Art铆culos, Blog

Violencia y escuelas

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

El viernes anterior fui entrevistado para un programa nocturno de radio; el tema: repercusiones de la violencia en el aprendizaje de los estudiantes. No es el m谩s recurrente en mis reflexiones, aunque el fantasma de las distintas violencias en el territorio de la escuela es motivo de alerta.

Quienes seguimos las noticias educativas estamos acostumbrados a que rebrote el asunto cuando hay sucesos fat铆dicos o escandalosos al interior de los centros escolares. Esta vez, la violencia en las calles de nuestras ciudades obliga a detenerse.

Durante quince minutos intent茅 transmitir tres ideas. Primero, que los afectados por la violencia social que circunda familias y escuelas son los estudiantes, pero tambi茅n los profesores. Ambos, alumnos y maestros, aprenden y ense帽an con la cabeza, el cuerpo y las emociones, que se alteran en situaciones de conmoci贸n social.

En segundo lugar, que la violencia ya estaba instalada alrededor de las escuelas. As铆 lo constatamos en 2018 cuando, desde el Instituto Nacional para la Evaluaci贸n de la Educaci贸n, conversamos con profesores de algunas instituciones para analizar el abandono escolar. En ese momento, en especial en Tecom谩n, nos contaban las vicisitudes de muchas familias v铆ctimas de la violencia que hab铆an dejado como secuela el abandono de los estudios. Es entendible. No creo que deba explicarse m谩s.

En tercer t茅rmino, que la violencia es una forma de relaci贸n social indeseable e inocultable, que debemos encarar convirti茅ndola en ocasi贸n para el aprendizaje. Dicho en lenguaje pedag贸gico: en contenido, para provocar reflexiones sobre convivencia, orden, civilizaci贸n, legalidad, respeto, normas o dignidad, entre otros prop贸sitos.

Como saben los maestros, el tema de la violencia no es novedoso. Est谩 vivo, luego duerme un poco, pero renace con intermitencia, como ahora. Hace d铆as un estudiante de secundaria en la Ciudad de M茅xico ingres贸 a su escuela con un arma y se lesion贸, por suerte, sin da帽os mayores. Entonces, la noticia se repiti贸 en los programas noticiosos.

Es enorme la lista de hechos violentos en escuelas mexicanas, europeas y, sobre todo, de Estados Unidos. Las lecciones parecen no aprenderse, mientras los da帽os resultan irreparables.

La violencia no es un problema que crea la escuela, aunque con frecuencia se ponga en el ojo p煤blico por el acoso escolar, pero es ella, la instituci贸n educativa, espacio imprescindible contra la barbarie.

Cuando se escribi贸 la Constituci贸n de la Organizaci贸n de las Naciones Unidas para la Educaci贸n, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), los redactores declararon en el primer p谩rrafo: 鈥減uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz鈥.

La declaraci贸n es una tarea civilizatoria y pedag贸gica. Es tambi茅n responsabilidad de los profesores, y el momento de actuar para tratar de lograr aquel cometido de la UNESCO: erigir la paz en las mentes y en los corazones de las mujeres y los hombres.

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.