SÚBDITOS O CIUDADANOS

Que a 93 años de creación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en México no sepamos cuántas escuelas existen (por tanto, cuántos maestros y alumnos) es vergonzoso. En realidad, podríamos encontrar otros calificativos justos y precisos, pero lo dejo en ese más inocuo.

Si no sabemos cuántas escuelas, alumnos y maestros hay en México, ¿qué son todos los anexos estadísticos e informes presidenciales?, ¿son cuentos chinos todos los datos que nos presentan?

Bonito el balance: para justificar sus proyectos los vendedores de reformas dicen que los alumnos no saben (en pruebas estandarizadas) y que los maestros no saben (en sus exámenes)… ¡pero la SEP tampoco sabe! Y no es la SEP de un sexenio o dos, es la SEP de varias décadas. Hay responsables, tienen nombres. ¿Otra vez: borrón y cuenta nueva?

Ah, pero que no me quieran vender el cuento que los de Televisa sí saben. ¿En qué vamos a basar el curriculum, en la programación cultural de la empresa? ¿Si tienen otro proyecto educativo, educativo en serio, por qué no lo hemos visto en todos sus canales? Al presidente de Televisión Azteca ya lo escuchamos en Colima y sobran los juicios.

¿Qué más nos falta por saber sobre la educación mexicana? ¿Hasta cuándo lo sabremos?

Eso no es propio de una sociedad democrática y de gobiernos que respetan a sus ciudadanos. Esperen, tengo una preguntita final: ¿súbditos o ciudadanos?

Comentarios

  1. Balvanero dice:

    Luchemos por formar ciudadanos…

Deja tu comentario