LA REFORMA EDUCATIVA: EL ESPEJO FINLANDÉS

¿Por qué Finlandia, un pequeño país de cinco millones de habitantes, se convirtió en un sorprendente descubrimiento cuando se publicaron los primeros resultados de la famosa prueba PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes) de la OCDE?

En su libro El cambio educativo en Finlandia. ¿Qué puede aprender el mundo? (Buenos Aires, Paidós, 2013), Pasi Sahlberg expone las razones, condiciones y contextos que posibilitaron la construcción de un modelo a contracorriente de las modas y recetas universales, reconocido como uno de los sistemas más eficaces y calificado como “la cuarta vía” por algunos expertos.

Nadie recomendaría adoptar a ciegas las medidas de Finlandia, pero convendría analizar con detenimiento las lecciones de su experiencia. Dice Sahlberg, arquitecto de ese modelo, que la gran mayoría de sistemas o reformas actuales (como la mexicana) “se basa en la teoría errónea de que la calidad de los profesores se puede mejorar mediante un sistema de competencia por premios y con la aplicación de un modelo de gestión deficiente en el que cada uno se ocupa solamente de lo propio, rinde cuenta por sus resultados y compite por sus pares, creando de esta manera rivalidades, feudos, atrincheramiento y ningún incentivo para que los profesionales se ayuden entre sí… la remuneración basada en el desempeño enlaza la recompensa de los docentes con los resultados que estos obtienen en evaluaciones vergonzosamente diseñadas y de dudosa validez, y destruye el trabajo en equipo entre profesionales que, por el contrario, necesitan compartir sus conocimientos.”

Contra ese tipo de políticas, el país nórdico diseñó un modo distinto: “la cuarta vía tiene que ver con la inspiración, la innovación y la responsabilidad colectiva, y en este contexto la creación de capacidad se refiere al crecimiento y el desarrollo a través de la autogestión… la cuarta vía hace referencia a la toma de posesión y el desarrollo colectivo de una comunidad hacia sus propios fines y necesidades principales”.

Por supuesto, también confirma el viejo conocimiento de que la salud de la educación en un país no depende solo de las escuelas: “Finlandia también se destaca a nivel internacional por su alto desempeño en el comercio, la tecnología, el desarrollo sostenible, el buen gobierno y la prosperidad y, por tanto, plantea interesantes cuestiones acerca de la interdependencia entre la educación y otros sectores de la sociedad”.

Las diez razones del cambio educativo en Finlandia que expone Sahlberg se resumen fácilmente:

1. Tiene un sistema donde los jóvenes aprenden bien, las diferencias de rendimiento entre escuelas son pequeñas y con esfuerzos humanos razonables.

2. No ha sido siempre así.

3. La enseñanza es una profesión prestigiada. Muchos estudiantes aspiran a ser educadores por solo lo logra un grupo selecto de entre los mejores aspirantes.

4. Probablemente tienen el mejor sistema de formación docente del mundo.

5. Los educadores tienen un alto grado de autonomía profesional y políticas de desarrollo profesional diseñadas para progresar en la carrera.

6. Los que tienen la suerte de ser educadores, lo son de por vida.

7. Casi la mitad de los jóvenes de 16 años han pasado por atención especial, personalizada.

8. Los educadores enseñan menos tiempo y los estudiantes pasan menos tiempo estudiando, comparativamente con otros países.

9. No hay en las escuelas exámenes estandarizados, ni periodos de preparación o clases particulares.

10. Todos los factores de éxito parecen contrarios a los usuales en Estados Unidos y muchos otros países, en donde prevalece la competencia, la evaluación basada en rendición de cuentas, estandarización y privatización.

En un artículo de esta naturaleza, con esos elementos es suficiente para invitar a la reflexión (y la comparación cuidadosa) entre nuestras trompicadas reformas educativas y un modelo inspirador.

 

Comentarios

  1. arthur edwards dice:

    La lectura es tu fortaleza…y la debilidad de muchos que dirigen nuestro destino como país. Agradezco mucho la oportunidad de leer tu rico acervo de ideas!

  2. 1K David Alejandro Alvarado Villa dice:

    1.- Finland is a strong country in many aspects compared to Mexico in education.
    2.- In Mexico education it is not of high quality because on occasion the teacher are in the classroom only for wages instead of teaching.
    3.- The system of prize competitions to me personally will not solocionar earning problems I think it will get worse.
    4.- I want to travel to Finland

  3. 1E Christopher E. Velázquez C. dice:

    1-Many countries owe to follow this example
    2-México is very far of a system like that
    3-The teachers of México should love their profession
    4-The want is power

  4. 1k Francisco David Preciado Mendoza dice:

    1. Teachers in Finland are good, largely because of his knowledge impartation eh, but compared to other countries are very few, which makes them more united, I think the union is strength.
    2. Mexico is corruption in all areas, the teacher in mexico without offending the few who are good, I can say that only work because they have no alternative, and teach bad because they are not happy.
    3. I think teachers should have a common idea, a goal, and that is to improve Mexico through their students.
    4. We have more human quality to think about a better future for others.

  5. 1K Luis Armando Covarrubias Rincon dice:

    1.-wanted countries such as ours could copy something that is made in Finland
    2.-The fact that are so few inhabitants, I think that also influences their quality of education
    3.-I think point 7 is very important hopefully applies here
    4.-Follow the example of other countries not only in education, but in all sectors where things not be are doing well, it is very important

Deja tu comentario