Blog

Entradas con las etiquetas ‘Agradecimiento’

Ecos de mis palabras y voz

El 2020 fue un año de mayor intensidad en mis colaboraciones periodísticas para diversos medios. Cada uno, cada semana o cuando corresponde, fueron un desafío para dejar alguna idea o pregunta bullendo en la cabeza de los lectores o escuchas.

Para cada medio y para su personal tengo gratitud doble: porque me reciben y me obligan a tratar de superarme.

En España, desde hace algunos años, encontré un editor estupendo, siempre trabajando al máximo. Pablo Gutiérrez me invitó primero al periódico Escuela y hoy me acoge en las páginas de El Diario de la Educación, con una opinión desde y sobre América Latina. Las colaboraciones que envío cada tres semanas no se publican en México y con ellas espero, pronto, formar un libro recopilatorio de los mejores textos, más otros inéditos allá y acá.

En Colima mi columna semanal, Diario de Educación (guiño al portal español), se publica en Afmedios, gracias a la invitación de un buen amigo y periodista, Essaú López. En El Comentario, mi gratitud al director, Pepe Ferruzca, y a su personal, compañeros en la Universidad de Colima. Gracias también a Luis Fernando Castillo, capitán de El Centinela.

Periódicamente remito colaboraciones al portal de periodismo Educación Futura, a quienes agradezco en la persona de su director, Erick Juárez.

Este año volví también a la radio. Primero, con la invitación que me hizo Luis Fernando Castillo para participar cada quincena en Radio Recuerdo, donde cumplí 18 colaboraciones con las que cerramos por ahora.

Con la llegada a Colima de El Heraldo Radio, Martha de la Torre, su jefa en el estado, me invitó a colaborar semanalmente y hoy sumo 12 cápsulas. Gracias también a la conductora del espacio informativo, Heidi Vizcaíno.

La doctora Arcelia Martínez Bordón, del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación, de la Universidad Iberoamericana, acogió un artículo mío en su blog, Faro Educativo, mismo espacio donde hoy se están publicando los capítulos de nuestro libro Cuando enseñamos y aprendimos en casa. La pandemia en las escuelas de Colima, por lo que me declaro deudor permanente.

Gracias a cada uno de los medios y personas por abrirme espacios para compartir mis palabras y mi voz.

Un abrazo, los mejores deseos y que nos encontremos de nuevo en 2021 con salud y la misma alegría.

 

 

 

 

CIEN PÁGINAS, CIENTOS DE AGRADECIMIENTOS

Flor de Buenos AiresEscribo la página cien de este Cuaderno. Aquí vierto mis reflexiones más personales, liberado de las obligaciones del periodismo o los corsés de la academia, sin más rigor que el gusto, algunos principios y la libertad de escribir sobre cosas pequeñas desde ángulos íntimos.

Así nació este Cuaderno, cuyo título se inspira en el que José Saramago abriera en el mundo virtual para sus lectores y que luego dio vida a libros impresos. El nombre obedece también al hábito de hacerme acompañar, casi a diario, de un pequeño cuaderno de notas, apuntes, borradores, trazos, citas de autores, ideas en proceso o conclusiones provisionales.

Con alguna excepción que me dejó remordimientos, en su apertura propuse publicar sus páginas sólo en el sitio web personal y a través de las redes sociales, no en los espacios que generosamente reproducen mis artículos de opinión.

La idea inicial de cada página tiene orígenes diversos pero más o menos agrupables: a veces un libro de literatura o pedagogía, en otras una canción, no hace mucho un partido de fútbol que miraba por televisión, vivencias personales, conversaciones, la evolución de mis hijos, o un rayo de luz que de pronto iluminó la zona oscura que buscaba horadar o no perseguía.

Un Cuaderno que, debo confesar, parió un hijo todavía flaquito y titubeante, aunque feliz. Cuaderno de Viajes, se llama. Ahora duerme como ciertos animales en el invierno, aguardando otros tiempos, hasta una próxima y afortunada ocasión en que la vida nos lleve por caminos lejanos.

Cien páginas escritas sin adornos y con sinceridad (perdonen la franqueza, o la falta de modestia). Cien razones para buscar otros ojos cómplices, una necesaria compañía. Y llegaron siempre, aunque fueran pocos. Estuvieron.

Cien páginas, más de cien motivos para el agradecimiento por haber estado, por permanecer y, si no es mucha pretensión, porque seguirán ojeando las próximas dos, tres, diez, cien páginas.

El agradecimiento

Con auspicio de las Universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma de la Ciudad de México, Pedagógica Nacional y Colima, en mayo de 2007 conmemoramos diez años de la ausencia de Paulo Freire, ícono del pensamiento pedagógico.

Allí tuve la fortuna de convivir con educadores excepcionales, como Juan Miguel Batalloso, humanista sevillano, una de esas personas que marca e inspira. Él escribió recientemente un bello texto sobre el agradecimiento, del que resumo algunos párrafos e invito a su reflexión.

Leer más…