Artículos, Blog

Historias inesperadas

Posted by Juan Carlos Y√°√Īez Velazco

Nunca imaginé que escribiría un artículo sobre un Papa o de temas que rozaran la religión, pero la doble circunstancia de encontrarme en Argentina, en el más importante enclave jesuítico (no solo para este país sino para el sur del continente), y la designación del Papa en las fechas que corren, me invitaron a escribir estas líneas, basadas en mi lectura de la prensa impresa y en varias horas de televisión viendo programas especiales, noticieros y debates sobre el impacto y las implicaciones de la designación de Jorge Mario Bergoglio para la vida política nacional.

Quiz√° un hecho puede ilustrar la dimensi√≥n del tema para la sociedad argentina: esta ma√Īana, cuando fue entronizado Francisco, nueve canales de televisi√≥n transmit√≠an el acontecimiento del que, para muchos, ser√° el argentino m√°s universal de la historia. Antes y despu√©s cientos de horas transcurrieron y otras tantas faltar√°n en las pantallas y medios.

La noticia fue una sorpresa may√ļscula. Argentina es un pa√≠s cat√≥lico, pero con considerables poblaciones jud√≠as y musulmanas, y pocos se atrev√≠an a pronosticar que el cardenal de Buenos Aires ten√≠a posibilidades. ¬ŅY por qu√© no un Papa argentino? escuch√© preguntar a un comentarista de televisi√≥n. La respuesta fue un√°nime: burlas y risas en el propio estudio ¬°Pero sucedi√≥! Fue un Papa argentino, no europeo, americano, latinoamericano, de sangre italiana, como muchos en Argentina.

La noticia fue un remanso y un ca√Īonazo en el mundo pol√≠tico. Son de sobra conocidas las discrepancias entre Bergoglio y los Kirchner. Anoche dec√≠a un conductor de televisi√≥n, ir√≥nico: catorce veces rechaz√≥ Cristina Fern√°ndez una petici√≥n de audiencia hecha por Bergoglio, y hoy tuvo que recorrer 14 mil kil√≥metros para encontrarse con √©l. El Papa, magn√°nimo, respondi√≥ con guante blanco, interpretan algunos analistas, afirmando que est√° alejado de las miserias pol√≠ticas, y que su reino ya no es solo de este mundo pampero.

Entre los enemigos del kirchnerismo la noticia fue un b√°lsamo. Hasta el extremo, Jorge Rafael Videla, dictador acusado a 50 a√Īos por distintos delitos (robo de infantes, entre otros), llam√≥ en una revista espa√Īola a su compa√Īeros de batalla, sexagenarios ya, a un golpe de Estado contra la presidenta. Su proclama no encuentra eco ni aplausos, por fortuna. En el seno del kirchnerismo no fue simp√°tica la elecci√≥n. Los enfrentamientos requerir√°n de toda la sagacidad pol√≠tica de Cristina para armonizar sus filas frente a las elecciones intermedias y los problemas financieros del pa√≠s.

La reacciones siguen polarizadas y los medios, mucho m√°s abiertos que en M√©xico, exponen las distintas posturas, en edificante muestra de pluralidad y tolerancia. Las heridas siguen abiertas. N√©stor Kirchner lleg√≥ a decir que Bergoglio era la cabeza de sus opositores, y en tres a√Īos Cristina eludi√≥ el encuentro.

Bergoglio es cr√≠tico en temas sociales, como la pobreza o la explotaci√≥n, pero es conservador en otros, como el matrimonio ‚Äúigualitario‚ÄĚ o el aborto, donde fue cr√≠tico contra la propia derecha que gobierna Buenos Aires. Las sombras de duda, los cuestionamientos sobre su pasado durante la dictadura all√≠ est√°n, inamovibles. A las acusaciones de traici√≥n a los curas y¬† complicidad con la dictadura respondi√≥ este d√≠a Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia afirmando contundente: ‚ÄúM√°s all√° de que haya personas o alguien que est√© disconforme o diga que podr√≠a haber hecho esto o lo otro, lo cierto es que no hay absolutamente ninguna imputaci√≥n concreta. Es un hombre que no tiene absolutamente ninguna condena y eso es suficiente‚ÄĚ.

El tema ocup√≥ y copa todos los medios. Hasta la poderosa prensa deportiva sucumbi√≥ a la conocida afici√≥n del Papa por el equipo San Lorenzo de Almagro, fundado por el padre Lorenzo Massa en 1907, el club donde jugar√° baloncesto el padre de Bergoglio, un trabajador ferroviario. Esta ma√Īana vimos una gigantesca bandera de ‚Äúel cicl√≥n‚ÄĚ, como apodan al equipo, seguir al Papa mientras circulaba entre la multitud en la plaza del Vaticano. El domingo, nada m√°s, Bergoglio hab√≠a pedido que su club ganara; lo hicieron apenas, milagrosamente.

El Papa de todos, el Papa de la gente, el campe√≥n de los pobres, el Papa de la esperanza y el Papa del fin del mundo, son algunas de las expresiones corrientes para referirse al ‚ÄúPapa argentino‚ÄĚ. Frei Betto, te√≥logo brasile√Īo, fundador de la teolog√≠a de la liberaci√≥n y perseguido por la iglesia de Juan Pablo II y Benedicto XVI escribi√≥ recientemente en su blog: ‚ÄúCreo que el Papa tiene en mente una iglesia fuera de los palacios y de los s√≠mbolos del poder‚ÄĚ.

Quiz√° la se√Īal m√°s venturosa para los argentinos sea el fraternal encuentro entre la presidenta y el Papa. Pero la historia apenas est√° en los proleg√≥menos.

 

 

 

Related Post

4 thoughts on “Historias inesperadas

  1. Balvanero

    Hola Juan Carlos, interesante tu an√°lisis, me viene al recuerdo el texto que nos compartiste en el face de Leonardo Boff sobre el futuro Papa; cierto es que hay varios signos alentadores para quienes esperamos una Iglesia m√°s comprometida con el pueblo y menos con las esferas del poder, m√°s cercana a los pueblos y menos a los palacios, m√°s Madre y menos preocupada por el Dogma…

  2. Christian D. Renteria Garcia 2.-D

    Im really amazed by our new Papa.
    Lets hope hes fine.
    Everyone just get marked by this.
    Its another step.

  3. Christian D. Renteria Garcia 2.-D

    Im really amazed by our new Papa.
    Lets hope hes fine.
    Everyone just get marked by this.

  4. Edsel Barbosa 2"D"

    The way people make fun of the question
    of a pope because Arquentino, show disrespect
    they have towards other religions, and to choose one of the
    more serious dictators of Argentina as pope, I do not like
    the lot, but anyway.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.