INFORME KLIKSBERG

Como prometí en la página del 10 de febrero, he dedicado media hora diaria a ver un capítulo del Informe Kliksberg, serie de 25 segmentos en su primera temporada, conducido por Bernardo Kliksberg para el canal argentino “Encuentro”. En ellos se abordan temas centrales desde la visión que sostiene el maestro de la Universidad de Buenos Aires, cuya biografía en su sitio web destaca lo siguiente:

Doctor en Ciencias Económicas, Asesor Internacional, científico social, reconocido mundialmente como fundador de una nueva disciplina, la Gerencia Social y como pionero de la “Ética para el Desarrollo”, el Capital Social y la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Sus obras (traducidas al ingles, chino, portugués, árabe, etc.), trabajos, asesorías, e investigaciones, aplican un enfoque interdisciplinario integrando los aportes de diversas Ciencias Sociales. Fue premiado por decenas de Universidades y Organizaciones del mundo por esta labor.

Los programas, hechos con información precisa, sin artilugios tecnológicos deslumbrantes, con imágenes sencillas y la voz pausada pero emotiva del conductor, nos documentan emocionalmente. Tocan la sensibilidad de quienes pensamos que es urgente otro mundo mejor; a quienes creemos que el otro también importa.

El capítulo que vi hoy está dedicado a Bután, un pequeño país que instauró un modelo de sociedad donde se pondera la felicidad de sus ciudadanos por encima de cualquier otro valor material o espiritual.

Cada capítulo inyecta optimismo y esperanza, invita a no cejar en la cotidiana lucha de hacer cada cual lo propio, en cada instante, para lograr el cometido de un mundo más humano, donde la felicidad de todos sea el objetivo más trascendente.

A la pregunta sobre la posibilidad de un mundo mejor, los programas responden con lecciones afirmativas, ejemplos distantes, diferentes, hechos por personas extraordinariamente sencillas pero generosas. Es posible ese mundo distinto porque existen quienes lo intentaron y lo hacen, lo sueñan y en pequeñas parcelas lo erigen tenazmente día a día.

 

Nota de pie de página

“Encuentro” es un canal televisivo del Ministerio de Educación, desde el cual se amplían los influjos educadores de los maestros y las escuelas. La comparación con nuestro país es inevitable. Y la rabia, tristeza e indignación, también.

Deja tu comentario