Blog

Entradas con las etiquetas ‘Reforma’

A 95 AÑOS DE LA REFORMA DE CÓRDOBA

Un texto breve pero intenso, fechado el 21 de junio de 1918, dirigido a “los hombres libres de Sud América”, constituye uno de los más emblemáticos legados del siglo XX latinoamericano y de la juventud argentina, protagonista del movimiento que impulsó la Reforma Universitaria de Córdoba, punto y aparte en la historia de la universidad.

Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen, dice inicialmente el documento titulado “Manifiesto Liminar”, y en ese tono denuncian los hechos que acontecían en el panorama universitario cordobés y que desembocaron en una ilegal elección del rector de su Universidad Nacional.

Su descripción de las instituciones universitarias es una severa crítica social que produjo la pluma de un no tan joven llamado Deodoro Roca: “Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos –y lo que es peor aun- el lugar en donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. Las universidades han llegado a ser así el fiel reflejo de estas sociedades decadentes, que se empeñan en ofrecer el triste espectáculo de una inmovilidad senil”.

Leer más…

Reformas pendientes

Muchas reformas pendientes tiene el próximo presidente de la república, y no me refiero a la energética o fiscal. Hay otras, más radicales y urgentes, que permitan que la economía se supedite a la política, y la política a las necesidades sociales; que los mercados valgan menos que los valores humanos, que los pobres cuenten tanto o igual que las personas que más ganan. No es sencillo, lo confieso, pero sin esas transformaciones, este país seguirá lacerado por terribles asimetrías, injustas y peligrosas. Sin esas transformaciones, este país será una eterna promesa, permanentemente subdesarrollada, pese a su potencial.

Voy a decir una verdad repetida: este país necesita ser reinventado, y los jóvenes serán un buen punto de partida, no porque la juventud posea un certificado de pureza moral o infalibilidad intelectual, pero sí, porque los jóvenes sufren como nadie la falta de oportunidades de empleo, cuando nunca hubo tanta gente escolarizada.

El país tiene que construir cimientos sólido para el futuro. Los que ahora tenemos no observan un horizonte promisorio. Falta una idea también poderosa de nación, y en ello, la juventud es vital.

Es imposible no pensar en los llamados “ninis”, los jóvenes que no estudian ni trabajan, porque no quieren pero, sobre todo, porque no encuentran un empleo o sitio en las escuelas. El nuevo presidente de la república podría empezar en su estado, que hoy ocupa el primer sitio por el número de ninis.

Un país distinto, es decir, una sociedad más educada, sana, justa, próspera, democrática, no se construirá con discursos de campaña ni espectaculares en las calles. No será fácil la tarea y requerirá más de un sexenio, pero seis años bastan para trazar el rumbo, construir consensos y enfilarnos. O empezamos ya, o perdemos la mitad del siglo XXI.

Escucha la opinión

 

La agenda educativa básica

Con las diferencias que pudieran derivar de los modos personales, de los programas ideológicos y de las prioridades coyunturales, la agenda prioritaria de la educación en México está más o menos delineada. Amén de las genialidades que puedan ocurrírsele al secretario del ramo (ni tantas ni afortunadas en los años recientes), lo que no se puede dejar de hacer es evidente. Repaso breve.

El derecho a la educación es más un adorno discursivo que una práctica, más un adjetivo que un compromiso hecho realidad para la mayoría de los ciudadanos. Las cifras de analfabetismo, rezago, los ninis, la deserción y expulsión de la escuela son elocuentes: en México no estudian todos los que debieran, no todos los que estudian terminan y, con demasiada frecuencia, la educación para los afortunados es de mala calidad. Cumplir el derecho a la educación es la primera de todas las tareas para el gobierno de turno.

Leer más…

La agenda ineludible para el próximo sexenio

Con las diferencias de modos personales, programas ideológicos y prioridades momentáneas, la agenda de la educación en México está delineada para el futuro inmediato. Repaso las tareas que observo.

Primera. El derecho a la educación debe dejar de ser un adorno discursivo, para convertirse en práctica generalizada. Los millones de ninis y las cifras de analfabetismo, rezago, deserción y expulsión de la escuela son elocuentes: no estudian todos los que debieran, no todos los que estudian terminan y la enseñanza para los afortunados no siempre es de calidad. Cumplir el derecho a la educación es la primera de todas las obligaciones.

Leer más…

La agenda educativa: ¿nueva época?

La agenda pública está preñada de asuntos potencialmente capaces de modificar el panorama educativo nacional. Las decisiones recientes de los actores políticos integran ya un considerable volumen de temas dignos de máxima atención. Destacan, el decreto que hace obligatorio el bachillerato; aunque está acordado tiempo atrás, en la mesa están puestas, sin definiciones estructurales, las implicaciones que la medida tiene y tendrá en los próximos años en aspectos como el financiero o el reclutamiento y capacitación de los profesores que harán frente a la demanda esperable.

Un segundo tema es el de la evaluación universal de los docentes de educación básica. Candente e irresuelto aún, será parte de las negociaciones próximas entre el SNTE y la SEP, de cara a la revisión salarial. El pronóstico es reservado, pues en el ejercicio de fuerzas de los protagonistas llevarán el caso hasta las más altas esferas del poder político, en un escenario atravesado por las elecciones presidenciales.

Leer más…