LA PANDEMIA NO ES UN PARTIDO DE FÚTBOL

¡El peor día para México en la cifra de muertos por la pandemia! Superamos el límite de los 500 decesos, con las reservas de la información oficial que ha reconocido la parcialidad de los datos; o sea, la cosa seguramente es peor.

El presidente de la República, sin embargo, se empeña en domar la realidad con discursos. Las turbulencias son el pan de cada día. Unos aplauden y enfrente se mofan de que al subsecretario López Gatell le hayan invitado a sumarse a un panel de expertos de la Organización Mundial de la Salud; que sí, que no, que no es definitivo. Mensajes en un sentido y otro van, como si la pandemia fuera un partido de fútbol y hay que hinchar por un bando o el contrario.

Cuando se romantizan las interpretaciones y se afirma que seremos mejores después de la pandemia, cosa que vemos lejos, mi reserva de dudas crece con respecto a lo colectivo. La pandemia solo aumenta la fisura entre los dos polos que discuten en monólogos a veces imbéciles.

En Colima los pronósticos son oscuros. En la conferencia vespertina nos mostraron como uno de los tres estados donde se incrementó la movilidad durante este período. Además de la advertencia de la Secretaría de Salud estatal, de suyo grave, los políticos están empeñados en sus propias campañas y promociones de imagen. Hoy la portada de los dos periódicos principales refleja la morbilidad de la decencia: en el Ecos, actos de campaña a favor del presidente municipal de la capital, empeñado todos los días en promover su imagen como en un mundo aparte; en el Diario, dos notas sobre el diputado diagnosticado con la enfermedad, porque no respetó el confinamiento a que los ciudadanos hemos sido convocados y debemos acatar quienes podemos.

Busco y no encuentro motivos para pensar que sí, que a la salida de la pandemia seremos mejores, pero hoy no lo veo claro.

Deja tu comentario