ALEGRÍAS Y FÚTBOL

El fútbol no goza de buena reputación en el mundo intelectual. Por lo menos en una parte de ese planeta.

A quien se atreve, confesar afición puede acarrearle oleadas de indignación y el desprecio de los vigilantes del orden y las buenas costumbres.

Afirmar hoy, con la televisión más masiva que nunca, que el nivel del fútbol mexicano es prescindible cada semana me ha costado alguna imputación malinchista o elitista. Pero es así: si tengo dos horas, prefiero gastarlas en un partido de Europa que en la repetición del Necaxa-Lobos BUAP, o bodrios semejantes.

Pero está claro: uno no puede ir por la vida contra los prejuicios bien arraigados; menos, pretender la complacencia de quienes piensan y sienten distinto. Cada cual con sus vicios y virtudes, con sus santos y demonios.

Hombres extraordinarios que disfrutaron ese deporte, de la talla de Albert Camus y Eduardo Galeano (por citar dos nombres mayúsculos), nos purifican del pecado de la pasión por el buen fútbol; o por lo menos un poquito.

Pero el fútbol, que ha servido y sirve para tantos y tan antagónicos fines, también regala ejemplos revitalizantes, que te reconcilian con la vida, aunque no nos olvidemos de la mafia que maneja el más universal de los deportes. Una situación tal leo ahora en CNN.

Anfal Amar, una niña de 15 años, presenció la muerte de su padre hace 11 años: Cuando las tropas estadounidenses mataron a mi padre delante de mis ojos entré en un estado de conmoción, no salía de casa y no quería vivir.

Su cariño por el Fútbol Club Barcelona, inculcado gracias a su hermano, le regresó la alegría. Dice la madre que la creciente atracción de su hija por el Barcelona la ayudó a olvidarse gradualmente del fallecimiento de su padre y recuperar la alegría; por lo que se “animó” y ahorró para comprar todo tipo de objetos relacionados con ese equipo, dispuesta a “hacerle olvidar el dolor y la pérdida“.

Ahora, sueña con ver un día al Barça en Camp Nou y conocer a su ídolo, Lio Messi.

Cuando suceden hechos así, uno sólo puede sentirse agradecido con el balompié. Con un caso como el de la niña iraquí sería suficiente para firmar la pipa de la paz y pedirle al árbitro que suene el silbato y la pelota siga rodando para regalar sonrisas genuinas.

Comentarios

  1. 2B Luis Gabriel Romero Cervantes dice:

    1.- The prejudices are natural in this society all thanks to the massive media.
    2.- Must be a bad sensation can´t speak whit your friends about the futbol.
    3.- The futbol it´s amazing and don´t be care about the prejudices.
    4.- Also has its pros also have them against the fun and exicitng vs the corruption in all the world.

  2. 2D José Antonio Torres Garibay dice:

    -Some tastes bad things can make you forget, but also good things
    -Messi does not greet his fans
    -The futbot in mexico is of very poor quality compared to European football
    -Sometimes in mexico give more importance to football that things that make the rulers

  3. 2D Carlos Francisco Nuñez Delgado dice:

    -Football in Mexico is used to distract us about what is happening and the media don’t show real news.
    -In mexico is often give importance to football than things that can affect us
    -Mexican Football have a poor quality compared to the European football
    -To some people football can make them happy

  4. 2B Abraham Morales Inurreta dice:

    in mexico for all football used mientra make tranzas
    give more support to anyone other sports football juege
    mexico is opceciona for best sports football I teniedo
    Arta football after that to spend all the time on TV

Deja tu comentario