Diario 2019

Bendito insomnio

Posted by Juan Carlos Y√°√Īez Velazco

A la 1:26 abr√≠ los ojos y supe que el sue√Īo hab√≠a escapado por la ventana hacia la calle. El viernes me dorm√≠ temprano y y tal vez por eso el cuerpo, habituado a pocas horas de sue√Īo con la madrugada para el colegio de los ni√Īos, jug√≥ la broma. Me levant√© resignado. Decid√≠ no prepararme un caf√©, solo agua tibia, para volver a la cama dos horas m√°s tarde. Repas√© las tareas del fin de semana y regres√© al cap√≠tulo ajeno que corrijo para un libro en proceso. Me ilusiona la idea de terminar ese proyecto y ofrecer al mundo educativo colimense un libro que hoy no existe, uno que muestre la situaci√≥n del sistema escolar estatal. No de todos los aspectos, por supuesto, no cabr√≠an en un tomo, pero s√≠ de algunos, agrupados en torno a dos ejes: el derecho y la calidad de la educaci√≥n, que en realidad son uno, pues no se concreta el derecho si no es de calidad. Termin√© pronto de corregir aquel cap√≠tulo. El sue√Īo segu√≠a de fiesta en la noche silenciosa y fresca desde mi balc√≥n. La vigilia continu√≥.

Eleg√≠ comenzar la lectura de un libro: Zen en el arte de escribir, de Ray Bradbury. Me sorprendi√≥ gratamente su car√°cter √≠ntimo. Avanc√© veloz sobre las primeras 25 p√°ginas y solo me detuve para escribir estas l√≠neas a las 3:09. No s√© si dormir√© de nuevo, en todo caso, probablemente hoy bendiga la casi siempre odiosa compa√Ī√≠a del insomnio. En mi cabeza dan vuelta algunas de las ideas le√≠das: escribiendo uno recuerda que est√° vivo, y eso es un privilegio, no un derecho / escribir es una forma de supervivencia / uno tiene que mantenerse borracho de escritura, para que la realidad no nos destruya.

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.