Blog

Entradas con las etiquetas ‘Zamba’

NIÑOS, EDUCACIÓN Y TELEVISIÓN

IMG_0957En tres meses, a sus recién cumplidos cuatro años, sin saber leer ni escribir, Juan Carlos,  niño de desarrollo normal, ya conoce más de la historia argentina que de la mexicana. Lo admito sin pena. El mérito es de la infancia y su naturaleza, abierta, flexible, relajada, sin temores. Obra de la curiosidad y la imaginación de los niños.

La televisión ha sido el vehículo de aprendizajes que no dejan de sorprenderme; quiero decir, un canal infantil de la televisión pública argentina administrado por el Ministerio de Educación: Pakapaka.

A través de José, a quien apodan Zamba, un niño de rasgos indígenas, originario de Clorinda (provincia de Formosa), y sus peculiares aventuras por la historia, Juan Carlos fue aprendiendo sin querer, ni buscarlo nosotros. De la mano de personajes como José de San Martín, “el niño que lo sabe todo” y el Capitán Realista, con invitados como Simón Bolívar, el doctor Ramón Carrillo, Manuel Belgrano, Florentino Ameghino, Atahualpa Yupanqui y alguna vez Frida Kahlo, los niños se divierten con capítulos bien ideados y hechos, con lenguaje apropiado e inteligente, sin concesiones bobas.

Juan Carlos canta con alegría mientras ve la televisión, cuando caminamos por la calles o a solas en su cuarto. Más de una vez me habla de la libertad, y fustiga, en sus palabras, a quienes no permiten hablar, reunirse, comprar libros o escuchar la música preferida, como enseña el capítulo que narra la dictadura argentina. El grito de batalla de San Martín, “seamos libres, que lo demás no importa nada”, es coreado por él y Mariana con naturalidad y frecuencia.

Está claro que no toda la educación a lo largo de la formación puede ser una calca de esta propuesta educativa del ministerio argentino, pero para los pequeños de su edad es una manera de conocer el país, sus luchas, su música, su riqueza. Y de sembrar la simiente del ciudadano con el tratamiento didáctico de temas como la dictadura, la democracia, la libertad, la defensa de la soberanía, la historia.

No quiero decir con esto que toda la televisión argentina es fantástica. Es verdad, también hay basura, pero tienen alternativas. Mirando los programas con Juan Carlos y con Mariana no podemos dejar de sentir envidia por estas opciones que tienen los niños argentinos, comparadas con las estupideces que tienen que consumir los niños mexicanos, condenados en su gran mayoría a una pobre oferta a la altura de las narices de los dueños de Televisa o TV Azteca.

Bueno, me dirán algunos, pero en México (como acá) pueden ver otros canales en televisión de paga, pero acá, y es el fondo, estoy hablando de la propuesta pedagógica del gobierno para educar a los niños a través del más poderoso medio que podrían disponer, además de la escuela y los maestros. Esa es la diferencia: un gobierno que también educa con buenas propuestas.