Votando corruptos

Casi paralelamente llegaron a mi computadora dos poderosas imágenes, reveladoras de sendas realidades. Desde España, El Roto, uno de los dibujantes satíricos más prestigiosos, publicó en El País la imagen de una mujer tirada en el piso, encadenada, con un texto lacónico pero contundente: Últimamente las votaciones son para elegir tirano.

Al mismo tiempo en México circuló profusamente con gran atención mediática seria y humorística, la fotografía del presidente de la República en el arranque de su gestión, con los entonces gobernadores de su partido. El saldo acumulado de corrupción en la imagen desborda cualquier previsión y avergüenza hasta los más tímidos.

Si cruzamos imágenes podríamos concluir, jugando con las palabras de Andrés Rábago García, El Roto: Últimamente las votaciones son para elegir corruptos.

Es paradójico, tristemente paradójico, que cuando el país ha instalado oficialmente la “cultura de la legalidad y la transparencia”, la corrupción camine incesante y vigorosa, apadrinada por la reina de todos esos males: la impunidad.

Comentarios

  1. Lupita Cuellar dice:

    Estamos en un país donde el talento se queda en olvido, los anhelos se van pagando poco a poco, la paciencia se termina, la violencia, el miedo y la decepción se adueña de tus sueños, eres privado de dar lo bueno de ti por un “No” que no nos deja crecer, se dice que nosotros somos el cambio, pero, qué cambio puedes hacer si todo tiene candado y los únicos que tienen llave son los más corruptos.

  2. María del Socorro Cervantes dice:

    aquí, cabe la frase, veo humanos, pero no veo humanidad

Deja tu comentario