Diario de ruta

Mi semana será intensa, desafiante y privilegiada. Participaré en dos conferencias con profesores del Colegio de Bachilleres y planteles del subsistema de educación media superior a distancia en San Luis Potosí.

La sola invitación, luego la oportunidad de estar frente a varios cientos de profesores en la capital sanluisina y en Ciudad Valles son un privilegio que valoro enormemente. En principio, agradezco el gesto de los organizadores que deciden por uno, luego sufragan los gastos de traslado, hospedaje y demás, especialmente en un momento donde la austeridad se volvió pesadilla para las instituciones públicas.

Confianza, es la palabra que no podemos desechar. Pero más que con palabras, uno debe agradecerlo con su preparación, con la calidad de la conferencia o actividad para la cual es invitado y con el desempeño en el momento. He preparado una conferencia inédita, que no he trabajado antes, porque el tema que me propusieron es un reto: temores, tensiones, retos y esperanzas en la educación media superior actual.

Aunque en principio la amplitud me abrumó, luego, con la sedimentación de la angustia y la llave abierta hacia las ideas, agradecí también el pretexto formidable para pensar qué tenemos y qué ilusiones y fantasmas rondan ese complejo y vital subsistema educativo, el llamado coloquialmente “bachillerato”.

Deja tu comentario