EL BUEN JUEZ EMPIEZA EN CASA

El Congreso del Estado modificó la Ley del Municipio Libre del Estado de Colima. La medida más publicitada (desconozco si hay otras) me parece adecuada: que los propietarios de lotes baldíos los mantengan limpios, de lo contrario, los ayuntamientos tendrán facultades para limpiarlos con cargo a los dueños.

Con la decisión se mejorará la imagen urbana, la seguridad y la salud pública, dice el boletín de prensa. Bien.

Sólo encuentro un inconveniente, mayúsculo y contradictorio con la reforma. El Congreso debió comenzar por la casa de todos: los espacios comunes, los parques, sitios públicos y camellones, los que el ayuntamiento tiene obligación de cuidar y mantener limpios.

No sé en otros municipios, pero en mi ciudad, si al ayuntamiento no le alcanzaba el tiempo, el esfuerzo, los recursos, la voluntad, las ganas o lo que sea, ahora tendrán que dividirse ante la probable morosidad y los espacios públicos seguirán tan descuidados que serán focos de todo lo que pretenden resolver, es decir, la buena imagen urbana, la salud pública y la seguridad.

¿Y los ciudadanos, a dónde dirigiremos las quejas para que el ayuntamiento limpie lo que le corresponde?

O como dirían en el célebre Chapulín Colorado: oh, y ahora, ¿quién podrá defendernos?

 

Comentarios

  1. 2D Francisco Javier Vega Barbosa dice:

    Im totaly agreed with you. Owners must have their ground always clean.

    Yup, the image that we will give, will be much better if we do it.

    In this city, Politician never fulfil which they promise. In this case, the clean grounds.

    HaHa! Great reference to the chapulin colorado. You should’ve a lover of him serie.

Deja tu comentario