Otra mancha

No me sorprendió la declaración del secretario de Educación Pública en la entrevista con Adela Micha. Lo había anunciado en su conferencia vespertina. Junto a los maestros estará un conductor de televisión, aseguró, porque el lenguaje de la televisión es distinto, lo que sea que ello signifique.

No me sorprende ni me espanta. Jamás esperaría una declaración profunda de Esteban Moctezuma sobre temas educativos, porque no sabe, no es experto, ni le interesa.

La ignorancia en el país no es problema para ostentar cargos públicos; no lo fue antes, tampoco ahora.

¿Qué clase de concepto tienen el secretario de los maestros, de esos que pretende “revalorizar”?

¿Es que los conductores de la televisión sí conocen los códigos del discurso pedagógico? ¿Es que para ser maestro basta con manejar el lenguaje habitualmente pobre, corto, insulso y banal de la televisión mexicana de Televisa y TV Azteca? ¿Quiénes son los modelos de la televisión que vendrán a enseñarle a las maestras y maestros cómo comunicarse con los niños?

¿Así de barato? Eso decía un querido colega michoacano a su paisano, cuando quería cuestionar la solidez de sus argumentos, en los lejanos años de 1990, cuando estudiamos el posgrado en la UNAM.

¿Es que ese es el rasero para medir la calidad de los maestros y, repito, la “revalorización” del magisterio?

Que san Comenio o don Gregorio Torres Quintero nos cojan confesados.

Deja tu comentario