Artículos, Blog, Cuaderno 2023

El libro infinito en 2023

Posted by Juan Carlos Y√°√Īez Velazco

Cuando le√≠ las primeras p√°ginas de El infinito en un junco, luego de varias rese√Īas, tom√© una decisi√≥n in√©dita [en mi vida]: leerlo s√≥lo en los viajes que tuviera durante el a√Īo. Era un albur. Dejar un libro durante semanas, o meses, podr√≠a significar el olvido entre todos aquellos que nunca terminamos, pero val√≠a la pena.

Hoy, 26 de diciembre, leí las páginas finales de esta obra maestra de Irene Vallejo, en un atardecer fresco, con los volcanes de nuestro estado vestidos de blanco, como manteles para la fiesta magna.

Confesado lo escrito, no tengo empacho en reconocer que fue el libro que m√°s tiempo prolongu√© en lectura. Los viajes escasearon; los que hubo, fueron breves e intensos. Pero El infinito en un junco me acompa√Ī√≥ en cada uno de los kil√≥metros recorridos lejos de casa. Viaj√≥ en autob√ļs, por los aires, en auto propio, en alguna lancha.

Lleg√≥ conmigo siempre, aunque ya se notan las huellas del peregrinaje. ¬°C√≥mo no! Estuvimos en la playa durante tres campamentos. En la monta√Īa aparec√≠a al lado de mi termo de caf√© por la ma√Īana o antes del atardecer fr√≠o. Durmi√≥ en hoteles de ciudad, en aviones, en vagones del metro, en caba√Īas o casas de campa√Īa. Fiel y silencioso, dispuesto a trasladarme al mundo m√°gico.

Se agota el a√Īo y constato que fue pr√≥digo en libros extraordinarios. Sum√© nuevos autores, ya entra√Īables, hu√©spedes de honor en mi biblioteca. Como Theodor Kallifatides, a quien le√≠ completo en espa√Īol y espero ansioso pr√≥ximos vol√ļmenes; entre par√©ntesis: recomendaci√≥n de Irene Vallejo, como Christopher Morley y La librer√≠a ambulante. Le√≠ a Amor Towles, a quien llegu√© por Kallifatides.

Estuvieron los escritores de siempre, por supuesto. Stefan Zweig o Joseph Conrad, por ejemplo. Tambi√©n una colecci√≥n de poemas esenciales, que procur√© leer uno cada semana, aunque no lo logr√© casi nunca, entre ellos: Pessoa, Whitman, Verlaine, Rimbaud, Tagore, Byron, Garc√≠a Montero, Gelman, Paz… Uno quiere leer m√°s, pero el reloj tiene las mismas horas y las ocupaciones a veces crecen.

El mapa en el itinerario es diverso. Libros l√ļdicos, como el diario de Juan Jos√© Millas (La vida a ratos), de Petros M√°rkaris o David Safier. P√°ginas profundas, reflexivas, como las de Martha C. Nussbaum o Philippe Meirieu. Autobiograf√≠as, como la de Salman Rusdhie. Momentos tristes hubo, como la partida de Nuccio Ordine o Milan Kundera.

Disfrut√© todas las p√°ginas, unas m√°s, es verdad. Pero ningunas, confieso, me provocaron tantas emociones como las √ļltimas que hoy cerr√© de El infinito en un junco.

En el balance final, pues, 2023 ha sido un a√Īo estupendo en materia lectora. Lo cuento sin presunci√≥n. 2024 me encontrar√° pertrechado.

¬°Gracias, en especial, a Do√Īa Irene, por estas historias a las que volver√© un d√≠a, sin prisa, con emoci√≥n infinita!

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.