Violencia de género y su castigo en la UdeC

Veo en la cuenta oficial de Twitter de la Universidad de Colima una tabla con información sobre la violencia de género y las quejas entre 2017 y 2020. Según la información, en ese periodo se atendieron 53 quejas y sancionaron 42 personas: seis estudiantes, nueve trabajadores y 27 académicos; entre estos últimos, a 14 se rescindió el contrato. En el caso de los estudiantes, tres fueron amonestados y tres sancionados.

En estos tiempos de alta sensibilidad social y violencia exacerbada, la información pura y clara no es opción, sino obligación y gesto de coherencia. Así tendrá que ser en adelante; la batalla contra los violentos y acosadores no podrá pausarse, sin distingos de ninguna especie.

Me parece oportuna la publicación, además, porque la semana anterior en Facebook se lanzaron muchos comentarios en el muro de la Universidad, cuando se publicó el mensaje alusivo al 9 de marzo.

Son el ejemplo y la transparencia una medida contundente para combatir hechos oprobiosos y antídoto para inhibirlos. Pero la responsabilidad es también de nosotros, quienes laboramos en la Universidad, o estudiamos en ella, pues en esa medida podremos darle vuelta a las páginas de impunidad que algunos hayan intentado manchar.

Deja tu comentario