INICIOS FELICES

El inicio de año sonríe. ¿Augurio del porvenir?

Esta mañana leí un mensaje de AZ. Revista de Educación y Cultura. En mi carácter de miembro del consejo editorial me informan algunos números del balance anual: crecimiento de la revista y el portal. La expansión es notoria, y la buena noticia me alegra. Además, me enteran que el número mensual, primero del año, incluye artículo de mi autoría.

Hace pocos días recibí un par de ejemplares de la revista del Centro Universitario de los Valles en la Universidad de Guadalajara, en el cual se publica otro artículo mío. Tenerlo en las manos es gratificante.

Ambas noticias me regocijan. Y me seguirán alegrando por unas horas. He visto el número de la revista “Tecnología, Cultura y Patrimonio”, y ahora leo el ejemplar de la revista AZ. Una y otra vez los hojeo. Es un vicio efímero. Luego les busco el sitio correspondiente y doy vuelta a la página, en busca del nuevo proyecto. Pero comenzar así, con noticias estimulantes, es buen principio.

Remodelaciones sin modelo

He recorrido sin prisa las calles del centro de la ciudad donde vivo. Fueron remodeladas hace poco y su resultado mereció titulares en la prensa local y aplausos en redes sociales para el gobernante municipal. También celebro la intención de embellecer la ciudad, o una parte de ella, aunque las intenciones no siempre bastan. Es el caso, por lo menos desde mi punto de vista. Esperaba algo más espectacular, a tono con los elogios que, sinceramente, ahora me parecen desmesurados.

Mientras transitaba las calles busqué en la memoria cuánto costó la obra. No recordé la cifra. Tampoco la buscaré después. Le estoy dando vueltas a la idea de escribir sobre la presencia (quiero decir, ausencia) de las universidades públicas en las obras públicas de este tipo. Ya estoy cocinando algunos párrafos. Me servirán para el artículo periodístico semanal.

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario