su equipo.

No sé si en derecho o en ética exista algo como una clasificación de las razones para bien morir pero, de haberla, estoy seguro que la causa del fútbol no debe figurar entre las más relevantes. Morir golpeado por una turba, probablemente alcoholizada e iracunda, es una triste, irracional manera de morir, si es que puede haber formas felices de partir del mundo terrenal.

Comentarios

  1. PERLA dice:

    JC: Coincidí con Usted, hasta que «sentí» el tono lúgubre de su frase: «si es que puede haber formas felices de partir del mundo terrenal». En mi concepto, las hay: existen encuestas que afirman que la mayoría desearía encontrar la muerte dormidos o, como segunda forma de preferencia, de forma muy rápida. La muerte es prácticamente lo único seguro en la vida y es el necesario ciclo…quizá sea cuestión de fe el no temerla. Saludos.

    • Perla, de acuerdo contigo; he escuchado también lo que tu viste en encuestas, aunque en nuestra cultura, paradójico con el sentimiento católico, la gente tiene temor a la muerte, lo cual es natural, aunque sea el fin de un ciclo, o el inicio de otro, depende las creencias. Lo que yo intenté decir es que esa forma de morir, producto de una barbarie, de la irracionalidad, fue una forma infeliz, que ¨no valía la pena» morir de eso.

  2. Balvanero dice:

    Homo homini lupus est…

  3. Rosalba Esparza dice:

    Creo que alguien solo pudiera sentirse felíz de morir en el caso de una vida excesivamente vacia y dolorosa o en el caso de tener una enfermedad que haga perder la dignidad, de ahí en fuera no creo que haya otra razón. Perla siento contradecirte pero creo que una cosa es el como quisieras morir o no tener miedo a la muerte y otra estar o ser felíz.En mi muy humilde opinión.
    Y definitivamente no podría ser mas absurda la merte de este tipo.

  4. Arthur Edwards dice:

    Bien o mal morir, como dices, es una valoración personal. También depende algo en si uno cree en alguna deidad. El que se muere por el fútbol, para muchos, podrá parecer una estupidez, y por tanto, una causa de muerte «mala» o «tonta». Sin embargo, todo es relativo, según la comparación que se hace. En un mundo donde personas se mueren por no tener medicinas que cuestan menos de un dólar, al pagar varios dólares para pagar su entrada, el muertito por casa del fútbol tendrá un valor mayor que la muerte de muchos (enfermedades, falta de comida, etc.) Ellos se mueren gratuitamente.

  5. Sherry dice:

    Articles like this are an example of quick, helpful anserws.

Deja tu comentario