¿Escuela o tiempo libre?

Sigo leyendo a Jorge Larrosa y Karen Rechia luego de abandonarlos por unos días, enfrascado en el trajín laboral. Reflexionan sobre la disciplina. Jorge filosofa: opone envejecer lleno de días a envejecer cargado de años. Crítica: “tengo la sensación de que, cada vez más, en la universidad, pero también en la escuela, hacer las cosas se ha convertido en una obligación, en una tarea, en una carga, en un trámite”.

Instruye: la palabra “scholè” significa tiempo libre, o sea, un escolar es una persona que goza del tiempo libre: “mientras que ahora todos nos comportamos, también en la escuela, también en la universidad, como esclavos, como viviendo un tiempo esclavo, un tiempo de servicio, un tiempo del que lo único que uno quiere, y espera, es que acabe cuanto antes”.

¿Cuánto es responsabilidad de las familias? ¿Cuánto de ese trastorno es culpa de la escuela, sobre todo la privada, presa de visiones instalada por los mercaderes? ¿Cuánto colaboramos los maestros en el descarrilamiento de la escuela con sentido?

Deja tu comentario