Novedades

DECISIONES INAPLAZABLES

Las circunstancias dictan un imperativo que no parecen atender los involucrados: asegurar la viabilidad financiera de las universidades públicas. Es tarea del Estado, por supuesto, principalmente de sus gobiernos, de sus diputados y de los rectores, pero se mira de soslayo o se confía en la generosidad de alguna mano invisible que vierta la solución. La mano no asoma y no asomará si no hay decisiones políticas e imaginación, hechos firmes y no la misma demagogia irresponsable.

El caso reciente de la Universidad Autónoma de Zacatecas y las latentes crisis financieras en otras instituciones estatales son una más, la enésima advertencia de una bomba de tiempo en medio de un campo minado. Pero las condiciones acelerarán estallidos cuando se acumulen las variables en curso: la crisis de los jubilados, el aumento de los gastos de operación y las necesidades, la expansión de las plantillas laborales, la ineficiencia de los gastos y el estancamiento de los presupuestos.

Leer más…

DEL FÚTBOL Y POBREZA

Mi ignorancia sobre el fútbol crece todos los días. En el último par de años, cuando he visto partidos de la selección mexicana, más de dos veces he debido preguntar: ¿y ese, en qué equipo juega? Si me preguntan cuántos puntos tiene un equipo o quién lidera el campeonato erraré con toda probabilidad. Me sucedió de nuevo. Antes de que el poderoso y arrogante equipo español, Real Madrid, anunciará el interés por contratar a un futbolista, Gareth Bale, no había escuchado ni leído su nombre. Después de concretarse el paso del futbolista sigo ignorándolo todo de ese, como de casi todos los jugadores. Se dice que costó cien millones de dólares, o cerca de esa cantidad. La cifra provoca escalofrío y es un testimonio de las inmoralidades en ese deporte, rey en producir ganancias en todo el orbe, con una organización, la FIFA, que, hasta donde mi memoria registra, tiene más países en su membresía que la Organización de las Naciones Unidas.

El fútbol es un deporte que casi a cada paso nos regala casos oprobiosos, escándalos que demuestran que los jugadores son una pieza, un objeto en una poderosa maquinaria que los tritura con la complicidad de los grandes monopolios mediáticos y comerciales del mundo. Fue eso, más que sus excesos personales, lo que provocó la terrible persecución que sufrió Diego Armando Maradona, quien los desafió protestando con toda su energía y elocuencia, porque los grandes señores de la FIFA decidían a qué hora se jugaban los partidos de los Mundiales de acuerdo con los intereses comerciales, aunque eso significara poner en riesgo la salud de los protagonistas.

Durante la pasada Copa Confederaciones, realizada en Brasil, además de las circunstancias sociales críticas de la población hubo acusaciones por los altos costos que debía pagar el país anfitrión, mientras los servicios sociales se regateaban a la ciudadanía. Y aunque pueda ser una comparación asimétrica, no pocos pusieron el dedo en la desproporcionada diferencia entre el salario de un maestro y el salario del nuevo astro brasilero, Neymar.

Escándalos y poca honorabilidad abundan en las decisiones alrededor de ese deporte. Entre ellas, en los últimos años, la inflación de las piernas de los futbolistas. Gareth Bale es el caso más reciente, pero no será el último. Un caso que provoca indignación, críticas en el medio deportivo pero, sobre todo, reflexiones. Bale no es el único, ni el culpable, pero sí, quizá, el caso que reafirma la dificultad para darle la vuelta a esas páginas escritas con la sangre de la ambición y el lucro.

HACIA LA RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

En las páginas finales del último capítulo del libro Universidad, responsabilidad social y bien público. El debate desde América Latina (2012), Ernesto González Enders, profesor de la Universidad Central de Venezuela, propone cuatro líneas de acción para dar contenido al discurso de la responsabilidad social universitaria.

El capítulo forma parte de un volumen coordinado por el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, y por Axel Didriksson, académico de la UNAM y ex funcionario en el gobierno de la Ciudad de México. Junto a González Enders escriben otros habituales en el análisis de la educación superior regional, como José Dias Sobrinho, Ernesto Villanueva y Carlos Tünnermann, quienes dan cuerpo a un volumen que merecía mejor edición de Miguel Ángel Porrúa y la Universidad de Guadalajara.

El conjunto de trabajos se unen por varias ideas poderosas que argumentan con solvencia: el compromiso social de las universidades, una singularidad que aporta Latinoamérica al mundo y que encuentra un punto de referencia en el Movimiento Universitario de Córdoba (1918); la defensa racional de la educación como un bien público y un derecho humano, cuya obligación reside en los Estados; la necesidad de adaptar las universidades latinoamericanas a las transformaciones sociales de la mano del desarrollo de sus respectivos países, así como la construcción de proyectos propios de internacionalización en respuesta al entorno global.

Leer más…

EJEMPLARES EN SERIO

El caso de la carrera de medicina en el Instituto José Martí, creado por el Partido del Trabajo, podría significar un punto y aparte en la educación superior colimense. Quiero creer que así será, de lo contrario, menos justificación tendría la frustración de dos años perdidos para un puñado de jóvenes. De lo ocurrido y el papel del PT o de la secretaría de Educación no escribiré. Intentaré mirar adelante y sacar conclusiones proponiendo que el caso sea ejemplar en serio. Expongo primero hechos elementales, luego el reto.

Es verdad que en México los gobiernos federales han renunciado a una de sus principales funciones con la educación superior: normarla, regularla y supervisarla (por supuesto, tampoco invirtieron como prometieron). La explicación es simple: ante su incapacidad política y falta de voluntad para impulsar con determinación la educación superior y el derecho a acceder a ella, alentaron la apertura de escuelas de enseñanza privada de baja calidad y costos accesibles a ciertos segmentos sociales.

Leer más…

NOTICIAS EN LA CARRETERA

12 de agosto. Para el viaje por carretera de Buenos Aires a Santa Fe compro el periódico. Busco los primeros balances por la jornada electoral de ayer domingo: las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, un ensayo de lo que serán las definitivas en octubre. Es muy complicado entender la política argentina, y los medios periodísticos ayudan poco. El mismo hecho (si es posible afirmarlo así) tiene construcciones mediáticas antagónicas en “Clarín” y “Página 12”, como si dos países distintos fueran el escenario.

Entre la oferta elijo “Tiempo argentino”. Mi repaso por las notas, artículos de opinión, fotos e imágenes gráficas me deja una idea general de lo sucedido en la capital federal y en las provincias. Ahora no podría opinar más de tres minutos o tres párrafos, así que no lo haré. Pero comentaré en pocas palabras un par de noticias leídas mientras corría la tarde y el ómnibus devoraba los kilómetros del camino.

Leer más…