Martes de conferencias

Martes con sabor a lunes. Jornada dedicada a escuchar. Temprano en la Universidad de Colima asistí a la conferencia de la directora general del Conacyt. Fue una charla muy clara, didáctica, muy a tono con la sesión general, aunque poco entendí, por la distancia temática con respecto a mi campo profesional.

Me pregunté: ¿cuántas veces los profesores llegamos con clases magistrales que los alumnos no comprenden, porque nunca tejimos puentes cognitivos? Preciso, o reitero: si entendí poco de la conferencia no fue culpa de la ponente.

Me alegró presenciar el homenaje a Ramón Álvarez Buylla, y saludar de nuevo, después de varios años, a Elena Roces, su esposa, mujer científica por quien tengo simpatía y a quien admiro.

A mediodía asistí a la conferencia organizada por la Fundación Cultural Puertabierta, mi casa. La ponente, Daniela Brandazza, de estupenda lucidez, nos enseñó conceptos básicos pero pocos difundidos en el común de la ciudadanía, indispensables para alejarnos del analfabetismo en que vivimos política y económicamente.

Su presencia no pudo ser más pertinente, en un momento en que se juzga sin demasiado conocimiento a las calificadoras de riesgo crediticio. Nos guste o detestemos ese tipo de organismos, son parte de la realidad global que hoy vivimos [o sufrimos]. El cierre de la conferencia fue muy emotivo, gracias al tino de los organizadores.

Aunque los compromisos y deberes rebasan los tiempos de mi agenda, siempre resulta agradable e interesante escuchar una conferencia bien preparada y mejor presentada. Un martes de aprendizajes.

Comentarios

  1. Josué Noé dice:

    Han pasado varios días de la publicación del presente pero por su actualidad e importancia del tema tratado bien vale un comentario, sobre todo cuando suenan los tambores al alba para arremeter de nueva cuenta contra la CNTE en el marco de la 4T neoliberal.
    1.- Desde los aparatos de estado justifican las decisiones y acciones quienes participan en ellos para mantener el espíritu de cuerpo tan necesario en la burocracia. Por ello defienden todas las Figueras que contribuyan al mantenimiento del Estado sin importar que la credibilidad sea nula, como las figuras políticas de foros, parlamento abierto y encuestas. Los foros organizados por la SEP para supuestamente recoger las diferentes propuestas sobre educación fueron un engaño; una acción concertada entre autoridades educativas y el charrismo sindical (léase dirigencia del SNTE) para aparentar participación ciudadana. No justifique esas falsas figuras, y hacer válida la frase: “las propuestas de la CNTE se recogieron”.
    Con la cascada de miles de propuestas que fueron presentadas, en su mayoría por gente movilizada por la dirigencia sindical, quien fue encargada de organizar el evento, se buscó legitimar una decisión de antemano acordada por el gobierno de AMLO, los empresarios y la OCDE.
    Ante ello, pregunto ¿cuál fue la razón de otorgarle el papel de organizador de esos foros al charrismo sindical? ¿Fue, pregunto, con la finalidad de mantener el control magisterial en los marcos deseados por la burocracia política y empresarios? Sigo preguntando: ¿quién recogió las propuestas? ¿Bajo qué criterio las escogieron? y ¿quién o quienes la jerarquizaron? ¡quienes redactaron la iniciativa de ley? Todo quedó en manos de la burocracia político-estatal y nunca fueron aprobadas en Asamblea sindical ni puestas a discusión en espacio académico alguno. Aquellas distintas al proyecto gubernamental no fueron consideradas, y en caso contrario, ocupan un oscuro lugar en la iniciativa de ley. Lo único que fue retirada fue la causal de separación por resultados insuficientes. Los diputados priístas se jactaban de la propuesta de AMLO al decir que el 80 por ciento de la ley educativa de 2012 se mantenía incólume.
    Esto explica la inconformidad de muchos profesores y en particular de la CNTE, y justifica su acción en el pleno de la cámara de diputados. Gracias a ella, desde el gobierno de Peña Nieto es que en este país la sociedad ha conocido el proyecto educativo oficial y sus propósitos perversos.
    2.- Es falso que la CNTE quiere que la reforma de la reforma educativa se apruebe en los términos que ella plantea, como señala usted en su artículo. Esa afirmación lo único que hacen es expresar la visión aparatista de quien la formula, es decir, es una visión autoritaria proveniente de los intelectuales orgánicos del Estado quienes acusan a la CNTE de intolerante y única oposición a la reforma.
    Las limitaciones de la propuesta de reforma no son formuladas en exclusiva por esa corriente de oposición sindical; expertos en la materia también la cuestionan, como por ejemplo; Imanol Ordorika, Hugo Aboites, Manuel Gil Antón, Tatiana Coll, entre otros. Recomiendo vea en Youtube las conferencias que al respecto organizó el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, con la finalidad de que conozca, desde la academia, la visión crítica de la reforma académica propuesta por el gobierno de AMLO. También lo invito a leer el Documento Orientador del V Congreso Nacional Extraordinario de la CNTE con el que podremos no estar de acuerdo con algunas tesis o con la totalidad del documento pero permite soportar mejor una crítica a la propuesta educativa de esa corriente política sindical. En su seno hay debate, no es un organismo monolítico, es plural y democrático.
    3.- Cuando la democracia en un país está negada las acciones de calle son obligadas para llevar la discusión a cada espacio social, por eso, ese es el modus operandi de la CNTE, y el silencio, el ocultamiento de los verdaderos propósitos, la mentira y la patraña es la del gobierno y sus intelectuales.
    En este país hay pluralidad no así democracia. En los partidos políticos ella está negada, las pruebas están a la mano en cualquier organización política que se trate. En los sindicatos, el despido, la corrupción, el asesinato y el contubernio con el Estado son las formas comunes de actuar. Ejemplos los tenemos a la mano: Carlos Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez Sada, Napoleón Gómez Urrutia, Rodríguez Alcaine, Hernández Juárez y Cecilio Lepe, por poner solo algunos nombres. La corrupción, tráfico de influencias, la protección política y judicial del Estado, el fraude y la persecución política son el modo operandi de los partidos políticos y organizaciones sindicales. La vox populi llama a los dirigentes de estas últimas: charros. ¿Por qué será?
    Los medios de comunicación en este país no construyen espacio público que permita el debate amplio de ideas. En los espacios bajo control estatal es inexistente la intensión de constituirlos como público societal, en tanto el espacio privado está bajo el imperio empresarial en defensa de sus intereses corporativos. ¿Qué espacio puede entonces utilizar la CNTE y las organizaciones comúnmente llamadas privadas para dar a conocer de manera amplia y continua sus posiciones?
    4.- En su artículo hay perversidad cuando señala que el magisterio disidente acusaba “a la reforma todavía vigente de ser laboral y lo que exigen es una reforma educativa que en realidad sea laboral y les devuelva privilegios.” Esto último parte es una trampa en su formulación, pues lo que usted plantea es la pérdida de derechos laborales. Hace eco del propósito gubernamental de desarmar al magisterio de medios de defensa y estabilidad laboral, como cualquier otro trabajador los tiene. Veamos.
    La llamada Ley General del Servicio Profesional Docente de la reforma educativa de 2012 violenta los derechos de los trabajadores docentes al convertirlos en “sujetos administrativos” y negarles así los derechos que establece el Artículo 123 constitucional en cualquiera de sus dos apartados, y por ende, los docentes dejan de ser regulados por la ley reglamentaria del trabajo del Apartado B. Así se finiquita el famoso sistema de pesos y contrapesos que con tanta enjundia reivindica como principio democrático para la institución que preside la Consejera presidenta del INEE, según ella, para la obtención de la calidad educativa, sin embargo, y con apoyo en la Ley del Servicio Profesional, se opone a la existencia de los pesos y contrapesos en las relaciones laborales para facultar a la SEP y al INEE, para efectos administrativos, a interpretar unilateralmente la ley (Art. 67). Aquí, según la Consejera presidenta, ya no se atenta contra la democracia de pesos y contrapesos. Cuando beneficia a su autoridad, los reivindica, y cuando reduce su autoridad, se opone a su existencia. Qué lógica democrática tan rara. ¿No cree usted?
    Es entonces en ese contexto que debe entenderse la actitud de la CNTE, en tanto la actual propuesta de la 4T recoge como médula de su reforma la lógica anterior que niega al magisterio ser considerado en el Apartado B del Artículo 123, situación que lo obliga a mantener su abierto y firme rechazo a continuar sin los derechos laborales que corresponde a cualquier trabajador y que le fueron arrebatado desde la reforma educativa anterior. Eso explica y justifica la lucha del magisterio en defensa de sus derechos que consagra la Constitución de 1917. ¿O usted propone que pierdan esos derechos?
    5.- De cuáles privilegios habla usted. Sea específico. Para los neoliberales los salarios y condiciones de trabajo que favorecen mejoras de vida y trabajo, son un privilegio. Desde que la visión neoliberal se convirtió en el paradigma hegemónico el término privilegio ha sido esgrimido contra las demandas de mejora de vida y trabajo. La SEP no es la excepción, simplemente vea los montos que los docentes de nuevo ingreso (los famosos idóneos) perciben. Dudo que usted se hubiera dedicado a la docencia con los montos salariales actuales. Le pregunto, ¿los salarios del magisterio de antaño son de privilegio? Quizá, sí, pues hoy los ingresos del docente son de miseria. ¿Es un privilegio a que deje de ser el docente trabajador eventual? ¿Eso es un privilegio? ¿De que tenga el derecho a organizarse sindicalmente para la defensa de sus derechos? ¿Organizarse en sindicatos democráticos e independientes del Estado es un privilegio? En un país carente del factor democrático como el nuestro, si lo es. ¿Los ingresos que reciben los altos funcionarios de la SEP y del INEE son un privilegio? ¡Esos también lo son en un país con tantas carencias¡ ¿No lo cree usted? Reitero la pregunta ¿De cuáles privilegios habla usted?

    • Josué Noé:

      Gracias por la lectura de la página escrita para mi Diario 2019 el 20 de marzo. Aclaro: no es un artículo, es apenas un comentario al vuelo que confiesa dudas y parcialidad. Agradezco, sobre todo, la prolija exposición que respeto aunque no comparta en algunos casos, y en otro rechace, como la acusación de “perversidad”, que me parece, digamos, excesiva, para ahorrarme un adjetivo malsonante y pasar del intercambio de ideas al lanzamiento desenfrenado de epítetos.

      Responderé a aquello donde asumo responsabilidad, y me abstengo frente a las interpretaciones muy libres sobre el contenido original.

      Mi comentario es personal, estrictamente personal, no tiene que ver con los “aparatos de estado”. No soy abogado ni escribano de nadie. Señalé literalmente: “Mi primera lectura es, probablemente, muy parcial. Probablemente también me falta información…”. Asumo, pues, la falibilidad de mis argumentos, sin ostentarme como arquitecto oficial de la realidad.

      Me ordena que “no justifique esas falsas figuras” de foros, parlamento abierto y encuestas. Ni las justifiqué ni las cuestioné. Le agradezco la instrucción; guárdesela: decido libremente qué justifico o no, qué ideas defiendo y cuáles postulo.

      Afirmé lo que leí en declaraciones de prensa (https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/no-hay-acuerdo-con-la-cnte-para-desbloquear-san-lazaro-delgado https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/politica/mario-delgado-pide-a-la-cnte-que-les-den-chance-de-sesionar-3234590.html) y escribí: “La cosa, simplifican los voceros (de Morena), es que les falta información (a la CNTE), y cuando sepan, aplaudirán”.

      El dicho previo a lo citado es inobjetable: después de muchas horas de deliberaciones, discusiones, ponencias, parlamentos, etcétera, la CNTE se inconformó. ¿Falté a la verdad? ¿Que bloquearon las sesiones donde se discutiría el dictamen es mentira?

      Sobre los mecanismos elegidos por el gobierno federal para recoger opiniones y propuestas no hice juicios. Usted ha sido contundente. Algunas de las preguntas que formula también son mías respecto a la organización y sistematización de opiniones. No tengo respuestas tampoco.

      Me pregunta: “¿Qué espacio puede entonces utilizar la CNTE y las organizaciones comúnmente llamadas privadas para dar a conocer de manera amplia y continua sus posiciones?” No sé si deba responder, porque no soy el responsable, pero reacciono: en el caso de la CNTE, en este contexto, entiendo que ellos tuvieron abierta la puerta y los espacios para participar en los foros, encuestas, parlamentos. ¿A alguien de ellos se le negó? Lo ignoro. Más: los vimos, expresaron sus opiniones. ¿O sucedió algo distinto con los diputados federales que pertenecen a las secciones donde mayor presencia tiene la CNTE? ¿No se les permitió expresarse? Ahí en el IISUE tuvieron la palabra, justo después del subsecretario Concheiro, solo por citar un ejemplo. Silenciados en la discusión de la nueva reforma no estuvieron. Que sus argumentos no resulten convincentes ni considerados por el gobierno federal, o no se tomen a pie juntillas, eso tendría que preguntarse en otra tribuna. Otras opiniones, no solo de la CNTE, fueron desestimadas.

      Sobre los términos en que la CNTE quiere que se apruebe la reforma tenemos divergencia, pero es saludable, sin necesidad de juzgar a las personas y su categoría intelectual por el desacuerdo. Un dilecto educador, Pablo Latapí, decía: el que no piensa como yo, me ayuda.

      Me cuestiona también sobre los maestros; le cito: ¿O usted propone que pierdan esos derechos? Mi respuesta es: NO. Mi comentario no abordaba expresamente el tema. No postulé la negación de derechos de ninguna especie.

      Usted lista una relación de académicos respetables, mismos que leo consuetudinariamente, pero igualmente hay otros que tienen posturas distintas, y no por ello se forman en las filas de “intelectuales orgánicos del Estado”, como Carlos Ornelas, Pedro Flores-Crespo o Alma Maldonado. Pero evitaré la estigmatización rápida en su escrito entre “expertos en la materia” e “intelectuales orgánicos”.

      El evento citado del IISUE lo observé en su momento con agrado y, entre paréntesis, disfruté la participación de Elsie Rockwell. No conozco el documento orientador de la CNTE que me sugiere. Gracias.

      Respecto al punto final de su comentario, me pregunta de qué privilegios hablo. Otra vez, me abstengo de responder a sus adjetivos personales. Respondo breve: control de la nómina, entrega de plazas en automático o reparto discrecional de plazas, y compra venta de plazas. Usted podrá buscar por su cuenta y otros medios, pero le dejo una nota de Aristegui: https://aristeguinoticias.com/2103/mexico/reforma-educativa-es-legitima-seguiremos-priorizando-el-dialogo-adela-pina-exigencias-de-la-cnte-no-han-sido-atendidas-eloy-lopez/

      Le dejo una nota más reciente sobre el tema, con la poco edificante práctica [según la nota] en que incurrieron algunos “diputados federales de Morena ligados a la CNTE”: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/diputados-de-morena-ligados-la-cnte-hacen-copy-paste-de-propuestas.

      Que el proceso de ingreso, promoción y permanencia a la carrera docente en el país es todavía cuestionable, imperfecto, mejorable… no tengo duda.
      Por último, comparto su legítima preocupación: la reinvindicación del oficio docente y el pago justo, su organización sindical, respeto a sus derechos, son, sin duda, tareas lejanas e inconclusas, lamentablemente.

      Reitero mi agradecimiento por su lectura y le envío cordial saludo.

  2. Josué Noé:

    Omití compartir un artículo de Carlos Ornelas, experto también en temas educativos, con otra interpretación de la realidad en cuestión.

    https://www.excelsior.com.mx/opinion/carlos-ornelas/presidente-cnte-congreso-eeg-igual-a-confusion/1306848?fbclid=IwAR3s_UsR3OlG73M_ivRjFrMe8rsZBivIAiVkkDIKJbWOIKRDPyCMHhnzXpk

    Saludos.

Deja tu comentario