Cuaderno 2023

Diario de campo

Posted by Juan Carlos Y√°√Īez Velazco

Ayer

El mi√©rcoles pas√© una parte de la ma√Īana en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. La sede es Ciudad Guzm√°n, un lugar especial en la cultura, como puede constatarse cuando leemos los nombres de sus hijos ilustres.

No conocía el llamado CUSur, aunque muchas veces he bordeado sus límites. Ahora lo desconozco menos, pero aprecio más.

Con la compa√Ī√≠a de Carlos Quintero, un excelente colega y amigo, quien tuvo la deferencia de invitarme a una conferencia, recorrimos parte del campus. Me impresion√≥ gratamente lo que observ√©: primero, por cronolog√≠a, la limpieza y la vitalidad de sus jardines, que observ√© antes que todo. Luego, sus instalaciones para las carreras de la salud, como enfermer√≠a, medicina y odontolog√≠a. En todo momento, la amabilidad de las personas, as√≠ como las posibilidades de colaboraci√≥n que esbozamos en el di√°logo con algunos directivos.

Ojalá podamos avanzar en ese camino tan indispensable para las universidades. Por lo que a mí respecta, la visita fue un momento agradable, por el ambiente durante la conferencia, y luego, al final, por una batería de preguntas y opiniones que me soltó una estudiante de Psicología, afuera del auditorio.

Como decía un muy estimado amigo: la universidad existe cuando un estudiante toma un contenido (un libro, un material, una pantalla, una conversación…), lo analiza y es capaz de producir algo inteligente, como opiniones y preguntas.

Hoy

Hoy por la tarde tengo un compromiso especial en mi facultad. Un grupo de estudiantes, coordinados por su maestra, X√≥chitl, me invitaron a la presentaci√≥n de mi libro ‚ÄúDiez ideas para cambiar la escuela‚ÄĚ. En la preparaci√≥n del encuentro, sabedor de que muchas de ellas hab√≠an le√≠do el libro, suger√≠ que m√°s que ir a hablar del texto, me gustar√≠a conversar con ellos, con ellas. Aceptaron y ma√Īana tendremos nuestro encuentro.

Después de participar en ese tipo de actos académicos, por libros propios y ajenos, a veces se desgasta la emoción, pero no es mi caso ahora, pues la situación es distinta. Más que un auditorio pasivo, que escucha y puede o no involucrarse, el invitado será el escucha y más interesado.

Escuchar preguntas y sugerir caminos para responderlas es, no tengo duda, la mejor forma de un encuentro entre estudiantes y maestros en carreras como la nuestra.

 

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.