Blog

Entradas con las etiquetas ‘Analfabetismo’

El país de nunca jamás

Esta mañana recibí una nota periodística vía whatsapp. La firma Aabye Vargas, con fecha de ayer. El encabezado retrata fielmente el contenido: 4T recorta alfabetización y educación básica para adultos. Luego resume: El número de egresados de nivel inicial, primaria y secundaria actualmente son (sic) mucho más bajos a los registrados el año pasado. Al margen del curso de redacción que necesita la autora (o autor) de la nota, la noticia es funesta.

Ahondo en detalles divulgados: este año será el de menor número de alfabetizados y certificados emitidos en los últimos seis años, según Publimetro, con documentos obtenidos mediante procedimiento amparado en la Ley General de Transparencia. Compara 2018 y 2019: hasta agosto del año anterior el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos había alfabetizado a 265 583 personas; este año, solo al 26 % de esa cantidad.

La explicación del INEA, según Publimetro, obedece a una reestructuración para “optimizar recursos” y mejorar los esquemas de atención a los adultos de la zona sur-sureste del país.

Abundan motivos para la preocupación: se reducen los círculos de estudio y los puntos de encuentro, así como el número de certificados emitidos. La justificación sigue siendo la misma: depuración para reubicar.

Los afectados, nos recuerda la nota, son adultos menores y mayores de 60 años, pero también hay 500 mil personas menores de 15 años en condición analfabeta.

No hay buenas noticias esta vez. Son muchos los analfabetos adultos, también muchísimos los niños que padecen eso que Paulo Freire definió como expresión de sociedades injustas.

Retos para la educación en Colima

El 29 de febrero de 2008 asistí a un foro organizado por la Fundación Colosio con el tema de la educación en Colima. Para escribir esta semana sobre las perspectivas de la educación colimense, revisé la ponencia preparada para aquella ocasión y, sin asombro, descubrí que las ideas y retos planteados persisten. Intencionalmente me abstuve de actualizar ese documento; solo extraje y ordené algunos párrafos para compartir ahora.

Se afirma que el presente de las escuelas es el futuro de los países. Si estamos de acuerdo, pensar el futuro obliga a revisar el presente, observar críticamente el aquí y ahora, para imaginar escenarios posibles en función de tendencias e impacto probable de las políticas públicas. En esa perspectiva advierto un conjunto de retos que habrán de enfrentar la educación media superior y superior en la entidad; aunque resulte indispensable mirar el panorama nacional y al resto del sistema. Son retos del presente que podrían seguirlo siendo en el futuro, con mayor nivel de gravedad, si no existen voluntades políticas, conjunción de esfuerzos entre actores implicados, políticas de Estado, firme decisión gubernamental y participación presupuestal creciente.

Los cinco retos son parte de la problemática educativa, pero si se incide en ellos, muchos de los otros podrían amortiguar efectos, lo que permitiría convertir a Colima en una entidad con enorme potencial formativo, comparable con otros países del mundo semejante y, sobre todo, que hace efectivo el derecho constitucional -y universal- a una educación capaz de transformar las vidas de los hombres y mujeres que la habitan, así como a lograr que tan trascendente función social cumpla los cometidos de la educación a principios de nuestro siglo: contribuir a la construcción de una sociedad democrática, económicamente desarrollada y socialmente justa.

Los cinco retos son: analfabetismo y rezago educativo, la necesidad de una visión estatal, cobertura en educación media superior y superior, expansión regulada de la enseñanza privada y financiamiento educativo. A continuación, un brevísimo repaso.

Leer más…

LA ENTREVISTA QUE SOÑÉ

Con el arranque de todas las campañas políticas en mi Estado, la abundancia de mensajes (habitualmente pobrísimos) por los medios más diversos empieza a provocarme un fastidio que tendré que resolver en los dos meses siguientes.

Las cancioncillas de gustos lejanos a los míos, las paredes pintadas, los espectaculares con los poco espectaculares personajes y la música con las letras que llaman a votar por tal o cual candidato, me intoxicaron apenas en las primeras horas de ingestión.

Mi sueño (¿o pesadilla?), me obliga a sentarme para escribir esto que soñé. Una entrevista sobre el tema de las elecciones y lo que diría a los candidatos si tuviera la oportunidad de ser entrevistado. Aquí les dejo las preguntas centrales

Entrevistadora: ¿Cree usted que los candidatos leen?

JC: Sí, sin duda. Leen. Todo mundo leemos; bueno, todo mundo que sabemos leer. En México somos campeones latinoamericanos en analfabetismo. (Hay que recordarlo con sus letras: el analfabetismo no es un defecto o un exceso de ignorancia, es expresión de sociedades injustas). En esa materia, del continente, solo nos superan algunos países de Centroamérica. Por cierto, esos cinco millones de analfabetos mayores de 15 años (si nos atenemos a los datos oficiales) podrían votar el 7 de junio, si tienen credencial de elector y ganas. La pregunta es: ¿con qué lectura (de la realidad) se vota desde el iletrismo?

E: ¿Recomendaría algunos libros a los candidatos?

Leer más…

ELECCIONES Y EDUCACIÓN

¿Cuáles son los criterios que orientan las decisiones del voto en los mexicanos? ¿Cómo razonan su elección? ¿A quién votan?

Voy a aportar algunos elementos para la respuesta, a partir del repaso de lugares comunes en materia pedagógica.

El sistema educativo nacional es enorme. Lo componen 35 millones de estudiantes, desde preescolar hasta la universidad. Es más grande que casi todos los países de América Latina. Ello habla de una inversión cuantiosa de recursos (de todos tipos) a lo largo de varias décadas. Cuantiosa e insuficiente, adviértase.

De acuerdo con las estimaciones que pronto confirmará el conteo de población y vivienda, nos acercamos a los 125 millones de habitantes. Los 35 millones de estudiantes representan una cifra más que considerable, pero su peso proporcional con respecto a la población global debería ser todavía mayor: si sumamos los niños de entre 3 y 5 años que hoy no asisten a preescolar, los millones de excluidos de la enseñanza básica, más los millones de jóvenes que el sistema educativo abandonó en la carrera escolar, la población podría superar los 50 millones.

Leer más…

TEMAS INVISIBLES PARA LA REFORMA

El analfabetismo no es una hierba dañina que debe erradicarse; es la expresión de una sociedad injusta, decía Paulo Freire. En ese pensamiento anida una profunda concepción del sentido social de la educación y su naturaleza política. No es el único, pero el analfabetismo es uno de los datos más reveladores del clima educativo de una sociedad y la jerarquía de valores de sus gobiernos. Lo fue antes, cuando se pugnaba por elevar las condiciones de escolarización en nuestro continente, y hoy  frente a los discursos de la sociedad del conocimiento en países donde persisten desigualdades enormes.

Leer más…