DOMINGO NEGRO

No quiero ser tremendista y declarar que vivimos la peor época de la humanidad. O un exabrupto semejante. En cada época de la historia se habrán vivido días, momentos negros, negrísimos, terribles para la condición humana. Y en cada una, en cada uno, habrán vivido personas y ocurrido sucesos e invenciones maravillosas. Incluso en la Edad Media hay luces que todavía iluminan, a pesar de la oscuridad de entonces.

No extenderé esta disquisición. Baste con decir, en resumen, que no vivimos la hora más triste.

Advertido lo anterior, no puedo dejar de confesar mi horror por un par de hechos que leí esta mañana.

La jovencita estudiante de medicina (no viene al caso cómo se llama, su ciudad ni la universidad donde estudia) que se toma una selfie a los pies de una moribunda en el hospital donde hacia sus prácticas. La escena es inaudita. Al fondo la señora agonizante, al frente, la enorme sonrisa y los labios rojos de la estudiante. Es verdad, es la eterna contradicción entre la vida y la muerte, y ambas parte de la condición humana. Pero la insensibilidad, la indiferencia, el entumecimiento de los sentimientos acongoja. A mí, por lo menos.

Entre paréntesis: debo escribir que leí la explicación de la estudiante. Pueril, es lo menos que me parece.

La otra noticia es más lejana y cruenta. Cinco mujeres fueron asesinadas en la India, acusadas de brujería, de llevar mala suerte y enfermedades a su aldea.

¿Qué más se puede decir en un domingo así?

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    En algún momento parece que la condición humana se ha desensibilizado. La capacidad de solidarizarnos con otros y aportar algo a los demás se va disminuyéndose. Me gusta leer tus comentarios mucho. ¿Puede o debe la educación que ofrecemos en nuestras instituciones tratar de mitigar estas tendencias?

  2. JUAN LUIS dice:

    Hola Doctor, estoy esperando su atinado punto de vista referente a el examen PLANEA 2015 de educación media superior ¿Es justo? ¿Refleja nuestra realidad? ¿Es confiable?

Deja tu comentario