Novedades

El estado de la educación en México. 1ª parte

Este martes la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) presentó a las comisiones de educación del senado y cámara de diputados el informe anual que exige su mandato. Le titularon: “La educación obligatoria en México. Informe 2016”. El documento está disponible en formato electrónico para los interesados. Su lectura tendría que ser materia obligada para quienes nos dedicamos al campo educativo.

Los siete capítulos del reporte examinan temas centrales en el presente y perspectivas. Abordarlos es imposible en este espacio; comienzo hoy, sucintamente, y termino la siguiente semana.

El capítulo inicial se centra en el derecho a la educación, asunto de primera importancia al que el INEE dedicó los informes de 2009 y 2014. Aunque se reconocen los esfuerzos, el rezago se profundiza con el ascenso en la pirámide escolar. La cobertura en preescolar es de 71.9 por ciento del grupo de edad correspondiente, de 98.6 en primaria, 87.6 en secundaria y 57 en media superior. Las diferencias entre entidades federativas son inocultables y el problema se agudiza entre los sectores poblaciones más vulnerables. La conclusión es palmaria: combatir el rezago es tarea inaplazable en una sociedad democrática.

El capítulo 2 revisa las condiciones para el aprendizaje y la enseñanza en escuela primaria. En las conclusiones se afirma: el sistema educativo opera de manera insuficiente y desigual; y las escuelas con mayores carencias atienden a las poblaciones con más fragilidad socioeconómica y cultural.

Leer más…

Historias argentinas para niños

9789870429012¿Viste la estupenda película “El secreto de sus ojos”? Sí, la ganadora del Oscar a la mejor película extranjera en 2010, que dirigió el multipremiado cineasta argentino Juan José Campanella. La cinta, con un elenco encabezado por Ricardo Darín, está basada en la novela del escritor (también argentino) Eduardo Sacheri: La pregunta de sus ojos.

Antes de pasar unos meses en Argentina, en 2013, jamás había leído al recientemente ganador del Premio Alfaguara de Novela 2016. En el frío invierno pampero lo descubrí en su faceta de escritor de temas futboleros: artículos periodísticos, entrevistas, redes sociales, y luego su libro La vida que pensamos. Cuentos de fútbol, dedicado al club cuya pasión heredó del padre: Independiente, uno de los grandes del fútbol sudamericano.

Mi siguiente eslabón con la pluma de Sacheri vino otra vez del cine. Ahora, una película infantil que se convirtió en fenómeno taquillero en su país: “Metegol”, nombre con el que se conoce a lo que en México llamamos “futbolito”. Sacheri fue responsable de la adaptación del cuento “Memorias de un wing derecho”, escrito por el rosarino Roberto Fontanarrosa. El director: Campanella.

¡Tres veces vimos la película Juan Carlitos y yo! La primera, a pocos días del estreno, en el Cine Gaumont de Buenos Aires; las otras dos, en Santa Fe. La última, por cierto, en los días finales de exposición, con entradas a un peso. El tema musical de la película, “Me vieron pasar”, es de Calle 13, y hasta la fecha Juan Carlos la sigue escuchando, cantando y repasando cuando algo no le sale del todo bien; entonces, recuerda que debe siempre levantarse de las caídas y reemprender el camino.

Ese es el preámbulo para contarles que hace tres noches Juan Carlitos me pidió que leyéramos un libro antes de dormir. Elegimos Equipo en peligro, del escritor nacido en Castelar, oeste del Gran Buenos Aires. Es otra historia de los bordó (o granates) y los rayados, los equipos de Metegol: el Capi, Beto, el coreano Park Lee, Lechuga, Melena, Liso, los mellizos Malparitti, Luigi y Mario (¡como los Bros!, dice mi hijo). Y allí vamos en la caminata nocturna por las letras, disfrutando el paseo; a lo que sumo el placer de verlo admirar las ilustraciones mientras escucha atento.

Para leer a los hijos no hay que tener un libro especial, pero sí existe, ya está conseguida la mitad de la victoria, el maravilloso momento de la intimidad en torno a la lectura.

 

Hijos como padres

photo_6Que un padre declare su amor en público no es extraño. Que para el mismo propósito use argumentos rebosantes de cursilería también entra en la norma. Que los hijos pongan al padre en su sitio, cuando así se precisa, es menos habitual; creo.

Mis hijos entran en esta última categoría y su cariñosa, justa insolencia, obliga al agradecimiento. Somos padres, no superiores ni amos en casa. Somos responsables, tenemos obligaciones, debemos cuidarlos, pero no a costa de convertirlos en eunucos de la ciudadanía que se ejerce con libertad responsable, la única existente.

Sentados a la mesa, un día normal, lunes tal vez, mis hijos escuchan el diálogo formal y las buenas noticias que el padre les cuenta. Al finalizar, Mariana, la mayor, sin contemplaciones, demuestra haber comprendido y agradece emocionada porque papá tendrá nuevas responsabilidades y “todos estamos contentos”. Al final lanza tiro directo: pero entonces dejáremos de verte todos los días, no comerás con nosotros ni leeremos juntos en la noche. Balbuceo una respuesta ante el obús.

Juan Carlos, sin fijar los ojos, comedor exquisito de lo selectivo, no tira a la gradas, solo al ángulo, como Messi en sus mejores tardes: pues sí, en tu nuevo trabajo serás el director general, pero en casa eres mi papá.

Leer más…

La educación también es buena noticia

Las buenas noticias en educación merecerían doble atención: por ser menos de las deseables, porque la escuela necesita más comprensión y no juicios sumarios contra sus resultados y actores, y porque existen esos hechos pero atraen menos interés que las notas escandalosas.

Esta mañana leí en “Educación Futura”, portal especializado en periodismo educativo, que los egresados de la Universidad Iberoamericana, institución privada de enseñanza superior, lanzó un programa dirigido a los albañiles para que puedan estudiar y concluir su formación básica y media superior.

Según la nota, once mil trabajadores ya recibieron los beneficios del programa, llamado “Misión Construyendo y Creciendo”. La iniciativa requiere que los constructores de la obra destinen un espacio para habilitarlo como aula y puedan dedicar dos horas al día a su alfabetización, cursar la primaria y secundaria, capacitación tecnológica, hasta cursos de crecimiento personal, como autoestima, salud sexual o violencia intrafamiliar. El Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), por su parte, provee de los asesores capacitados para dirigir el trabajo en los grupos, actualmente 16, confiesa el líder del proyecto, José Shabot.

La iniciativa me parece encomiable. Estoy seguro que, como esa, muchas otras se realizan en todas las entidades del país, pero se conocen poco, se alientan con menos fortuna y no se potencian.

Leer más…

Educar bajo presión

Carl HonoréCarl Honoré, periodista y escritor canadiense, escribió un best seller sobre el movimiento mundial que se extiende a diversos ámbitos: Elogio de la lentitud. Una pausada invitación a reflexionar sobre la condición humana, el tiempo y el sentido de la vida. El libro es altamente recomendable, por supuesto, aunque uno transcurra su jornada cotidiana lejos de las escuelas o el mundo de la enseñanza.

Contra el precepto máximo, lo leí de prisa, interesado en esos momentos por aplicar sus ideas a mis propias elaboraciones sobre una escuela diferente, en un tiempo donde priman la velocidad y la superficialidad, a veces el sinsentido.

Luego de escribir un comentario sobre la obra, Carl respondió en Twitter con gentileza y un perfecto español, que comprobé en nuestra conversación por mensajes directos. Le conté mi proyecto de escritura y recomendó que leyera otro de sus libros, dedicado especialmente al tema educativo: Bajo presión. Cómo educar a nuestros hijos en un mundo hiperexigente.

Es un interesante, ágil y documentado repaso sobre experiencias educativas en distintas partes del mundo desarrollado, en donde buscan revertir o replantear el lugar del tiempo y los exámenes, la primacía de cronos sobre kairós, el estudiante como persona o como rehén del currículum.

El capítulo 6, “Escuela: tiempo de pruebas”, fue escrito a partir de recoger lecciones en escuelas estadounidenses, británicas, finlandesas y australianas, principalmente. Sus conceptos y conclusiones son contundentes y merecen la atención de padres y escuelas. Aquí les comparto algunos:

-“…el argumento de que una mayor cantidad de exámenes y trabajos es el mejor modo de preparar a las mentes jóvenes para la vida en el siglo XXI comienza a estar desgastado”.  

-“El enfoque centrado en los exámenes puede trastocar las prioridades en la clase, desde luego, y propiciar que los profesores enseñen con vistas al examen en vez de promover el verdadero aprendizaje, la imaginación y la resolución de problemas”.

-“Una de las conclusiones que ha extraído PISA es que normalmente las mejores escuelas, públicas o privadas, poseen una elevada autoridad sobre su programa y presupuesto”.

Carl me sorprendió gratamente con ideas que resultaron reveladoras en la búsqueda de alternativas a la escuela rutinaria. En Finlandia, por ejemplo, los niños se descalzan en la escuela, como pueden andar en casa, para sentirse cómodos; o padres que en países desarrollados renuncian a clases particulares porque confían en los maestros y las escuelas públicas.

Aquí ideas de ese tipo son inusitadas, pero un día han de ser posibles, estoy seguro, aunque eso requerirá un cambio en las mentalidades, no solo de las escuelas y los maestros, también de los padres, lo cual es claro en el ejemplo que nos comparte de instituciones coreanas o japonesas donde los padres se opusieron a la suspensión de clases los sábados, una medida que pretendía aliviar la estresante vida estudiantil.

El séptimo capítulo se dedica a un tema de creciente importancia, aunque menos debatido de lo necesario en nuestro país: el tiempo de estudio y para las tareas en casa. Un asunto que podría ser más relevante con la medida que busca presidencia de la república al flexibilizar el calendario escolar. Al respecto, afirma Carl Honoré: “Los expertos están también replanteándose qué tipo de deberes es más efectivo. La mayoría recomienda aparcar las tareas más pesadas –los ejercicios de matemáticas y de ortografía– en favor de trabajos que estimulen a los niños a pensar en profundidad y reforzar la imaginación”.

No es fácil el cambio educativo, pero posible y necesario, como enseñara (y repito incesante) Paulo Freire.

 

Página 32 de 191« Primera...1020...3031323334...405060...Última »