COMO VIEJOS AMIGOS

En tiempos de campaña los políticos caminan calles que no vuelven a pisar; escuchan a ciudadanos comunes que luego con dificultades recibirán en sus despachos. Una vez electos, con sus honorables cargos, camionetas de alta gama, múltiples compromisos y guardaespaldas, la opinión de los ciudadanos comunes no es pedida ni escuchada. Son leídos y atendidos con gracia los aduladores, quienes aplauden su magnanimidad; desterrados los otros, los críticos por siempre mal intencionados, agitadores y resentidos. Así ha sido, habitualmente.

A juzgar por las declaraciones y signos en el horizontes, poco augura que ese rasgo de nuestra cultura democrática pueda transformarse.

Con ese pensamiento, encuentro en Fernando Savater una lúcida opinión:

Resulta suicida consentir una política que sólo permite hablar a los poderes extrapolíticos de la macroeconomía y la especulación financiera, mientras condena al resto de los ciudadanos a una resignación acrítica o a una protesta desordenada y elitista.

*

Esta mañana compartí el mejor desayuno del año, de mucho tiempo. Sentados en una banca de su escuela, Mariana Belén frente a mí, sendos platos de tacos tuxpeños y agua de horchata entre ambos, comimos y conversamos como viejos amigos. Creo que lo somos, aunque nunca dejo de reconocer que me toca jugar el papel de padre y nada más. Que amigos encontrará otros en el mundo, y padre no habrá más. Ese papel me toca a mí, y mejor hacerlo bien, si quiero perpetuar mi buen nombre ante ella y los que vengan de ella.

Antes de nacer ya conversábamos, aunque no emitía palabras, la sentía en las mías dentro del vientre materno. Al mirarla hoy, nueve años después, tan grande y tan linda, tan señorita y cada vez menos niña, descubrí otra faceta en las emociones del amor paterno. No sé describirla, ni interesa.

Perdonen la franqueza, o el despiste, sólo quería contarles que este sentimiento de sentirse vivo por sí mismo, y en los bellísimos ojos de otra persona, es un grandísimo privilegio que hoy, por nada, me arranca una lágrima en medio del patio escolar, así, nada más por qué sí, que es como tiene sentido la vida: porque respiramos y sentimos, sin buscar justificaciones.

Comentarios

  1. Perla del Rocío Lara dice:

    Como le expresé alguna vez, hace tiempo: nunca estaremos preparados para ser padres, pero llegado el momento realizaremos el más amoroso de los intentos. Esta es otra forma de experimentar la felicidad le agradezco que comparta sus emociones. Una abrazo afectuoso.

  2. 2D Carlos Francisco Nuñez Delgado dice:

    -Like I always says politician are hypocrite
    -Opinions are not heard by politician
    -I don’t like to speak with a politician because they often says that they are going to help us if we vote for him
    -And when the politician wins they forgot about everything that they promise

  3. 2B Abraham Morales Inurreta dice:

    *Politicians always talk and never met
    *they like to listen to us, they are believed hypocrites
    *when you talk to a politician only gives you false hope
    *It never meets as this in power

Deja tu comentario