Novedades

Carta frente a la muerte

LágrimaLa muerte es, en ocasiones, conclusión necesaria. La única forma de resolver males prolongados y dolorosos; la solución casi deseada a la tortura que asesina de a poquito víctima y familia.

Fuera de esos casos, la muerte es muy mala noticia. Y terrible cuando el finado vivió pocos años.

En las semanas recientes me golpearon dos muertes de jóvenes. A ella la conocía bien. Fue mi alumna y luego la encontraba con frecuencia en su trabajo; siempre me recibía con un cariñoso “¡maestro!”, sonrisa franca y gesto efusivo. Con la misma alegría la saludaba y me despedía. Hasta que una noche leí el mensaje por Facebook de uno de sus compañeros. Me desgajó la noticia. Cansado de larga jornada laboral salí de inmediato a la funeraria. Su cuerpo no llegaba aún y ya no pude estar por compromisos al día siguiente. Lo lamenté, lo sigo sufriendo y hoy todavía no sé lo que sentiré cuando tenga que volver a la oficina donde Alejandra Rocha dejó enorme ausencia.

Anoche me enteré de otro fallecimiento. No le conocí, pero sentí el dolor de una persona que lo apreciaba y me informó la noticia con un triste “se fue al cielo”. La punzada me llegó por varios frentes: el sufrimiento ajeno, la esposa y, sobre todo, los hijos que perdieron el tronco que los asía. Porque esos hijos, como los míos, como todos los hijos del mundo, necesitan un padre (una madre, por supuesto) que los proteja, oriente, eduque, abrace y cada noche les repita que los ama. Ellos, los hijos de Mauricio, no tendrán más ese padre, solo recuerdos y enseñanzas. Él no disfrutará más el milagro de unos brazos alrededor de su cuerpo y unas manitas amorosas que lo acaricien.

Especulaciones sobre el futuro educativo

Dos decisiones marcarán el rumbo del nuevo gobierno colimense en materia educativa: el equipo que encabezará la secretaría y la elaboración del programa estatal. Indudablemente importa quién será el secretario, si la designación es parte del acuerdo entre partidos o el perfil político y técnico del elegido; sin embargo, la idoneidad de su designación la sellará el equipo a su alrededor. El secretario y sus hombres cercanos es el mensaje inaugural del gobernador.

La otra gran decisión del primer tramo administrativo es el proceso de consulta para el programa educativo estatal. Aunque tradicionalmente ha sido un documento de menor relevancia, sujeto a políticas federales y a las visiones de la secretaría que conduce la planeación, las circunstancias del momento le conceden importancia inédita. Por un lado, el matiz de hombre preparado con el que se presentó al nuevo gobernador descartaría la irrupción de ocurrencias o desatinos en las decisiones. Por otro, las circunstancias convulsas que enfrentó un segmento del magisterio inconforme con el adeudo del gobierno estatal y con la evaluación que dicta la reforma nacional.

La peor manera de encarar dicho escenario es minimizarlo o reducirlo a la expresión de un grupúsculo con intereses inconfesables. Craso error, aunque habitual. No tengo una radiografía completa, pero sí opiniones de profesores y directores para constatar que la inconformidad de los maestros es legítima. Las razones las pueden tener claras en la propia secretaria, por fallas en la conducción de la reforma e inoperancia local.

Leer más…

Más ocio y sinceridad

Marco AurelioAl despertar, mientras preparaba el café, tomé un librito que voy leyendo un párrafo hoy otro mañana, en momentos así, de descanso o atendiendo tareas menores. Se llama Meditaciones, escrito por el romano Marco Aurelio, emperador filósofo, dice la contraportada. Entre paréntesis: no puedo menos que sonreír con leve ironía al compararlo con los pequeños emperadores de ahora.

En el párrafo de turno leí: “De Alejandro el platónico, (aprendí) el no repetir a menudo y sin necesidad, sea de viva voz, sea por escrito, que estoy muy ocupado; y no rechazar así, sistemáticamente, los deberes que las relaciones sociales imponen, pretextando un agobio de quehaceres”.

Recordé a tantos y tantos colegas, que siempre están ocupados, muy ocupados, que solo tienen tiempo para cosas productivas, como sesudos artículos o ponencias. Pensé que confesarlo (que se tienen muchas ocupaciones) hoy es sello de importancia. Si uno reconoce que no está ocupado, a pregunta expresa, estará admitiendo que es un flojo e irresponsable. Y puede ser, pero creo que la sinceridad también debería sentarse entre nosotros con más frecuencia, para las relaciones sociales y para el beneficio más estrictamente personal.

Y si…

Una historia de Colima seriamente hecha, rigurosa, no podría ser complaciente con el capítulo presente. No viene al caso recordar desgracias y corruptelas. Lo menos que precisamos ahora son efluvios sadomasoquistas.

Con el episodio del domingo anterior se cerró una etapa que nos colocó en el mapa, otra vez en poco tiempo, como ejemplo poco edificante; allí están los articulistas de medios nacionales como testigos, y no vale la pena profundizar. No me anima el espíritu polemista, tampoco un cándido borrón y cuenta nueva, pero falta espacio para extenderme. Además, confío en que los historiadores profesionales harán su labor con método científico cuando seamos pasado.

Cuando analiza los problemas de la educación Juan Carlos Tedesco, experto argentino, suele repetir que no hay balas de plata; es decir, soluciones mágicas que resuelvan todos los problemas.

Exactamente eso pienso ahora: no hay balas de plata para los problemas de Colima, como tampoco hay gobernantes de plata. Por otro lado, mal hacemos los ciudadanos si nos quedamos a esperar, indiferentes, a que arriben los mesías.

Desde la perspectiva ciudadana, se me ocurre preguntarnos en voz alta, o reflexionar en silencioso tono interrogativo:

¿Y si hablamos menos y escuchamos más?

¿Y si leemos un poquito más?

Leer más…

Mariano y Paulo Dybala

image Esta mañana ingresé a mi cuenta de Twitter para revisar tendencias. Repasé la larga lista y a la mitad me sorprendió encontrar el nombre de un futbolista argentino: Paulo Dybala. Me vinieron recuerdos gratos. En Córdoba, en el edificio de bulevar San Juan 64, conocí a Mariano Dybala, Marianito, como le apodaba nuestro amigo Aldo, el portero nocturno. Hermanos, por supuesto; Mariano, mayor.

En aquel tiempo, con menos de 20 años de edad, Paulo ya había sido comprado del Instituto de Córdoba por un modesto club italiano, el Palermo, y allí empezaba a anotar goles y llamar la atención de equipos importantes. No fueron suficientes los goles de Paulo y su equipo bajó a la segunda división, de donde regresó al torneo siguiente, con decisivos goles del delantero nacido en Laguna Larga, una población a 50 kilómetros de la capital cordobesa.

Esta temporada Paulo juega para el gigante italiano, la Juventus, y debutó en la selección argentina ya. Los augurios lo colocan muy pronto como estelar al lado de Leo Messi. Veremos.

Las menciones de Paulo en la red social me hicieron recordar a Mariano, con quien trabé una corta pero agradable amistad. Alguna vez cenamos en el balcón de mi departamento, y muchas horas transcurrieron en la puerta del edificio mientras hablamos de política, del fútbol, respondiéndoles preguntas sobre México y, más de una ocasión, de las ilusiones de Paulo.

En esta materia, nada me dará más gusto que verlo anotar el primer gol con la selección de su país e imaginar la cara feliz y orgullosa de Mariano.

Página 29 de 185« Primera...1020...2728293031...405060...Última »