Novedades

NOTICIAS DE GRECIA

Por alguna extraña premonición, el miércoles en la noche comencé a leer el más reciente libro del estupendo escritor griego Petros Márkaris: Hasta aquí hemos llegado. El comienzo es demoledor, como la realidad que viven los helénicos: una paliza a la hija del protagonista, Kostas Jaritos, aturde la respiración y amarga el aliento.

Aunque los griegos no han salido del hoyo en que los metieron sus errores gubernamentales y el pillaje de los elegantes que dirigen la Unión Europea, las cosas más o menos iban saliendo en lo político. Pero en las últimas horas la situación se les puso en una mezcla de chino y alemán que no descifrarán muy pronto. El anuncio de la dimisión de su primer ministro los coloca de nuevo contra las cuerdas.

Con un ojo a las noticias de Grecia, y otro en la nueva novela del detective Jaritos, pasaré el fin de semana.

El pillaje en Grecia

Uno de los más talentosos políticos españoles jóvenes, Alberto Garzón, de Izquierda Unida, en su blog el 20 de agosto escribió este texto que les comparto:

Grecia ya ha recibido por parte de sus socios europeos el primer desembolso del tercer rescate: 10.560 millones de euros. Y Grecia ya ha hecho uso de él: 3.200 millones para devolver el dinero que le prestó el BCE; 200 millones para pagar los intereses por ese préstamo (los beneficios del BCE); 7.160 millones para devolver el dinero que le prestaron los socios de la Unión Europea; y 0 euros para la población griega.

Al mismo tiempo, acabamos de conocer que: la empresa alemana Fraport ha comprado 14 aeropuertos griegos (ubicados en destinos turísticos, ergo muy rentables); una empresa belga va a comprar los puertos de El Pireo y de Salónica;  una empresa danesa está interesada en la operadora de la red eléctrica griega; la empresa rusa Gazprom va a comprar la petrolera griega ELPE.

En conclusión, venta del país a las grandes empresas transnacionales a precio de saldo y ningún beneficio para los griegos y griegas. Y en el Congreso sólo nos opusimos a este saqueo veinte diputados.

ÁNGELES AZULES EN MI TONO DE ESPERA

Confesar que me estoy volviendo viejo es una perogrullada. Aunque no lo escriba, sucede todos los días. Y, aunque no quieran o no compremos boleto, viajamos todos al mismo destino.

Cada uno, cada cual, sabrá cómo identificar los rasgos del paso de los años. En las mocedades, ya se sabe, no somos conscientes e, incluso, lo que queremos es pedir prestados algunos añitos para casi todo lo que resulta tentador. Luego, algunos que siguen desubicados, que así pasaron la vida, buscan ocultar la edad restándose años. En fin. Es cuento personal.

En mí caso, recientemente voy descubriendo el paso de los años en los gustos musicales. Bueno, en muchos detalles, pero ahora solo hablaré de ellos.

Cuando leí sobre la música de Camila, supuse que sería una chica; fatal, me dijeron, es un grupo. Cuando leo en Twitter a muchos jubilosos porque viene a México Ariana Grande, ni siquiera tuve reacción; no tengo la mínima idea de quién es, de dónde viene, qué canta. Tampoco me interesa, la verdad.

Y el culmen de mi constatación es que hoy recibí un mensaje en el teléfono que me invita a cambiar el tono de espera, activando la canción “Cómo te voy a olvidar”, de Los Ángeles Azules. Y no miento: no sé si son hombres, mujeres, o auténticamente ángeles. Tampoco tenía la más cacahuatera idea de que existieran los ángeles de ese color. Hace ya muchos años me quedé en los ángeles negros y los pasteles verdes.

Como verán los enterados, transcurrieron muchos veranos hasta hoy sin darme cuenta del color o el sexo de los artistas populares.

Lo siento, la próxima vez que osen llamarme y no responda de inmediato, se perderán a Los Ángeles Azules.

¡FELICIDADES, CHE!

Pedro VivesNació en General O’Brien, provincia de Buenos Aires. De esa pequeña ciudad, con menos de tres mil habitantes, salió (como el Che Guevara) para recorrer primero su país, luego buena parte del continente, con estancias en distintos países, hasta llegar a México. Residió en algunas ciudades, como Villahermosa y Guadalajara, y desde hace quince años, en Colima.

En su pueblo estudió en la Escuela Primaria No. 20 “Domingo Faustino Sarmiento”; en Buenos Aires, en la “Florentino Ameghino”, y otras. No fue a la universidad, pero no tengo duda: lee mejor y más que muchos maestros y directivos universitarios que conozco, aunque rechine la confesión. Y de su cultura, ni hablar. Su memoria es prodigiosa.

Después de ejercer varios oficios en su Buenos Aires y por doquier, llegó a la cocina. A la parrilla, para ser preciso. Y en Colima no probé –y probé todos más de una vez- mejor asado que el suyo, primero en su restaurante, allá por el Diezmo, donde le conocimos Laura y yo un 24 de enero; luego, nosécuántasveces, unas en su casa, otras en la nuestra, que también es suya. Pero la calidad de su asado es comparable a cualquier otra en la ciudad que elijan.

Leer más…

LA UNIVERSIDAD DE SARAMAGO

SaramagoEl Foro Complutense, autodefinido como un espacio dialéctico de pensamiento y debate a través de conferencias, seminarios y otras actividades de interés cultural, científico y social, albergó el 17 de octubre de 2005, en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, a José Saramago, portugués universal, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998.

Aquella memorable sesión fue publicada cinco años más tarde por la misma institución, con el título “Democracia y universidad”. De su contenido escribiré enseguida. Sobran razones para justificarlo, pero obviaré: los conceptos vertidos por el escritor merecen ser revisados con detenimiento, especialmente en un contexto como el nuestro, plagado de complicaciones derivadas de la ausencia de una cultura democrática sólida, no circunscrita a la jornada electoral.

Polémico como nos acostumbró, y no podía ser diferente en un recinto universitario, inició planteando que la educación es tarea improbable en las escuelas, que la educación no es responsabilidad de los profesores, porque no saben y no les corresponde. Que las escuelas y los profesores deben instruir muy bien, que para eso nacieron. Pregunta: ¿a quién, entonces, le toca la educación? Responde: a las familias y a la propia sociedad. Pero si unas y la otra no aciertan tampoco, la tarea se vuelve compleja. Así lo explica: “Este es el problema, familia y sociedad en crisis, desmembrada una, perpleja otra; por tanto, en esta situación, la única salida que se ve en el horizonte es la escuela: el último refugio, la última esperanza”. Su convicción desafía lógicas: “Sin embargo la escuela no puede educar, no tiene los medios, no sabe, no nació para eso”.

Leer más…

MUNDOS PARALELOS

Leer las noticias en estos días es lo más parecido a un ejercicio de masoquismo. Un dolor autoinfligido.

Me dirán, y con democráticas razones, que los ciudadanos tenemos la obligación de informarnos, de conocer lo que sucede más allá de nuestro metro cuadrado, etcétera, etcétera, así que desinformarse totalmente es posible algunos días, pero difícilmente por demasiado tiempo.

Me pasa ahora que leo las estadísticas del Chikungunya en el país y en Colima. No voy a amargarles el momento a quienes me lean repitiendo cifras y cifras, pero es que vivimos en mundos paralelos. Mientras las cifras oficiales de la enfermedad son risibles, todos los días nos enteramos de un amigo o conocido que enfermó o se curó. Me atrevería a decir que los contagiados que conozco son casi tantos como los que oficialmente enfermaron en Colima, en todos estos meses, según la estadística gubernamental que, ya lo sabemos, suele ser una forma a veces elegante de la mentira.

Leer más…

Página 60 de 185« Primera...102030...5859606162...708090...Última »