Art铆culos, Blog

Presente y futuro de la Universidad

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

El viernes anterior, en la celebraci贸n de los 50 a帽os de El Comentario, el rector de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz, propuso al director y sus colaboradores realizar una reflexi贸n sobre el presente y, enfatiz贸, el futuro del peri贸dico.

Origen y horizonte obligan al an谩lisis. El peri贸dico, se record贸 en el auditorio Gregorio Macedo L贸pez de la Facultad de Letras y Comunicaci贸n, naci贸 contra las acechanzas gubernamentales en un momento de relaciones r铆spidas. Luego creci贸, ampli贸 funciones y es cuna de nuevos periodistas. Ahora, El Comentario debe cumplir su funci贸n p煤blica y pol铆tica, como medio informativo y, cuando las circunstancias lo exijan, convertirse en plataforma de argumentaci贸n racional defensora de la autonom铆a universitaria. Y la mejor manera de hacerlo es con un ejercicio period铆stico innovador, cr铆tico, universal y bien escrito, condici贸n primaria.

Veremos qu茅 resulta de la reflexi贸n que realice El Comentario, aunque en esta clase de proyectos tengo como hip贸tesis que lo genuinamente valioso es el proceso: qui茅n convoca, a qu茅, para qu茅, qui茅nes son convocados, c贸mo se delibera, a favor de qu茅 y contra qu茅. Conf铆o en que el cincuentenario sea punto de arranque de una etapa de mayor vigor. Cuando la defensa de la Universidad sea necesaria, ser谩 mejor tenerlo fuerte, cre铆ble, vivo.

En mi lectura del discurso rectoral aleteaba la idea de que la convocatoria implicaba a la Universidad completa. As铆 es. Por la tarde, en su discurso de ingreso al Seminario de Cultura Mexicana, corresponsal铆a Colima, el rector expuso una agenda a partir de la historia reciente y los elementos del contexto. No hay duda, el nuevo periodo rectoral es ocasi贸n para una disecci贸n profunda de la Universidad, sin tibiezas ni complacencias, que s贸lo favorecen mediocridad y simulaci贸n, cuando las f贸rmulas del pasado abundan en panteones.

Un diagn贸stico profundo y abarcativo es obligado. Imagino que lo tienen o cocinan. Por ser mi materia de estudio, tengo claras algunas coordenadas por donde transitar谩n las universidades en las pr贸ximas d茅cadas, en especial, nuestra Universidad: innovaci贸n en las carreras de licenciatura; los efectos de la jubilaci贸n masiva del personal acad茅mico, cuya consecuencias suelen ponderarse en la zona financiera, pero podr铆an hundir las acad茅micas por la descapitalizaci贸n cognitiva que arrastran; el peso del bachillerato es crucial en universidades como las de Colima, Guadalajara o la UNAM, por la cantidad de bachilleres que contin煤an hacia las facultades, en ese sentido, lo que se hace en la media superior, bien o mal, repercute en toda la instituci贸n.

Hay otras 谩reas estrat茅gicas: incursi贸n m谩s vigorosa en materia digital; desburocratizaci贸n y mejora sustancial de la gesti贸n; inclusi贸n social y democratizaci贸n de decisiones. El imperativo de la gratuidad no es menor, como tampoco, la exigencia de m谩s austeridad que le plante贸 la entonces candidata Claudia Sheinbaum a su alma mater, la UNAM. De este tema me ocupar茅 en otro momento, a partir del ejemplo del gobierno de Jalisco y la Universidad de Guadalajara.

En el sexenio actual la inversi贸n en educaci贸n est谩 estancada, aunque abunden jilgueros cantarines. Las cifras de la Secretar铆a de Educaci贸n P煤blica son elocuentes. No creci贸 el presupuesto, porque las prioridades no est谩n en el sistema educativo. No hay otros datos.

Las becas a los alumnos, bienvenidas, no resuelven uno solo de los problemas de equipamiento tecnol贸gico de las escuelas, tampoco sus condiciones materiales, o el m谩s cr铆tico eje de la formaci贸n docente en una instituci贸n que se dedica a la preparaci贸n de personas, pero que trabaja con profesionales que no estudiaron para el oficio docente. Ni hablar de las necesidades de contrataci贸n de nuevos profesores por jubilaciones o ampliaci贸n de matr铆cula.

Los desaf铆os para las universidades, para la de Colima, son monumentales. Lo fueron siempre, hoy crecen por tres factores: los resabios de la pandemia (p茅rdida de aprendizajes, obsolescencia de formas, disminuci贸n de la matr铆cula en el sistema); la aceleraci贸n cient铆fica y tecnol贸gica, con dos arietes que interpelan a las instituciones educativas, como la inteligencia artificial y la neurociencia, as铆 como el derecho humano a la educaci贸n superior y los rezagos en su cumplimiento.

Compromiso social, sentido de rumbo, trabajo colegiado, osad铆a y pr谩cticas innovadoras ser谩n indispensables para que la Universidad de Colima, a la mitad del siglo, sea m谩s vigorosa que nunca.

 

 

 

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.