México: en blanco o negro

En el libro sobre Joaquín Sabina titulado Sabina. Sol y sombra, de Julio Valdeón, el autor recoge las palabras de una conversación del cantante y poeta con Javier Menéndez Flores para otro libro [Sabina en carne viva]: “La cosa que más me molesta de la Cuba de Fidel es que allí los matices no existen… Es decir, allí o eres castrista o eres un agente de la CIA. Y yo me niego a ser ninguna de las dos cosas”. Entre paréntesis, también confiesa su amor: “pero la amo mucho y vivo todas las contradicciones que vive esa isla”.

Cuba no es el motivo de mi reflexión. Es un pretexto para detenerme en la situación que atraviesa nuestro país, caliente por sus propias fracturas, agrietado políticamente, con alta tensión entre los seguidores y defensores del presidente y sus contrarios, a quienes se coloca a todos en un mismo saco. Yo, como Sabina, me niego a ser ninguna de las cosas.

 

 

Deja tu comentario