Diario 2020

Un final distinto

Posted by Juan Carlos Y√°√Īez Velazco

Termin√≥ su velada con un amigo pasadas las 11 de la noche. Salieron juntos del bar, se despidieron en la puerta y tomaron cada uno su auto. La oscura soledad de las calles aleda√Īas simulaba un pueblo abandonado. El ruido del motor y las luces del tablero lo despertaron. Meti√≥ reversa y enfil√≥ hacia la avenida tambi√©n solitaria. Era jueves y el fr√≠o ten√≠a a todo mundo en casa temprano. Un marcador del tablero segu√≠a encendido. ¬°De nuevo la maldita llanta ponchada! Era la tercera o cuarta vez que se iluminaba y solo por un baj√≥n de aire en alguna de las ruedas traseras. Disminuy√≥ la velocidad y busc√≥ en su mapa la gasoliner√≠a m√°s pr√≥xima. Varios kil√≥metros tendr√≠a que manejar as√≠, con precauci√≥n y atento al ruido o el desequilibrio del auto. Solo las luces de la estaci√≥n le relajaron los dedos apretados al volante. Mientras pidi√≥ 20 litros de gasolina y servicio de aire, cogi√≥ el tel√©fono y escribi√≥ un mensaje. ¬ŅQu√© haces? ¬ŅD√≥nde est√°s? Le respondieron. Explic√≥ y de inmediato tuvo respuesta; en el otro lado tambi√©n estaba la destinataria en noche de bares: Esp√©rame una hora y voy contigo, la inflamos los dos. Y caritas felices adornando. Pens√≥ poco y respondi√≥. Es decir, no pens√≥. Dijo: No, estoy cansado, con palabras secas. Un sutil reproche de respuesta salt√≥: No deb√≠ buscarte, ley√≥ cuando ya mov√≠a el auto. Afil√≥ la respuesta rabiosa y no midi√≥. Ella solo quer√≠a estar con √©l, un par de horas, o menos, pasarlo juntos un rato, re√≠rse, tomar un whisky, mirarse a los ojos, algunos besos, abrazos, tequiero y hasta ma√Īana. Ah√≠, en las palabras escritas al calor de la estupidez tir√≥ por la borda la relaci√≥n prometedora que hab√≠a cre√≠do y creado un horizonte nuevo en su vida. Ella no lo busc√≥ m√°s y lo borr√≥ de sus cuentas de tel√©fono y twitter. Una noche que pudo ser de ensue√Īos y besos, una historia feliz, la cambi√≥ por la desolada soledad de un teclado g√©lido donde solo pueden escribirse palabras tristes y arrepentidas.

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.