Los exámenes y la muerte de la cultura

Leí esta mañana una entrevista estupenda del filósofo español Emilio Lledó, a propósito de la publicación de su más reciente libro: Sobre la educación. La necesidad de la Literatura y la vigencia de la Filosofía. Lo compré de inmediato en formato electrónico y me dispongo a leerlo a la brevedad. Seguramente volverán sus palabras a este Diario.

La entrevista, publicada en El País, no es reciente, pero apenas la cacé en Twitter. Fechada el 28 de marzo de 2018, tiene un título sugerente, imposible de omitir: El “asignaturismo”, hacer exámenes continuamente, es la muerte de la cultura.

Leí a Emilio Lledó por primera vez hace más de dos décadas, en una colección de revistas que editaba el ITAM y me regaló un dilecto amigo, Juan Carlos Geneyro, entonces profesor universitario invitado en Colima, una figura que, entre paréntesis, cada vez extraño más en el campus, porque solo se enriquece la cultura en el contacto con otros, especialmente con maestros que tienen un camino y son capaces de invitarte a recorrerlo e incitarte, por el ejemplo, a trazar el propio. Desde aquel primer artículo, en la revista Estudios, me deslumbró la inteligencia y agudeza del autor.

En la entrevista que ahora leí, Emilio Lledó repasa la experiencia docente más maravillosa de su larga carrera, mientras estaba en la Universidad alemana de Heidelberg y conoció a un grupo de obreros españoles iletrados a quienes propuso reunirse dos veces por mes.

Su vida, como su claridad nonagenaria, son una invitación a la perseverancia en una profesión sin par.

Gracias a Emilio Lledó por demostrarnos que es posible dedicarse una vida larga y entera a la apasionante tarea de enseñar y pensar.

Deja tu comentario