Blog

Entradas con las etiquetas ‘Educación’

RENUNCIAR A LAS BECAS

La indigencia de las ofertas electorales en materia educativa es digna de la peor suerte para sus candidatos. La reducción de las promesas de campaña a becas, créditos, útiles escolares o uniformes es un fenómeno trascendente. Descubre una preocupante irrelevancia del tema en la construcción de los proyectos sociales y políticos. Probablemente también acuse ignorancia y flojera. Tampoco es inédito. Ha sido así y, todo indica, seguirá.

¿En qué cabezas brillantes se gestó la visión de que una sociedad próspera se erige sobre la base de despensas, vales, útiles escolares o becas, sin tocar la estructura que fabrica pobreza y pobres?

La política asistencialista es un viejo remedo de las peores expresiones populistas posteriores a la mitad del siglo pasado. Ya se ve que no han muerto y reviven con el aumento de las cifras de miseria y pobreza, pero apostar un proyecto de gobierno a dádivas gubernamentales como las citadas equivale, y no se dan cuenta los genios, a reconocer la imposibilidad de la solución estructural a los problemas sociales. Son la constatación de que los aspirantes a seguir gobernando, o a gobernarnos, están convencidos de que la pobreza tiene larga vida entre nosotros.

Este paquete de medida, en su estrechez, constituyen la firma de rendición ante los problemas históricos de pobreza, injusticia e impunidad.

Una sociedad genuinamente desarrollada (¿podemos, debemos en Colima aspirar a ella?) tendría que reducir, no elevar el número de becas; tendría que disminuir los vales de despensa y todo el recetario del estilo. ¿Por qué? Porque en una sociedad democrática y justa, todos los ciudadanos tienen ingresos suficientes para cubrir las necesidades elementales, y sólo en las situaciones excepcionales en que la disfunción del modelo económico lo impide, se aplican medidas de discriminación positiva.

Las promesas electorales pobres, insuficientes e ineficientes para transformar a las sociedades, no son la propuesta más edificante ni deseable. Tampoco deben ser la norma. ¿Se entenderá? ¿O ya renunciamos al futuro?

 

LOS RETOS EDUCATIVOS DE COLIMA. PARTE II

La semana anterior escribí los primeros cinco retos de un diagnóstico personal sobre la educación en Colima. Parten de dos consideraciones que conviene repetir: escuela no es sinónimo de educación; la educación ocurre en la escuela pero va más allá de los recintos escolares. Cuando señalo los problemas de la educación, por tanto, no los reduzco al aula, la escuela, maestros y alumnos.

La otra, es que Colima tiene indicadores mejores, en general, que el resto del país, pero sus condiciones podrían ser potenciadas con una transformación que convierta a la entidad en un punto de referencia por su pedagogía, centros educativos y buenas prácticas escolares.

Los primeros retos que advertí son el derecho incumplido para muchísimos mexicanos y colimenses a la buena educación, la expansión descontrolada de la enseñanza superior privada, la relevancia social y pedagógica de la educación, la necesidad de la participación social y el desequilibrio en las exigencias a la escuela. Aquí, otros cinco retos.

Leer más…

MAYO 5

Hoy envié mi segunda colaboración periodística dedicada a exponer los retos educativos que enfrenta Colima en los próximos años. Diez fueron los que seleccioné; cinco publicados la semana anterior, cinco hoy. Por mi ejercicio profesional, oficio y el proyecto de investigación en que ahora trabajo, podría enumerar otros, quizá de menor relevancia o impacto, pero quise llamar la atención sobre el tema con este listado, porque los discursos grandilocuentes tienden velos que impiden reconocer falencias y explotar potenciales.

Mi ánimo no es incordiar o ganarme enemistades. Ejerzo lo que considero la ciudadana y universitaria responsabilidad de aportar al conocimiento de una problemática, a su análisis abierto y, como consecuencia, a la solución de problemas desde el ámbito pedagógico.

Leer más…

VECINDADES POSITIVAS

La-patriaHoy cambié mi rol consuetudinario por el de paciente escucha. Mi jornada laboral matutina transcurrió en el Coloquio para la formación de una red académica sobre el estudio, rescate y conservación del libro escolar mexicano, convocado por la Facultad de Pedagogía.

Escuchamos ocho ponencias de temas heterogéneos, dentro del ámbito de los libros escolares. La principal, de Eckardt Fuchs, investigador de The Georg Eckert Institute for International Textbook Research, con sede en Braunchsweig, Alemania.

Muchas intervenciones para una mañana, a mi juicio. Quizá por eso no hubo espacio suficiente para el coloquio, para la conversación, pero fue una jornada intensa y fructífera.

No es un campo de estudio del que me considere siquiera aprendiz y no puedo emitir juicios finos sobre la calidad. Pero tengo la impresión de que hubo desniveles entre las participaciones. La mejor de todas, a mi juicio, la última, de la doctora Alexandra Pita, colega de la Universidad de Colima, quien disertó con tremenda autoridad sobre los antecedentes internacionales en el estudio de los manuales escolares.

Fue, como dije, una mañana estupenda, con aprendizajes valiosos. Quizá lo más relevante es la confirmación de que al lado de nosotros, en la facultad vecina, en otras instituciones siempre vamos a encontrar un colega del cual podemos aprender conocimientos y contagiarnos pasiones.

MANUAL PARA CANDIDATOS 3

pez-espada-de-manzanilloMe cuentan amigos del puerto sus impresiones en los primeros días de la campaña por la presidencia municipal. No me sorprenden algunas prácticas clientelares; sí, que las actitudes ciudadanas no cambien sustancialmente, y floten entre el miedo y la indolencia. Pero no es el tema, sino la oferta en materia educativa.

Sin consultarles expresamente, ellos se anticiparon: puntualmente detallaron qué ofrecen los candidatos con reales probabilidades de ganar la alcaldía. Les creo y a partir de ello juzgo, pero no quiero abusar del adjetivo despectivo, por eso eludiré la calificación.

No esperaba, sinceramente, ningún ofrecimiento fuera del estrecho programa que constituye el sentido común dominante en las políticas públicas. También ahorraré recitarlo.

Lo que realmente me interesa es puntualizar la inoperancia voluntaria de los municipios frente a la educación. Adviértase, además, que se falta al artículo tercero constitucional, que responsabiliza al Estado (federación, estados, municipios, dice literalmente) de procurar que la educación impartida tienda al desarrollo armónico de todas las facultades, etcétera. Es decir, educar es función de los municipios.

Leer más…