NO

No festino derrotas enemigas.

No celebro tropiezos ajenos,

ni siquiera porque disfruten los míos.

No doy cabido en el disco duro a sentimientos de odio.

No tengo ganas de luchar porque otros no avancen.

No gasto emociones a tontas y ciegas.

No leo los libros que no me placen.

y si comienzo, los dejo cuando pierdo el deseo.

No pierdo el tiempo sino en aquello que elijo.

No disfruto con la tragedia social.

no recuerdo otro momento socialmente más crítico que este para el Estado,

las marchas se vuelven cotidianas en Colima,

las marchas nuestras de cada día,

los muertos frecuentes,

la violencia galopante, contra cifras y demagogias,

los escándalos de corrupción,

el fin de un ciclo

una década perdida.

 

No disfruto con todo ello.

No creo en la justicia divina.

No creo que todo sea para siempre.

No.

No, y no se puede ocultar la realidad, la verdad o la mentira.

No, y cuando aflore, su irrupción es así, dramática.

 

No soy católico creyente, practicante.

No me desagrada el Papa Francisco. Lo aplaudo.

No puedo dejar de conmoverme con su discurso poderoso en Bolivia.

            Me gusta cuando pregunta, por ejemplo:

            ¿reconocemos en serio que las cosas no andan bien?

            O cuando afirma:

            Necesitamos y queremos un cambio.

            O        

            Este sistema no aguanta más.

            O

            Hay que cambiar el corazón.

            O

             Ningún niño sin infancia.

 

No hay más tiempo.

No podemos repetir la historia.

No. No. No.

Comentarios

  1. 1J Aylin A. Hernández Reyes dice:

    1. That beautiful poem so full of so much truths.

    2. I agree with many of the things that it has described.

    3. I think that the power saying is not wonderful, since we do not need to like anybody more that we.

    4. I hope that he should keep on writing so pretty poems.

Deja tu comentario