Blog

Entradas con las etiquetas ‘Municipios’

Municipios omisos en educación

Leo en distintos portales que se anunció la creación del Consejo Municipal de Seguridad Integral en la capital de Colima, acatando lo dispuesto en la ley estatal en la materia, aprobada durante el sexenio pasado. Leí también dicha ley.

El nombre del consejo tiene su “punch” y sería muy bienvenido si no pareciera pirotecnia política, puntadas inocuas. El consejo colimense lo conforman: el propio alcalde, presidente; un regidor, como vicepresidente; la síndica, el director de seguridad pública, la directora general del DIF municipal y una madre de familia.

El Consejo, según se informó: “realizará acciones de manera coordinada con los diferentes órdenes de gobierno, instituciones y agrupaciones civiles, para trabajar en temas de seguridad de los menores, dentro y fuera de sus centros educativos”.

La cosa pareciera sensata si no tuviera varios hoyos enormes. Aclaro: la crítica no tiene foco en el municipio, pues ellos cumplen disposiciones. Vuelvo a los huecos. Por un lado, es un consejo que procurará contribuir a la seguridad dentro y fuera de los centros educativos, pero en el organismo no están los centros educativos, esto es, la Secretaría de Educación, ni siquiera la directora o director de educación y cultura (o como se llame la oficina) del municipio, y tampoco están los maestros ni los directores de las escuelas de la jurisdicción, representados de alguna manera.

Respecto a la autoridad educativa estatal, ¿con quién se va a coordinar el municipio? La Secretaría de Educación es responsable y autoridad. Por otro lado, Si la ausencia de la máxima autoridad del estado es inadmisible, la de directores de escuelas y maestros no tiene explicación ni sentido. No se puede pretender cuidar a los niños con un trabajo serio, efectivo, responsable y no meramente demagógico sin la comunidad escolar.

Leer más…

BREVÍSIMO MANUAL PARA ALCALDES

El artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece: “Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; esta y la media superior serán obligatorias”.

En el inciso A de la fracción II se lee: “Será democrática (la educación) considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”.

El inciso C de la misma fracción afirma: “Contribuirá a la mejor convivencia humana, a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la diversidad cultural, la dignidad de las personas, la integridad de las familias, la convicción del interés general de la sociedad, los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de raza, de religión, de grupos, de sexos o de individuos”.

Otros párrafos del máximo ordenamiento podrían citarse para sustentar la idea que pretendo, pero bastan los transcritos para ilustrar el vacío que abrieron históricamente las autoridades municipales con respecto a sus obligaciones.

Leer más…

POR QUÉ NO EDUCAN LOS MUNICIPIOS

El 9 de octubre de 2012 publiqué este artículo que desempolvé de los archivos electrónicos para compartir de nuevo. Los ajustes son menores, por circunstancias del tiempo y afinación estilística. La preocupación de entonces, como ahora, es estructural, en una coyuntura que debería significar punto y aparte. Las lecciones de las urnas, es decir, de la ciudadanía fueron contundentes, pero temo que no estuvieron presentes algunos, los que ahora tendrían que soportar los cambios que la gente reclama.

El tema de mi artículo es el abandono de la función educativa por los gobiernos municipales. Y hace tres años, como ahora, regreso al punto, porque quienes gobernarán a la población colimense son partidos de colores distintos. Lo que está por verse es si también los estilos y sensibilidad.

El llamado es cada vez más urgente. Los municipios, con todo y su exigüidad financiera, no pueden seguir renunciando a la tarea (su obligación constitucional) de educar. ¿Tendremos que seguir repitiéndolo o aquí empezará a escribirse otra página?

Leer más…

LOS RETOS EDUCATIVOS DE COLIMA. PARTE II

La semana anterior escribí los primeros cinco retos de un diagnóstico personal sobre la educación en Colima. Parten de dos consideraciones que conviene repetir: escuela no es sinónimo de educación; la educación ocurre en la escuela pero va más allá de los recintos escolares. Cuando señalo los problemas de la educación, por tanto, no los reduzco al aula, la escuela, maestros y alumnos.

La otra, es que Colima tiene indicadores mejores, en general, que el resto del país, pero sus condiciones podrían ser potenciadas con una transformación que convierta a la entidad en un punto de referencia por su pedagogía, centros educativos y buenas prácticas escolares.

Los primeros retos que advertí son el derecho incumplido para muchísimos mexicanos y colimenses a la buena educación, la expansión descontrolada de la enseñanza superior privada, la relevancia social y pedagógica de la educación, la necesidad de la participación social y el desequilibrio en las exigencias a la escuela. Aquí, otros cinco retos.

Leer más…

MANUAL PARA CANDIDATOS 3

pez-espada-de-manzanilloMe cuentan amigos del puerto sus impresiones en los primeros días de la campaña por la presidencia municipal. No me sorprenden algunas prácticas clientelares; sí, que las actitudes ciudadanas no cambien sustancialmente, y floten entre el miedo y la indolencia. Pero no es el tema, sino la oferta en materia educativa.

Sin consultarles expresamente, ellos se anticiparon: puntualmente detallaron qué ofrecen los candidatos con reales probabilidades de ganar la alcaldía. Les creo y a partir de ello juzgo, pero no quiero abusar del adjetivo despectivo, por eso eludiré la calificación.

No esperaba, sinceramente, ningún ofrecimiento fuera del estrecho programa que constituye el sentido común dominante en las políticas públicas. También ahorraré recitarlo.

Lo que realmente me interesa es puntualizar la inoperancia voluntaria de los municipios frente a la educación. Adviértase, además, que se falta al artículo tercero constitucional, que responsabiliza al Estado (federación, estados, municipios, dice literalmente) de procurar que la educación impartida tienda al desarrollo armónico de todas las facultades, etcétera. Es decir, educar es función de los municipios.

Leer más…