Blog

Entradas con las etiquetas ‘ANUIES’

¿PARA QUÉ SIRVE LA UNIVERSIDAD?

El tema de esta página es una provocación a la curiosidad intelectual, política y pedagógica, pero también al exclusivo club de quienes se sienten cómodos con la tranquilidad del orden ficticio y la paz de los silencios forzados.

No voy a hilar sobre la pregunta. No ahora. Me falta tiempo. Como este diario tiene entre sus propósitos principales ser un depósito de ideas germinales, no quise dejar pasar la ocasión de consignarlo y agendarlo para posteriores y reposadas ocasiones.

Hoy leo un libro colectivo de ANUIES coordinado por una estupenda colega y mejor amiga, Alejandra Romo. Se llama Prácticas de tutoría, prácticas docentes y formación de los estudiantes. Está recién publicado. Es más, hoy se está presentando en Puebla, a la hora en que escribo estas líneas.

En el segundo capítulo encontré dos trozos que quiero dejar tal cual. Sobran las palabras:

La educación superior también debe ser un ejercicio democrático que contribuya a que los estudiantes aprendan cómo cuestionar a la autoridad, que fomente su compromiso como ciudadanos, que les muestre la importancia del bienestar común y que realce la conciencia de su papel en el cambio del estado de las cosas.

No es una consigna delirante de partido político de izquierda o intelectual resentido; es un libro hecho por académicos mexicanos y, repito, con el sello de la asociación nacional de universidades. La segunda idea es de Henry Giroux, uno de los más destacados promotores del pensamiento pedagógico crítico y progresista en Estados Unidos:

…los estudiantes [de educación superior] necesitan aprender, por lo menos, a asumir la responsabilidad por sus propias ideas; necesitan correr riesgos intelectuales, desarrollar el respeto hacia quienes piensan distinto a ellos y aprender a pensar de manera crítica con el fin de incorporarse a la cultura democrática.

Volveré.

Posdata. Inicialmente me resistí a poner esta notita aclaratoria, pero como el mundo está lleno de chismosos de oficio (y no tengo ganas ni tiempo de litigios estériles), tengo que repetirlo: a las cosas las llamo por su nombre. Y esta reflexión no esconde crítica a una institución en particular. Mi pregunta no inquiere sobre la utilidad de la Universidad de Colima, sino sobre la universidad como una institución social, histórica y cultural.

LA EVALUACIÓN A LAS UNIVERSIDADES TORCIÓ EL CAMINO

En el documento que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) entregó a los candidatos presidenciales en 2012, advertía problemas severos en la estructura de la enseñanza superior y de las instituciones de ese tipo educativo. Con cautela, denunciaba el agotamiento de políticas y estrategias que la habían orientada.

La semana pasada Enrique Fernández Fassnacht, secretario general de la ANUIES, en la reunión del Consejo de Universidades Particulares e Instituciones Afines criticó las fórmulas usadas para la evaluación a las universidades. Según la nota publicada en “El Universal” (30 de junio), expuso que esa evaluación tiene un “perfil burocrático” que asegura ciertas condiciones pero no la calidad, y pervirtió el sentido de la función evaluativa. Literalmente habría dicho: “se ha visto como un medio para obtener recursos y no como un medio para mejorar”. Los riesgos de un sistema “obsoleto” (como lo calificó frente al propio subsecretario de Educación Superior) son la simulación y la reproducción de las inequidades.

Leer más…

¿Nueva generación de políticas para educación superior?

Durante la campaña electoral pasada escuchamos en las voces de todos los actores políticos, en mayor o menor medida, declaraciones en torno a la centralidad de la educación. Sobre el ámbito de la educación superior, en específico, se insistió en su importancia para la transformación económica y política del país con adjetivos desmesurados respecto a las propuestas. No es novedad: prevalecen discursos demagógicos, semivacíos y propuestas poco originales. Poco se podría rescatar de las miles de proclamas vertidas en esos meses.

Para el caso de la educación superior la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES, como en las elecciones presidenciales previas, preparó un documento que entregó a los candidatos, obteniendo de ellos aquiescencia y compromisos de apoyo; se llama “Inclusión con responsabilidad social. Una nueva generación de políticas de educación superior”, preparado formalmente con un equipo de investigadores reconocidos en el campo educativo y funcionarios del organismo que agrupa a los rectores, encabezado por su dirigente, Rafael López Castañares. Contiene cinco pequeños apartados, a saber: “Avances y limitaciones en las políticas de educación superior”, “La inclusión social como principio rector de las políticas de educación superior”, “Ejes estratégicos y propuestas”, “Acciones prioritarias” y “Corolario”. Enseguida revisaré el balance hecho a las políticas, programas e instrumentos aplicados en la educación superior desde hace un par de décadas y, en particular, el contenido sobre la evaluación a las instituciones y profesores.

Leer más…

Una nueva generación de políticas para la educación superior

Durante la campaña electoral pasada escuchamos de todos los actores políticos, en mayor o menor medida, declaraciones en torno a la relevancia de la educación. Sobre el ámbito de la educación superior, en específico, se insistió en su importancia para la transformación económica y política del país con adjetivos desmesurados respecto a las propuestas. No es novedad: prevalecen discursos demagógicos, semivacíos y propuestas poco originales; por ello, poco se podría rescatar de las miles de proclamas vertidas.

Para el caso de la educación superior la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, Anuies, como en las dos elecciones presidenciales previas, preparó un documento que entregó a los candidatos, obteniendo de ellos aquiescencia y compromisos de apoyo, durante las reuniones celebradas en la sede del organismo. Se llama “Inclusión con responsabilidad social. Una nueva generación de políticas de educación superior”. Contiene cinco pequeños apartados: “Avances y limitaciones en las políticas de educación superior”, “La inclusión social como principio rector de las políticas de educación superior”, “Ejes estratégicos y propuestas”, “Acciones prioritarias” y “Corolario”.

Leer más…

¿Secretaría de Educación Superior?

El fin de semana en Campeche se celebró una reunión del Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines, de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Distintos asuntos aparecían en la agenda, entre otros, el análisis del documento Inclusión con responsabilidad social. Una nueva generación de políticas de educación superior, que entregarán los rectores en mayo a los candidatos presidenciales. Desconozco los acuerdos adoptados en la asamblea, aunque en los días previos ya se preveía que dicho documento podría sufrir modificaciones “no significativas”. De las versiones preliminares pueden expresarse algunos comentarios.

Dos aspectos destacan, a mi juicio: la propuesta para la creación de una secretaría de estado, tentativamente denominada Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, y ligado a ello, la modificación del artículo tercero de la Constitución Política para reconocer el carácter “estratégico” de la enseñanza superior. Acorde con tales modificaciones, la reforma del artículo 25 de la Ley General de Educación, con la cual se destinaría cuando menos el uno por ciento del PIB a las instituciones públicas de educación superior. En el mismo renglón del financiamiento, se insiste en los presupuestos plurianuales y la corresponsabilidad de los gobiernos federal y estatales, de tal suerte que se garantice la suficiencia presupuestal, sometida a los controles de transparencia precisos.

Leer más…