Blog

Entradas con las etiquetas ‘Sistema educativo nacional’

¿Educar o castigar?

Mientras estudiaba a Paulo Freire con la guía de su discípulo, Miguel Escobar Guerrero, colombiano, leí casi todo lo que había escrito el prolífico educador pernambucano. Entre todos aquellos libros y textos que obtuvimos con el apoyo de Miguel, uno de los que dejó más honda huella fue “Esa escuela llamada vida”, un libro “hablado”, como les llamaba Freire, escrito con el teólogo Frei Betto después de largas conversaciones. Muchos pasajes de aquel libro me conmovieron, al grado que algunos podía recitarlos de memoria. Entre esos pasajes recuerdo a Frei Betto afirmando que había sufrido más los cuatro años del colegio secundario que los años en la cárcel. Allí está el dicho, en la página 87. La expresión y lo que aquello evocaba me resultó dolorosamente sugerente.

Después, en distintos momentos aparecieron en mis reflexiones las asociaciones entre la escuela y la cárcel. Recuerdo, por ejemplo, una visita a la escuela de mi pueblo donde cursé primaria y secundaria. Con el paso de los años era distinta, no para bien, y entre los cambios más visibles estaban aquellos que se habían hecho para asemejarla a una prisión: los muros eran más inaccesibles que antes, con rejas más firmes y cercadas por doquier; los colores sin vida, y las aulas totalmente enrejadas, tanto que con dificultad se apreciaría qué pasaba dentro de los salones.

Leer más…

La agenda educativa básica

Con las diferencias que pudieran derivar de los modos personales, de los programas ideológicos y de las prioridades coyunturales, la agenda prioritaria de la educación en México está más o menos delineada. Amén de las genialidades que puedan ocurrírsele al secretario del ramo (ni tantas ni afortunadas en los años recientes), lo que no se puede dejar de hacer es evidente. Repaso breve.

El derecho a la educación es más un adorno discursivo que una práctica, más un adjetivo que un compromiso hecho realidad para la mayoría de los ciudadanos. Las cifras de analfabetismo, rezago, los ninis, la deserción y expulsión de la escuela son elocuentes: en México no estudian todos los que debieran, no todos los que estudian terminan y, con demasiada frecuencia, la educación para los afortunados es de mala calidad. Cumplir el derecho a la educación es la primera de todas las tareas para el gobierno de turno.

Leer más…

La agenda educativa: ¿nueva época?

La agenda pública está preñada de asuntos potencialmente capaces de modificar el panorama educativo nacional. Las decisiones recientes de los actores políticos integran ya un considerable volumen de temas dignos de máxima atención. Destacan, el decreto que hace obligatorio el bachillerato; aunque está acordado tiempo atrás, en la mesa están puestas, sin definiciones estructurales, las implicaciones que la medida tiene y tendrá en los próximos años en aspectos como el financiero o el reclutamiento y capacitación de los profesores que harán frente a la demanda esperable.

Un segundo tema es el de la evaluación universal de los docentes de educación básica. Candente e irresuelto aún, será parte de las negociaciones próximas entre el SNTE y la SEP, de cara a la revisión salarial. El pronóstico es reservado, pues en el ejercicio de fuerzas de los protagonistas llevarán el caso hasta las más altas esferas del poder político, en un escenario atravesado por las elecciones presidenciales.

Leer más…

El reto del sistema educativo

Los retos del sistema educativo mexicano se resumen en uno: educar con calidad a todos. Pero no entendida la calidad como la satisfacción del cliente, ni como el acatamiento a normas técnicas o burocráticas. Tampoco, como es usual, con base en resultados alcanzados por los estudiantes en exámenes nacionales o internacionales. Porque la educación no es una empresa y porque su objetivo es la formación de ciudadanos, no su entrenamiento para los exámenes de opción múltiple.

Calidad, entonces, definida a partir de cinco atributos, comunes entre los expertos en el tema. Primero, con equidad: no hay educación de calidad en un sistema escolar si acceder a el y culminarlo es privilegio de algunos, normalmente aquellos ubicadas en los estratos medios y altos.

A la equidad su suma la eficiencia y la eficacia, para optimizar recursos y cumplir objetivos, para encontrar medios adecuados a los fines.

Pertinencia y relevancia son rasgos más de una educación con calidad, para atender necesidades sociales, preparar ciudadanos capaces de enfrentar la problemática social y propiciar todos los cambios posibles, en particular, el de cada persona: quizá la más trascendente de todas las funciones de la educación.

Educación de calidad así es imperativo ineludible. No es una disyuntiva. Es el único camino para la escuela. Menos de eso es inadmisible; es, debe ser una de las exigencias primordiales de la ciudadanía a sus candidatos y gobernantes.

En el mar de campañas iniciadas y las que están por llegar es un tema central: ¿escucharemos los mismos discursos y consignas, o encontraremos posturas frescas y esperanzadoras?

¿Será esta la ocasión de dar vuelta a la página de la historia o repetiremos los desaciertos del presente y del pasado?

Escucha la opinión

El estado de nuestra educación

Informes recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, conocida por sus siglas como OCDE, aportan elementos para diagnosticar la situación de la educación mexicana. Con base en dichos reportes la conclusión es desastrosa.

Leer más…