El coronavirus

Un fantasma recorre el mundo: el coronavirus. Surgido de una provincia china que probablemente nunca escuchamos antes, hoy amenaza la salud mundial. Cada día se expande y el mapa va agregando nuevos puntos donde brotan casos; la cifra de muertos se eleva incesante.

Según los datos recientes de la ONU, en esta tarde de jueves, en China hay 7,711 casos confirmados; 12,167 casos sospechosos, 1,370 graves y 170 muertes. El mal llegó a 18 países donde se reportan 82 casos, 7 de los cuales no habían viajado a China; fuera de China, se sabe que en 3 países hubo contagios de persona a persona y, por fortuna, no hay muertos todavía.

Por otro lado, aparecieron mitos en torno al origen, como rumores, que crecen con la falta de información y de ganas de enterarse. El problema es también un déficit formativo y de interés.

China no deja de sorprendernos con su magnificencia. Construye un hospital gigantesco en la provincia donde comenzó la maldición bíblica de ocasión: cabrán más camas de hospital que en toda Colima.

El coronavirus, para algunos malpensantes, es otro de esos males creados por seres humanos perversos que pretenden equilibrios demográficos o vender las curas y enriquecerse. Entre esas hipótesis y las sopas de murciélago que otros acusan como causantes, nos vamos pasando estos días grises.

Deja tu comentario