DOBLE MORAL EN MI CIUDAD

Nadie muere de hambre, frío o calor. O casi nadie. Las muertes de hambre o frío son, en realidad, un despiste social en los certificados de defunción. La verdad es otra. Se muere de indiferencia, de insensibilidad, de irresponsabilidad, de egoísmo. Se muere a causa de la incompetencia de malos gobiernos, de políticas inhumanas, de inversión de fines y medios.

Se muere en una sociedad que ponderó, casi siempre, los valores materiales sobre los seres humanos. Se muere de perversiones, no por falta de riqueza o escasez de recursos. Se muere por injusta concentración y distribución de esos bienes.

 *

Los niños o los adolescentes no desertan por aburrimiento de la escuela. No abandonan porque sea tedioso la permanencia en ella durante varios horas, 200 días al año. Puede ser aburrida la escuela, quede claro. Pueden ser malos los maestros, o pésimos; cierto. Pueden ser terribles los directores, muchos directores que solo quieren complacer a quien los puso en el cargo, al sindicato, o por incompetencia. Puede ser. Pero todas esas no son las causas. Esos son los síntomas, los efectos. Debemos buscar las razones en el fondo. Quitar los velos, como las capas de la cebolla. Preguntar por qué, y cuando tengamos la respuesta, interrogarla y, así, una y otra vez, hasta que lleguemos a la fuente.

 *

Durante 2013 estudiamos con Mariana Belén en casa, en los departamentos de Santa Fe y Córdoba, Argentina. Queríamos mantener una cierta disciplina, un entrenamiento elemental sobre los temas del tercer grado de primaria.

El libro que entonces estudiaban en el colegio, de editorial Santillana, fue el vehículo. Aprendió ella, pero mucho más yo. Aprendí de los temas, de la capacidad y dudas de Mariana, y abundantemente de mi propia ignorancia.

En esas horas invertidas descubrí una inadmisible cantidad de errores en el libro, que debió estar aprobado por la SEP, supongo.

Hoy domingo Mariana se prepara para su examen de español. El libro ahora es de ediciones Castillo. Y si el de Santillana era inexplicablemente deficiente, este es peor. ¿Cuáles son los efectos de aprender conocimientos erróneos? ¿Cuántos malos aprendizajes ocurren con un mal texto? No lo sé. Tal vez pronto tenga una explicación menos primaria.

*

No entiendo la doble moral en mi ciudad. Se alientan las cabalgatas, los desfiguros, la música estruendosa, los excesos en la vía pública, todo eso es válido, es parte de la tradición. Domingo. Cansado de trabajar físicamente llego al kiosco con mi hija, quiero comprar una cerveza a las 5 de la tarde para tomarla en casa antes de la comida. Ya no se puede. Cerramos a las 3 la venta de bebidas alcohólicas, me dice uno de los dependientes. No sé si reírme o putear a quienes toman esa clase de decisiones.

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    Ser congruente y consistente en lo que dice y hace es muy, pero muy difícil. Sin embargo, vale la pena hacerle la lucha!

  2. 2B PAZCUAL CHAVEZ JOSE dice:

    1. He says no one dies of hunger, cold or heat. Or almost nobody.
    2. He says that people die by bad governments.
    3. He says, that people die for the injustices of government.
    4. And finally says, he does not understand the moral of their city.

Deja tu comentario