Blog

Entradas con las etiquetas ‘Colima’

Robo a escuelas

Hay días en que cuesta mucho mantener el optimismo. En tiempos de pandemia, la misión a veces es imposible. Como hoy. Leo en un portal noticioso y a mi cansancio de cada lunes sumo impotencia: “Alarmante robo de material en las escuelas del estado”, titula la nota, sobre una entrevista con el director del Instituto Colimense de la Infraestructura Física Educativa.

Aunque la información es escueta y focalizada en Tecomán, el comienzo denuncia robos en las escuelas de todo el estado.

Los objetos hurtados favoritos: materiales eléctricos y equipos de cómputo.

El robo es delito. Se sabe. Pero robar a instalaciones públicas que prestan servicios como los de salud o educativos ameritarían persecuciones y sanciones mayores, por los daños patrimoniales y la situación de indefensión en que colocan a las instituciones escolares.

Las necesidades sociales, el hambre, el desempleo o la desesperación pueden explicar los móviles del robo a las escuelas, pero los daños que causan son imperdonables. El presente de las escuelas es el futuro de las sociedades; sin un presente promisorio, cancelamos parte del futuro.

Nuevas ventanas al aire

Hace varios meses Fernando Castillo, de la estación radiofónica Recuerdo 102.1 FM, me buscó para invitarme a colaborar con una opinión de dos minutos cada quince días en su noticiero matutino. Sin dudarlo, acepté. Esta semana cumplí seis meses: doce opiniones. Ha sido un desafío enorme, del que aprendo y disfruto.

El lunes, poco después de grabar la cápsula que transmitieron el martes, recibí la llamada de la nueva estación en Colima, parte de un grupo nacional: El Heraldo de México. Me invitaron a opinar cada semana durante tres minutos.

Ayer lo conversé con la jefa de información y acepté. Me incorporaré a su noticiero vespertino local a partir del siguiente jueves.

A las 15.45 h. podrán escuchar mis comentarios de temas educativos. Además, los martes, cada quince días, seguiré con mi participación en Recuerdo 102.1.

Será un nuevo desafío, una ventana para contribuir a la opinión pública en materia pedagógica, en especial sobre el acontecer en Colima. Por supuesto, hay alegría y motivación; más trabajo, sí, pero también oportunidad de crecimiento, compromiso social y una indeclinable fe en el poder transformador de la educación y el oficio docente.

Nuevo libro en puerta

La anterior fue una de las semanas laborales más intensas de la larga cuarentena. Al mismo tiempo que concluían gestiones para la edición del libro sobre la pandemia en las escuelas de Colima, preparaba un curso doctoral que comenzó el sábado y avanzaba contra el tiempo en la corrección de otro libro que entró hoy a la editorial para tenerlo listo este año. De ese libro quiero hablar ahora.

Se llama, si no cambiamos de opinión, 35 años de Pedagogía. Balances y perspectivas, conmemorativo de la fundación de la primera facultad universitaria en Colima, la de Pedagogía. A veces me refutan y dicen: no fue Pedagogía. No aludo a la primera escuela superior, que fue Derecho, como ya sabemos, pero la primera que ofreció estudios de posgrado fue Pedagogía.

Hace cinco años propuse al director de la Facultad coordinar un libro para festejar los 30; ahora, al nuevo director, lo mismo. Y está prácticamente listo. Seguro pronto comenzaremos el proceso de revisiones, correcciones…

El contenido ya será materia de valoraciones de los lectores. A mí me deja satisfecho cumplir otra meta, haberme propuesto un proyecto y seguirlo de muy cerca, hasta que tengamos el libro en las manos.

Después de jornadas extenuantes, descansé y me olvidaré por un momento de todo eso. Esta noche, o mañana temprano, terminaré la estupenda biografía de Erasmo de Rotterdam, escrita por Stefan Zweig.

En dos semanas, o antes, habrá que arrancar nuevos proyectos.

Prólogo de Cuando enseñamos y aprendimos en casa. La pandemia en las escuelas de Colima

Con Rogelio Javier Alonso Ruiz

En diciembre de 2019, en Wuhan, China, fueron detectados los primeros casos de una forma de neumonía que a pocos días se determinó fue generada por coronavirus. Se descubrió posteriormente que la nueva enfermedad, denominada COVID-19, cuya alta propagación se da a través de pequeñas gotas de saliva, presentaba síntomas desde una simple congestión nasal hasta complicaciones respiratorias severas, que podrían conducir a la muerte. Para entonces, nadie imaginaba las repercusiones globales que significaría el brote originado, probablemente, en un mercado de aquella populosa ciudad asiática.

Al comienzo del siguiente año, el virus ya había burlado las fronteras chinas: se confirmaba oficialmente su presencia en Tailandia. Después de estos primeros contagios, el 30 de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS), pese a que el virus se seguía concentrando predominantemente en China, catalogó al brote como una situación de riesgo a nivel internacional. Los escenarios de emergencia que vaticinaba la OMS se hicieron realidad: a cinco meses de la declaración de riesgo mundial, el virus ya se encontraba en todos los continentes superando, a la mitad de julio, 13 millones de infectados, de los cuales murieron más de 570,000.

La pandemia provocada por el coronavirus trajo consigo cambios importantes en prácticamente todo el mundo: desde las restricciones en la convivencia, pasando por la disminución de la movilidad, hasta la desaceleración de las actividades económicas. Una de las medidas más utilizadas para tratar de detener el contagio ha sido el confinamiento en el hogar. De este modo, la actividad escolar presencial se detuvo: los planteles cerraron sus puertas ante el temor de ser lugares propicios para una propagación masiva. A mediados de marzo, la UNESCO calculó que alrededor de 1,500 millones de estudiantes de 190 países no estaban asistiendo a la escuela.

En México, el primer caso de COVID-19 se diagnosticó el 27 de febrero de 2020; en Colima, el 17 de marzo. En sintonía con la estrategia gubernamental denominada “Jornada Nacional de Sana Distancia”, cuyo propósito fue el establecimiento de medidas sanitarias para prevenir contagios, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, determinó un receso escolar extraordinario, del 20 de marzo al 20 de abril, aunque muchos gobiernos estatales, como el de Colima, decidieron adelantarse una semana. El aumento de casos de enfermos no hizo posible la reapertura de escuelas en la fecha esperada y, a partir de entonces, comenzó formalmente el programa Aprende en casa, que buscaba, por diferentes medios como el libro de texto, los programas televisivos o actividades diseñadas por los profesores, continuar con las tareas escolares desde el hogar de los estudiantes y maestros. Las escuelas no volvieron a abrirse durante el ciclo escolar 2019-2020.

Leer más…

Sábado bendito

Dentro de tanta desgracia (y algunos desgraciados), agosto y el fin de semana llegaron con buenas noticias, por lo menos en un pedacito del convulsionado mundo educativo.

Hoy recibimos las primeras pruebas del nuevo libro, Cuando enseñamos y aprendimos en casa. La pandemia en las escuelas de Colima. Ya estamos trabajando en la revisión, pues queremos una edición lo más cuidada posible, y regresarla el lunes para avanzar a las siguientes etapas. Ya encontré detalles que debemos corregir, así que me esperan largas horas de trabajo acucioso.

Hoy, por lo pronto, me abstuve de leer las noticias de COVID19, cortaré aquí la página de mi Diario y seguiré con la tarea un rato más.