Blog

MANUAL PARA CANDIDATOS

Las señales de irrelevancia de la educación difícilmente se esconden entre los discursos oficiales. En los vestigios de las peroratas se vislumbran desdén y no poca ignorancia. La suma es desalentadora.

Al régimen democrático lo posibilita un marco normativo adecuado, elecciones libres, medios informativos más o menos objetivos, partidos políticos y ciudadanos informados, alfabetizados políticamente. En casi todos los renglones tenemos déficit. En el último, encuentro balance peor. No se puede generalizar, pero las evidencias son abrumadoras; las consecuencias, funestas.

Una sociedad iletrada políticamente no contribuye a la democracia. Sus riesgos no son desdeñables: pueden conducir al imperio de la turba o la plutocracia, extremos indeseables.

A un mes del comienzo electoral en Colima, ningún candidato al gobierno del Estado ha dicho algo que demuestre cierta preponderancia del tema educativo, o que en sus equipos haya prioridad en ello. Es verdad que la candidata del PRD enunció un buen deseo, pero eso no lo eleva a una propuesta consistente. Probablemente piensan, como es común, que en Colima la educación no es un problema. Al punto regresaré en futura colaboración para apuntar un diagnóstico particular en la materia.

Leer más…

LEY DE DERECHOS DE LOS NIÑOS… ¡SIN NIÑOS!

La semana pasado se anunció en medios locales que el Congreso del Estado realizará un foro para (dice el editorial de El Comentario) “analizar, debatir y enriquecer el contenido de la Ley de los Derechos y Deberes de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Colima”. Loable, sin duda.

Sigo la nota: “La intención fundamental es homologar las disposiciones constitucionales y armonizarlas con la ley general aprobada por el Congreso de la Unión. El objetivo también es lograr que los menores de edad en la entidad tengan garantizado el pleno ejercicio de sus derechos”. ¡Veremos adelante si es congruente la propuesta con el objetivo!

Para el magnánimo fin están convocados casi todos los que deben participar: los DIF estatal y municipal, la Comisión estatal de derechos humanos, la procuraduría de defensa del menor, el consejo tutelar, distintas secretarías (Educación, Salud, Desarrollo Social, entre otras), y también la “sociedad civil”.

Casi todos, dije bien y reitero. Solo faltaron los más importantes. ¿Adivinaron? Pues sí: niñas, niños y adolescentes. Son los adultos, de nuevo, los que van a actualizar los derechos y deberes, negando el de participar y decidir ellos TAMBIÉN. ¡Fatal comienzo!

Leer más…

EDUCACIÓN Y NUEVO GOBIERNO EN COLIMA

Finlandia es reconocido en el mundo como uno de los mejores modelos educativos. Los resultados iniciales de la prueba PISA, Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, de la OCDE, sorprendieron y volcaron la mirada hacia el pequeño país nórdico. ¿Por qué habían obtenido tan altos resultados, cuando no se auguraba un desempeño notable, menos frente a los países poderosos?

Las exploraciones en el sistema educativo finlandés condujeron a las conclusiones que hoy son más o menos conocidas. Los resultados de los alumnos en la prueba PISA no eran sorprendente ni azarosos, sino la consecuencia de un movimiento global iniciado en el país décadas atrás. No fue un milagro de la escuela finlandesa, sino la conjunción de progresos en distintos ámbitos de la vida social, con la educación en un lugar preponderante. Su objetivo no fue, ni es, ser los mejores en la prueba PISA. No trabajaron para ello, no trabajan para mantenerlo. No es la meta.

Nuestro sistema educativo funciona en las antípodas, y sus resultados lo reflejan. Los programas nacionales de educación y las declaraciones gubernamentales, en buena medida, se reducen a la meta de elevar los puntajes de los exámenes como PISA o ENLACE. ¡Cómo si la educación tuviera el cometido de preparar a los alumnos para responder pruebas de opción múltiple! Las perversiones a que esta práctica da lugar están suficientemente documentadas en el mundo. ¡Hay que estudiarlas!

Leer más…

EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS EN MÉXICO

presentacin-del-estudio-sorry-el-aprendizaje-del-ingls-en-mxico-1-638A finales de enero “Mexicanos Primero” presentó su informe “Sorry. El aprendizaje del inglés en México”, sobre las políticas, condiciones, carencias y dificultades para la enseñanza y el aprendizaje del inglés en las escuelas públicas de educación básica, particularmente la secundaria.

El estudio es bienvenido. No hay otros tan sistemáticos ni amplios en un tema que la organización considera crucial para consumar el derecho a una educación de calidad. Aunque por los medios informativos se difundieron con cierta profusión los datos más escandalosos, quise esperar a que se publicara la versión completa para leerla y tener una opinión informada.

El reporte, que expone el estado crítico del tema a partir de datos construidos, tiene varias virtudes derivadas de su pertinencia y relevancia. Una de ellas me parece destacable: los capítulos iniciales sostienen que el aprendizaje del inglés (de cualquier materia) no está desligado de la problemática social, y que los condicionamientos del medio, si bien no son fatales o inmutables, obligan a políticas públicas y transformaciones para atender la diversidad en el vasto sistema escolar mexicano.

La postura se confirma en los hallazgos. Aprender más o menos inglés se correlaciona con niveles socioeconómicos de estudiantes y paterfamilias, aunque, en general, se aprende menos de lo esperable: poco, mal y tarde, aseveran contundentes los autores.

Leer más…

LOS BACHILLERATOS DE LA UNIVERSIDAD

Esta mañana leí en nota difundida por Twitter que cinco bachilleratos de la Universidad de Colima ingresaron al Sistema Nacional de Bachillerato. La noticia me produjo alegría genuina. De los 16 años que pasé en tareas de gestión académica institucional, la mitad los dediqué a la educación media superior y conservo recuerdos extraordinarios.

Los dos periodos del doctor Carlos Salazar Silva como rector fueron un lapso adecuado para emprender el proceso de transformación académica que llamamos “reforma académica del bachillerato”, en ámbitos tan disímbolos como el programa de Escuela de Padres, la modalidad semiescolarizada o la creación del Consejo Académico del Bachillerato, órgano de consulta conformado por todos los directores de los planteles, que sustentaba la toma de decisiones más participativas y discutía los temas y problemas acuciantes.

Fueron años desafiantes, por la escasez de recursos a nivel federal, que solamente la voluntad firme y la defensa a ultranza del rector nos permitió superar con imaginación y perseverancia. Las bibliotecas para bachilleratos, el mantenimiento de edificios, la labor de los maestros a través de academias y los programas de formación docente son ejemplos.

De aquellos años adquirí muchos de los aprendizajes que conservo y me parecen vigentes, sobre todo, lo que me dieron como motivación desde las comunidades académicas. Escuchar a los directores, visitar las escuelas, atender oportunamente los problemas o conocer a cada uno de los maestros y las materias que imparten reditúa siempre en la gestión.

Leer más…