La noche de Balzac

Mientras esperaba el abrazo nocturno del sueño o en las madrugadas de insomnio pandémico, pasé las últimas dos semanas leyendo la biografía de Honoré de Balzac escrita por Stefan Zweig. Se llama La novela de una vida.

Hoy terminé temprano, con desazón por la forma tan desoladora como murió el prolífico escritor.

Los pasajes desesperantes del Balzac emprendedor de mil negocios fallidos en su ambición de convertirse en rico, así como la desgraciada búsqueda de una esposa millonaria que le regalara el paraíso soñado, fueron el augurio del desenlace.

Infancia triste, incluso cruel, pero exuberante en su fantasía creadora de unos dos mil personajes y la monumental Comedia humana son la noche y el día, las caras de la vida y la muerte. El precio de la vida elegida.

No sé si volveré a otra biografía pronto, después de leer a Zweig y la que para él fue su obra cumbre. Muchas aventuras, pero demasiadas desgracias para días aciagos.

Deja tu comentario